Pequeña torre

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Pequeña torre

Mensaje por Andrew R. Márquez el Mar Jun 28, 2011 4:05 am

Estaba nervioso. Comenzó a subir los escalones con rapidez, ¿Y si Emma ya le estaba esperando? ¿Y si ya se había marchado luego de tanto esperar? Estuvo a punto de tropezar y volver rodando hasta la base de la pequeña torre. No podía dejar de pensar qué era aquello que Emma tenía que decirle, ¿Le ocurriría algo? ¿Querría terminar con él? ¿Theodore le había pillado de camino a su dormitorio la noche anterior y le había echo algo? Su mente trabajaba sin descanso. El lugar parecía estar completamente desierto, el corazón le latía con fuerza, ¿Y si aquello era una trampa? ¿Y si Emma había sido secuestrada y ahora le querían a él? No, aquello era demasiado, el colegio no podía estar tan inseguro ¿O si?.

-¡¿Emma?!-. Gritó al llegar a la habitación que había en el extremo de la torre. Todo yacía casi por completo en las penumbras a excepción del reflejo de luz que entraba por la pequeña ventana del lugar. Evidentemente era el primero en llegar, aquello sólo empeoraba las cosas, ya que le daba tiempo a seguir conjeturando en su mente. ¿Por qué todo parecía haberse puesto de cabeza? Pensándolo bien, no era nada raro, todo había ido demasiado bien, demasiado. ¿Porqué pensar sólo en cosas negativas? Quizá Emma sólo quería darle una sorpresa o algo por el estilo. Andrew pensaba que aquello era lo más probable, pero luego volvía a recordar el trazado apurado de la letra de la nota, el tamaño y los signos de admiración que le acompañaban. No era una buena señal, para nada.
Su mirada se perdió en la oscuridad, mientras deseaba escuchar su voz, tranquila y divertida, como siempre, como el día anterior.
avatar
Andrew R. Márquez
Sin empleo

Mensajes : 294
Fecha de inscripción : 19/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeña torre

Mensaje por Emma Jenssen el Mar Jun 28, 2011 9:22 am

No, no estaba bien. Tenía un nudo en el estomago que hacía que respirara con irregularidad, tenía la boca seca y sin embargo un montón de cosas por decir. Tenía las manos temblorosas, las cuales, en estos momentos, no serían capaces ni de sujetar un vaso, no al menos firmemente. Y sus piernas, sus piernas no la sujetarían por mucho mas tiempo.

¿Como todo podía haber cambiado en un segundo? ¿Como lo bueno podía haberse vuelto malo de golpe? Todo iba tan bien... Y sin embargo ahora, a partir de ahora todo cambiaría, y si a ella no le gustaban los cambios, ese todavía le gustaba menos. Era incapaz de aceptarlo, de poner una sonrisa como si no pasara nada y obedecer, era incapaz de hacer como si nada, era incapaz de rechazar lo que ahora había encontrado, era incapaz de decirle a Andrew lo que pasaba, incapaz de darle un abrazo, despedirse y decirle adiós. No podía, sencillamente no podía. Pero tenía que sacar las fuerzas necesarias para hacerlo, tenía que conseguir el valor para encontrar las palabras adecuadas, él tenía derecho a saber lo que ocurría, derecho a saber que a pesar que ella no quería estar ni un segundo sin él, tendrían que separarse. Y también, tenía que saber, que eso sería lo más doloroso que Emma haría nunca.

Salió disparada al recibir la nota del joven, no podía perder tiempo. Sus pasos eran rápidos, y no prestaba atención más que al camino que tenía que recorrer. Subió las escaleras con la misma rapidez y abrió la puerta de golpe, Andrew ya estaba allí. Lo miró, si, aquel era su chico, era el chico perfecto, el chico que la hacía sentir única y especial, era el único que la comprendía de verdad, y el único que realmente la conocía, ella podía sentirse ella misma con él en todo momento, y a su lado, las horas parecían minutos. Le quería, más de lo que se imaginaba.
Mostró una sonrisa, una vez mas se había dado cuenta de lo importante que Andrew R. Márquez era para ella. Y justo en aquel momento, las lagrimas empezaron a recorrer sus mejillas.
avatar
Emma Jenssen
Caeruleum de séptimo

Mensajes : 392
Fecha de inscripción : 04/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeña torre

Mensaje por Andrew R. Márquez el Jue Jun 30, 2011 3:27 am

Su mirada se perdía en el celeste cielo al otro lado de la ventana, sus sentimientos estaban hechos un lío, no sabía que pensar. Le habían pasado tantas cosas fantásticas en este tiempo, que casi no había notado lo mal que se veía el College. Cada día que pasaba era mayor la cantidad de alumnos que se marchaban, sus padres preferían que estén en casa o trasladarlos a otros colegios, antes que dejarlos allí. Parecía que habían pasado solo unos días desde que el había llegado, cuando Sydney había hecho volar sus pertenencias por doquier, peleando con Fox. Ahora ni si quiera sabía dónde estaba, hacía días que todo el lugar parecía desierto, nadie quería arriesgarse a andar sólo por ahí. ¿Cómo podrían haber ocurrido cambios tan drásticos en tan poco tiempo? Ahora Emma iba a darle una noticia, seguramente una que no le haría feliz.

Estaba aún sumido en sus pensamientos cuando la destartalada puerta de madera crujió al abrirse. Tardó varios segundos en reaccionar, al girarse, vio cómo Emma le observaba desde allí, como si él no fuera algo real. Verle sonreír era como sentir que todo volvía a la normalidad, de alguna manera, le tranquilizaba. No pudo evitar tener una leve esperanza de que todo aquello no era más que una grata sorpresa que le había preparado, sus deseos eran demasiado fuertes como para evitar aquella suposición. Sonrió levemente, mirándola.
Sus mínimas esperanzas se derrumbaron al ver como las lagrimas comenzaban a deslizarse por sus mejillas, su sonrisa se desvaneció de repente. Lo sabía, muy en su interior sabía qué era lo que iba a decirle. Miró una vez más por la ventana, una nube había ocultado su vista anterior.
Comenzó a caminar hacia ella, no quería mirarle a la cara, su corazón se destrozaría. Sin decir una palabra le abrazó con fuerza, sus ojos comenzaron a humedecerse. -Emma..-. Susurró.

avatar
Andrew R. Márquez
Sin empleo

Mensajes : 294
Fecha de inscripción : 19/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeña torre

Mensaje por Emma Jenssen el Jue Jun 30, 2011 2:54 pm

Sentir el abrazo de Andrew hizo que Emma se derrumbara, pensar que jamás volvería a estar a su lado, que no volvería a verle, y que no volvería a tenerle cerca hacía que el corazón se le rompiera en mil pedazos. Escuchar aquel susurro hizo que las lágrimas recorrieran sus mejillas sin poder retenerlas. Se sentía mal, realmente mal. No era capaz de afrontar todo aquello, no tenía fuerzas para hacerlo. Pero no tenía una alternativa.

Tenía tantas cosas que decir… Pero las palabras se negaban en salir. ¿Qué podía decirle? ¿Qué le echaría de menos? ¿Qué nunca se olvidaría de él? ¿Qué le quería y que era muy importante para ella? ¿Qué una parte de ella se había apagado al recibir la carta de sus padres? Si, quería explicarle todo eso, pero era incapaz. Era incapaz de despedirse de él. Incapaz de decirle adiós.

-Me gustaría que esto no acabara así…- Consiguió decir, pero su voz no era la misma, su voz mostraba dolor, decepción, miedo… No sabía que podía hacer para cambiar las cosas, se sentía impotente ante aquella situación y habría dado cualquier cosa para encontrar una manera, una solución a todo aquello.
avatar
Emma Jenssen
Caeruleum de séptimo

Mensajes : 392
Fecha de inscripción : 04/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeña torre

Mensaje por Andrew R. Márquez el Vie Jul 01, 2011 2:22 am

Continuaba abrazando con fuerza a Emma, no sabía que tenía que decir, no habría podido hablar aunque lo hubiera sabido, tenía un nudo que le sellaba la garganta por completo. ¿Por qué? ¿Por qué había tenido que ocurrir? La familia de Emma era de Londres, y considerando el horrible momento que Clevermont estaba pasando, era de esperar que le trasladasen. No entendía cómo no lo había considerado el día anterior, cuando habían hablado del tema con tanta naturalidad.
Todo se había terminado, perdería a Emma para siempre. Se mantendrían en contacto por un tiempo, pero poco a poco sus caminos iban a separarse por completo, ¿Y si no volvía a verla jamás? No podía ni siquiera imaginárselo.
Finalmente se separó un poco de ella, para poder mirarla, tenía que tranquilizarla, darle ánimos de alguna forma. Tenía que ser fuerte.
-Lo sé, a mi también. Emma, jamás quise a nadie como a ti y nunca voy a olvidarte, tienes que saberlo-. Le dio un beso lleno de ternura. Le dolía pensar que quizá ese era un beso de despedida. Entendía que era lo mejor, que ella estaría a salvo, lejos de las locuras del director, pero no podía aceptarlo, no todavía. Volvió a abrazarle. -Todo estará bien-. Dijo mientras varias lágrimas comenzaban a caer por su rostro.
avatar
Andrew R. Márquez
Sin empleo

Mensajes : 294
Fecha de inscripción : 19/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeña torre

Mensaje por Emma Jenssen el Vie Jul 01, 2011 3:34 pm

Se negaba a aceptar todo aquello. ¿Como podía sentirse tan vacía? ¿Como podía cambiar todo de tal forma? En tan poco tiempo... Se imaginaba los días sin Andrew. Empezó a pensar en todos aquellos instantes que le habría gustado parar, detener, para poder recordarlos siempre. Si, ahora se convertirían solo en eso, en recuerdos que se acabarían desvaneciendo.

Las lagrimas se seguían deslizando por sus mejillas, no podía parar de llorar, eso no solucionaba las cosas, pero no podía evitarlo. Sentía que una parte de ella se estaba apagando, una parte importante, muy importante. No se sentía capaz de despedir-se de Andrew, de decirle que se iba, decirle que no le vería mas, que le echaría de menos y que siempre le recordaría. Se negaba a pensar que eso estaba ocurriendo realmente, que se estaba despidiendo de él justo en aquel momento. Y se negaba a aceptar que las palabras siguieran sin salirle.

Andrew la besó con ternura, un beso tierno con gusto a despedida. La volvió ha abrazar y le dijo que todo estaría bien. No, no lo estaría. Le estaba mintiendo- ¿Como puede estar bien? No... Yo no...-Las palabras se le cortaban. Ella no podía estar bien, nada de todo aquello podía seguir así, tener un buen final si ella sentía tanto dolor. Pero no había nada que hacer, se había acabado, no podía luchar más, las letras de crédito ya habían aparecido y pronto, muy pronto, aparecería también la palabra: Fin.

Miró al joven a los ojos, y le besó- Andrew... Dime que esto es lo mejor, que me echarás de menos pero que me tengo que ir, que estarás bien, aunque eso sea mentira, y que yo también lo estaré, aunque eso no sea verdad. Dime que me quieres, y que nunca olvidarás todos los momentos que hemos pasado. Y cuando me hayas dicho todo eso... Dame un beso. Pero no me des un beso que signifique que nunca nos volveremos a ver, dame un beso que me demuestre lo mucho que me quieres- Dijo rompiendo en sollozos de nuevo.

Sin duda alguna, aquello era lo mas difícil que había echo nunca. Jamás había sentido ese dolor en su pecho, y dudaba que desapareciera en un par de días.
avatar
Emma Jenssen
Caeruleum de séptimo

Mensajes : 392
Fecha de inscripción : 04/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeña torre

Mensaje por Andrew R. Márquez el Sáb Jul 02, 2011 12:38 am

Emma parecía no tener consuelo y verle así le partía el corazón, ¿Qué rayos tenía que decirle? ¿Cómo iba a convencerla de que todo estaría bien si ni siquiera él se lo creía? Andrew perdía el rumbo, no sabía que decir ni que hacer, no tenía ni idea de qué era lo que le esperaba. Antes de Emma, él no había conocido nada sobre amor, jamás se había enamorado. El problema era que ahora tampoco sabía como enfrentar aquella despedida. ¿Cómo saldría adelante? ¿Qué se suponía que iba a hacer cuando ella ya no estuviera? Se despertaría, se vestiría rutinariamente, caminaría por los pasillos como si nada mientras varios alumnos le observaban como si le tuvieran lástima. De verdad, podía imaginarse de qué forma superaría eso. Tragó saliva, pero aún así no pudo deshacerse del nudo en la garganta. Volvió a mirarla fijamente. -Porque puede, debe ser así, debes estar a salvo. Sé que podrás soportarlo, ambos lo haremos. Iré a verte cuando quieras-. Sabía que eso no iba a ocurrir, no le dejarían, sus padres se pondrían a la defensiva con todo lo que estaba ocurriendo y encontrarían la excusa perfecta para impedirlo. Podrían contactarse por lechuzas. -Te escribiré cada día, lo prometo-. Finalizó.

Emma volvió a besarle, aquello le sorprendió un poco pero lo correspondió durante unos segundos. No estaba seguro de que fuera una buena idea, le sonaba a masoquismo o algo así, quería comenzar a alejarse de todas esas cosas que pronto perdería. Finalizó el beso con suavidad y le sonrió. De pronto ella comenzó a hablar, soltó todas las palabras que no habían querido salir con anterioridad. Analizó cada una de las instrucciones que le había dado. Sólo le pedía que garantizara que todo iba a estar bien, parecía sencillo pero, sin embargo, jamás le costaría tanto decirlo. Suspiró. -Sabes que ésto es lo mejor, que ambos estaremos bien, podremos superarlo. Sabes que te quiero más que a nadie y ni siquiera un hechizo serviría para que olvidara lo bien que lo pasamos juntos-. Y aunque se moría de ganas de besarla, no lo hizo. Le acarició suavemente la mejilla, secando las lagrimas que no cesaban.

Se pasó las manos por la cara, secando sus sollozos, no podía perder la compostura. Desvió la mirada por unos segundos a través de la ventana, ya no había movimientos en el jardín delantero del colegio.
avatar
Andrew R. Márquez
Sin empleo

Mensajes : 294
Fecha de inscripción : 19/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeña torre

Mensaje por Emma Jenssen el Sáb Jul 02, 2011 10:34 pm

No había nada más que hacer. Se había terminado. Todo llega un día a su fin, no? Nada es eterno… Pues el fin de aquella historia había llegado. Si, tenía que aceptarlo. Las lagrimas siguieron deslizándose por sus mejillas al dar-se cuenta que eso realmente era una despedida, se había calmado un poco, pero el dolor no había disminuido, sentía una presión en su pecho que era insoportable, y sentía también como algo atravesaba su corazón. ¿Cómo una persona puede llegar a ser tan importante para la otra? ¿Cómo en tan poco tiempo se había enamorado?

Andrew no la había besado, le había dicho que ambos lo superarían, pero que nadie haría que se olvidara de ella… ¡pero no la había besado! Quizá para no complicar más las cosas, ya era suficiente duro. Pero no pudo evitar que una parte de ella se decepcionara un poco, pues, se dio cuenta de que ya nunca más volvería a besarle y eso significaba que ya se habían dado su último beso, un beso que había sido dulce, pero con sabor a despedida. No quería que aquel fuera su último beso con Andrew, pero ya era tarde como para cambiar aquello.

Si, la hora de ir-se llegaba. Tenía las maletas preparadas, pues en cualquier momento alguien pasaría a recogerla para llevarla a Howarts- Bueno…-Dijo limpiándose con la manga del jersey las lagrimas que empapaban su cara. Tomó un poco de aire- Es hora de que me vaya…- En aquel momento comprendió, que esas, serían las palabras más difíciles de pronunciar de su vida. Y todavía, faltaba una, la peor, la que no sabía si sería capaz de sacar de su boca; Adiós.
avatar
Emma Jenssen
Caeruleum de séptimo

Mensajes : 392
Fecha de inscripción : 04/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeña torre

Mensaje por Andrew R. Márquez el Dom Jul 03, 2011 2:51 am

Las últimas palabras de Emma fueron como una puñalada en el estómago, sintió que le faltaba el aire por varios segundos, ¿YA? ¿Ya tenía que irse? No se le había ocurrido que tuviera que marcharse tan pronto, no podía de dejar de tomar ese momento como algo metafórico, no podía terminar de creérselo.
Le hubiera gustado desaparecer por completo, no quería vivir aquella de despedida, ni lo que seguía después. De pronto comenzaba a sentirse vacío.

-No se lo que voy a hacer sin ti-. Dijo apenas mirándola, no podía hacerlo sin perder el control. Le abrazó con fuerza por última vez. Pasaron algunos minutos hasta que volvió a separarse, una parte de él se resistía a soltarla, a dejarla ir. La otra, dominante sin embargo, sabía que era lo correcto. -Adiós, Emma-. Pronunció, a punto de quebrarse en mil pedazos. Observó por varios segundos cómo se alejaba, y luego volvió a apoyarse contra la ventana. Sus ojos comenzaron a soltar todo aquello que habían estado aguantándose. Estuvo allí sumido en sus pensamientos por un largo rato, y luego, ya convencido de que no había nada más que hacer, se marchó de allí.

avatar
Andrew R. Márquez
Sin empleo

Mensajes : 294
Fecha de inscripción : 19/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeña torre

Mensaje por Cassandra L. Gilbert el Vie Jul 15, 2011 8:36 pm

Tras hablar con Nicole el otro día, me había quedado con ganas de que me echara una mano en lo del director pero al parecer todo el mundo estaba ocupado últimamente. Cada vez que paseaba por algún sitio de este edificio lo hacía mirando a mi alrededor y en cuanto escuchaba alguna especie de ruido me entraba un escalofrío que hacía que los pelos de mis brazos y de mi cuello se erizaran; podríamos resumirlo en que tenía miedo de que el director vagara por alguno de los mismos pasillos que yo y que me asustara o que me ocurriese algo. De todas formas los últimos días habían sido realmente tranquilos. Después de hablar con Nicole me había ido a dormir y como estaba echa polvo no había tenido tiempo de tener pesadillas ni nada, al día siguiente había estado durmiendo hasta medio día y luego me había ido a dar una vuelta y en fin, el resto de días había sido mas de lo mismo. Solo hacía que pensar en todos mis amigos y en los desaparecidos, hacía semanas que no había llegado a mis oídos nada sobre ningún accidente y eso era, si no me equivocaba, bueno.
Empiezo a subir los escalones para llegar a mi habitación pero esta vez decido ir mas allá. Sigo subiendo y subiendo con el fin de llegar a la Pequeña Torre, donde todo empezó con Sebastian y donde pasé una de mis mejores noches. Tragando saliva paso por la puerta pesada que hay antes de llegar a la torre y con una sonrisa me siento cerca de la ventana, apoyando mis brazos en ésta y luego mi cabeza encima de éstos, suspirando sonoramente y viendo como caía el sol y como la brisa me acariciaba la cara.
avatar
Cassandra L. Gilbert
Smaragdium de séptimo

Mensajes : 514
Fecha de inscripción : 06/02/2011
Localización : Donde menos te lo esperas

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeña torre

Mensaje por Sebastian T.Aldrich el Dom Jul 17, 2011 1:55 pm

"Hacía días que no me paseaba por los lugares más extraños de Clevermont College, por toda la movida que se había generado sobre el director. ¿Qué demonios podría pasar más? El curso se estaba terminando, y el verano llegaba, y me tendría que separar de lo amigos que había hecho en el entrañable castillo, aunque seguramente me comunicaría con ellos, a través de Delos, mi lechuza. En Clevermont College, se podía apreciar ya, el ambiente crispante, de la llegada de las vacaciones, y la separación entre los conocidos. Y allí estaba yo, andando por el pasillo que daba a las escaleras de la pequeña torre, y me disponía a subirlas. tarde unos cuantos minutos, y me encontraba en la Pequeña Torre, y para sorpresa mía, allí se encontraba Cassandra, chica a la que conocía. _Hola.-Comenté bruscamente, y fui a sentarme a una ventana alejada a la suya. Y me puse a observar los terrenos de Clevermont College."

avatar
Sebastian T.Aldrich
Sin empleo

Mensajes : 204
Fecha de inscripción : 02/03/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeña torre

Mensaje por Cassandra L. Gilbert el Dom Jul 17, 2011 2:09 pm

Estaba sumida en mis pensamientos, encantada de las vistas que me ofrecía aquella ventana del Clevermont College y mucho mas contenta de que la brisa veraniega ya entrara por aquel lugar tan bonito que tanto me gustaba. La verdad es que, si me paraba a pensar, hacía muchísimo tiempo que me había encerrado en mi habitación y había mandado alguna que otra lechuza para poderme encontrar con Emma e incluso con Sebastian; con mi amiga si que me había encontrado pero las noticias que me había dado habían sido bastante duras de asimilar para mi y bueno, con Sebastian era ya un tema a parte que, sinceramente, lo veía ya demasiado perdido porque no había forma de que nos encontráramos y me daba la sensación de que él no se quería encontrar conmigo y ya como que el tema me superaba y había decidido pasar un poco de todo, esperar a ver si otra persona se podía hacer paso entre mi corazón y olvidar el pasado ya que éste me había olvidado a mi.
Escucho unos pasos tras de mi y decido no hacer caso, si la persona decidía saludarme bien y si no, tampoco era algo que me preocupara. Escucho una voz que me resulta familiar pero un poco mas grave que antes, era Sebastian. Me alegraba de verlo pero el no parecía que se alegrase de verme allí así que no iba a chuparle el culo porque nunca lo había echo con ningún chico. Simplemente le saludo.
-Buenas Sebastian
Le hago un gesto con la mano y sonrío de medio lado, volviendo a dirigir mi vista hacia el paisaje y pensando; ¿podría ser Sebastian tan rencoroso de no hablarme casi solo por que en aquel momento a mi no me gustaba?, ¿ahora los chicos solo querían relaciones y no eran capaces de tener una simple amistad?, todas esas preguntas y mas vagaban por mi cabecita.
avatar
Cassandra L. Gilbert
Smaragdium de séptimo

Mensajes : 514
Fecha de inscripción : 06/02/2011
Localización : Donde menos te lo esperas

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeña torre

Mensaje por Sebastian T.Aldrich el Dom Jul 17, 2011 4:04 pm

"Y allí me encontraba, en una de las ventanas de Clevermont college, pero la suerte o la casualidad hizo que en otra cercana estuviera Cassandra L.Gilbert, una chica de Smaragdium, con la que viví algunas buenas y agradables experiencias. ¿Iba a quedarme allí en una ventana amargado, pudiendo estar junto a Cassandra? Eso no lo sabía, andaba liado entre mis pensamientos, y tenía un alboroto de ideas. Me quedé unos minutos meditando, y decidí encaminarme hacia la ventana donde estaba la muchacha de Smaragdium. Me levanté de la repisa, andé suavemente hasta dónde estaba la chica, y me senté a su lado, sin querer molestar._¿Qué tal estás?.- La pregunté, siendo un poco amable, a la voz que se notaba un cierto malestar en mi voz. Hacía tiempo que no la veía. Tenía ganas de hacer una locura, y no podía resistir más a hacerla, tenía ganas de hacerla desde hacía mucho tiempo._ Cassandra, recibí tu carta, y me alegré mucho. Desde Wendy´s no te veo, y me quedé con ganas de decirte algo.- Paré unos segundos, y tomando fuerza, suspirando, terminé lo que tenía que decir._Me olvidé de decirte que te quería.-Y cuando hube terminado la frase, me acerqué a ella, rozando mis pequeños labios contra los suyos, dándole un suave beso, y esperando que ella, me cruzara la cara."
avatar
Sebastian T.Aldrich
Sin empleo

Mensajes : 204
Fecha de inscripción : 02/03/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeña torre

Mensaje por Cassandra L. Gilbert el Dom Jul 17, 2011 4:15 pm

Sebastian había cambiado, se le veía mas maduro y mucho mas mayor...el pelo le había crecido hasta que los rizos se apoderaban de su cabellos color avellana claro, su gesto era de más mayor y, su cuerpo, había cambiado mucho. Se notaba que ya era un chico con un año mas que yo y que ya estaba en quinto. La verdad, me fastidiaba mucho que se comportara de aquella manera tan inmadura, yo pensaba que ya pensaba de otra manera y que podría ser mucho mas maduro que antes pero...¿y si tal vez me esperaba demasiado de él? Esta sensación que estaba sintiendo era extraña. Sinceramente, me daba que estaba tan molesta de que no me hablara, que me estaba cegando a lo que realmente pensaba; simplemente el me encantaba el problema es que nunca había decidido abrir mi corazón y decirle lo que sentía. Me giro hacia el para hablarle, preguntarle como está, saber como le han ido las cosas y justo en ese momento me fijo en que estaba junto a mi, preguntándome como estaba. Una pequeña sonrisa se me escapa.
-Pues la verdad es que bien, no me puedo quejar
Atiendo a lo que me dice. Hacía un par de meses -o más-, que no nos veíamos y realmente es que lo echaba de menos pero...¿como se lo podría decir? No hizo falta decirle nada porque a los pocos segundos todo estaba dicho y además, echo. Escucho ese pequeño pero grande "...te quería" y una amplia sonrisa se dibuja en mis labios que segundos después están pegados a los suyos. Me quedo un poco parada pero le sigo el beso, posando mis brazos al rededor de su cuello y notando como el corazón casi se me salía del pecho. Cierro los ojos. Dejándome llevar por esa dulce sensación.
Cuando ya llevábamos unos segundos metidos de lleno en aquel beso, me separo levemente de el y agacho la mirada, tragando saliva. Estaba disfrutando en serio a su lado pero había algo por dentro que no me podía callar durante más tiempo, ese pensamiento me estaba matando de curiosidad.
-Sebastian...¿que pasó con Rocco?
avatar
Cassandra L. Gilbert
Smaragdium de séptimo

Mensajes : 514
Fecha de inscripción : 06/02/2011
Localización : Donde menos te lo esperas

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeña torre

Mensaje por Sebastian T.Aldrich el Dom Jul 17, 2011 11:22 pm

"Por primera vez, había besado a una chica. Realmente, mis labios se habían quedado con ganas de rozar más, los de Cassandra. Y no dudaría en acercarme a ella alguna vez más. La sacaba un año, pero ella había cambiado mucho, y se podía decir, que ya estaba en plena adolescencia, como yo. Había pasado de tener un sentimiento de odio-amor hacia Cassandra, a un sentimiento, de que ella era la chica perfecta para mí. Y volviendo a la realidad, yo estaba sentado junto a ella, en una repisa de una de las ventanas, situadas en la Pequeña Torre. Me pregunta sobre lo ocurrido con Rocco, y no puedo evitar porque mala cara, al preguntar sobre el chico Sthónecci, y no sobre como me encontraba._No creo que importe mucho, pero si lo quieres saber...-Hablé con un tono algo irónico. Y proseguí a contar mi hazaña._ Me lo encontré atrapado entre una Estatua y una pared, y le ayude a salir, pero perdió dos dedos, al conseguir escapar. Sólo es eso.-Y terminé mi frase. Cassandra, se encontraba frente a mí, con sus ojos mirando a los míos. No podía quedarme callado más tiempo._ Cassandra, tu me sigues gustando mucho, y quiero que me escribas este verano.- La pedí con carita de pena._Me sigues pareciendo muy guapa.-Comenté mientras la acariciaba con mi mano su moflete, y me acercaba besando otra voz sus labios, con un beso largo y dulce. Era mi mejor momento en Clevermont College, de ese curso."
avatar
Sebastian T.Aldrich
Sin empleo

Mensajes : 204
Fecha de inscripción : 02/03/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeña torre

Mensaje por Cassandra L. Gilbert el Lun Jul 18, 2011 12:06 am

Solo con haber nombrado el nombre de Rocco, ya me había fijado en que la cara de Sebastian había cambiado. ¿En serio se creía que Rocco me importaba mas que el? Que pronto pensaba las cosas y una vez mas, que pronto se equivocaba. Rocco me caía muy bien porque era amigo mío y sí, me había preocupado por el cuando había ido a St. Froilana pero realmente...lo que en realidad me había importado de aquel tema es que aquel día la profesora Galatea no hacía mas que decir que el, Sebastian, era el culpable de todo lo que le había ocurrido a Rocco y desde aquel día no había podido hablar con nadie sobre el tema y ahora que tenía el momento de hablarlo con el, que era el que había estado presente, no iba a perder la oportunidad. Paso mi mano delicadamente por su mejilla para que se diese cuenta de lo que realmente me importaba sobre la situación y sonrío demedio lado.
-Sebastian, coincidí después del accidente de Rocco con el, la profesora Galatea y un doctor en St. Froilana y la profesora no paraba de repetir que tu eras el culpable de lo sucedido y mientras Rocco decía que el director tenía algo que ver pero lo que me importaba era que hacías tu metido en el tema, como estabas y todo eso...hace mucho que no nos veíamos, ¿sabes? Además, ahora voy por los pasillos con miedo de que el director me aparezca por alguna esquina
Sonrío dulcemente al escuchar lo que me dice sobre escribirle y lo de que sigo siendo guapa para el. ¿Como le iba a decir yo ahora mismo que me gustaba? No sabía como expresar mis sentimientos porque nunca me había comportado de aquella manera. ¿Que me ocurría?, ¿Esto es a lo que se refería Emma cuando me hablaba de Andrew?
-No dudes en que te voy a escribir todos los días pero también quiero que tu me escribas a mi...Y por cierto, tu sigues estando igual de guapo...
Le guiño el ojo y le beso de nuevo, pasando mis manos por su cabello.
avatar
Cassandra L. Gilbert
Smaragdium de séptimo

Mensajes : 514
Fecha de inscripción : 06/02/2011
Localización : Donde menos te lo esperas

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeña torre

Mensaje por Sebastian T.Aldrich el Lun Jul 18, 2011 7:25 pm

"¿Qué me estaba pasando en aquel momento? Yo a Cassandra, nunca le había gustado, ¿habrías cambiado la situación? ¿O sólo Cassandra no se había dado cuenta de que la había besado por dos veces? Eso ahora mismo no importaba, ya que ella seguía con el temita de Rocco y sus deditos, lo cual me enfadaba mucho, ya que no se había interesado por mí en ningún momento. _No sé quien es el culpable, eso ya no importa nada en absoluto.-Comenté subiendo mis hombros, mostrando que ese tema ya estaba olvidado._ Y no te preocupes, no te va a pasar nada, mientras yo este en Clevermont College.-Terminé mostrando una sonrisa, ala vez que la miraba a sus ojos. Algo me comía el coco, ¿le gustaría a Cassandra? Tenía claro, que se lo tenía que preguntar,_ Cassandra, hace unos meses me rechazaste, porque no te gustaba. ¿Te gusto ahora?- Pregunté con curiosidad. _ Si no es así, mírame a los ojos, y dime que no, y podrás marcharte, para que no estés más incómoda.-Añadí con algo de descaro._Por cierto, me encantan tus labios.-Y terminé acomodándome con uno de los marcos de la ventana, pero antes reposando mis manos sobre sus mofletes, y besándola de nuevo."
avatar
Sebastian T.Aldrich
Sin empleo

Mensajes : 204
Fecha de inscripción : 02/03/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeña torre

Mensaje por Cassandra L. Gilbert el Lun Jul 18, 2011 10:56 pm

No sabía el porqué de que las palabras sobre el tema del miedo que me acababa de decir Sebastian, lo de que mientras que el estuviese en el Clevermont College no me iba a pasar nada, me hacían estar mucho más tranquila porque confiaba en el, confiaba en sus palabras pero simplemente porque me gustaba y era el chico que había esperado desde hace un largo tiempo. Escucho lo siguiente que me dice sobre si me gusta y arqueo una ceja negando con la cabeza y arrugando la frente; ¿¡en serio todavía no le había quedado claro, después de tantos besos, que me gustaba!? Ahora si que me estaba planteando que Sebastian no captaba los echos que estábamos viviendo. No se porque empiezo a reír un poco y veo como se aparta un poco de mi pero al segundo ya está otra vez besándome. Río un poco más volviendo a negar con la cabeza y trago saliva, acercándome hasta donde está él como puedo y le cojo la mano que más cerca tengo, sentándome sobre sus piernas con cuidado de no hacerle daño y posando mi mano libre en su mejilla, besándolo de la forma más tierna que podía. ¿Ahora le quedaría claro que si que me gustaba o tendría que poner un cartel gigante en el cual pusiese todo lo que sentía por el? Por si acaso separo mis labios de los suyos y los acerco a su oreja, susurrándole con la voz mas dulce y cariñosa que puedo.
-Sí, si que me gustas y aunque te rechazara en su momento, era porque no sabía lo que tenía hasta que te perdí durante un tiempo. Me preguntaba todo el rato donde estabas, como, que estarías haciendo e incluso con quien lo estarías haciendo...
Respiro el olor de su pelo y me separo de su oreja, pegando mi frente a la suya durante unos segundos y besándolo tras aquella acción.
avatar
Cassandra L. Gilbert
Smaragdium de séptimo

Mensajes : 514
Fecha de inscripción : 06/02/2011
Localización : Donde menos te lo esperas

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeña torre

Mensaje por Sebastian T.Aldrich el Miér Jul 20, 2011 8:43 pm

"¿Enserio a Cassandra le gustaba, o me iba a rechazar en algún momento como en el encuentro que tuvimos en Wendy´s? Continuamente sus labios, estando chocando contra los míos. Unos besos más suaves, otros muy largos, u otros muy tiernos. Había de todo tipo. Ahora, ¿Cassandra y yo seríamos algo más que amigos? Andaba algo liado por eso, y no dudé en preguntárselo a Cassandra. _Oye, pero ahora seguiremos siendo amigos, novios o qué.- Cuestioné, sabiendo que ella se lo tomaría a cachondeo, la pregunta. Y volvíamos a la misma acción de siempre, cuando nuestros labios volvían a juntarse, y me parecía que Cassandra y yo, no nos cansábamos de repetir el movimiento. Ella se había sentado, en mis piernas, y se había puesto a susurrarme cosas bonitas al oído, y no podía evitar sonreír al escucharlas, e incluso se había sincerado conmigo, dándome después el beso más tierno, de los que me había dado hasta ahora. Después, la abrazo, me acerco a su oreja izquierda, y la susurro al igual que ella lo ha hecho en una de mis orejas._ Cassandra, me vas a desgastar los labios, y no me podrás dar más besos. Ten cuidado.-Y río un poco por lo bajo, apoyando mi cabeza contra el marco de la ventana, mirando al horizonte, y pensando que ninguna tarde como esa, la había vivido en Clevermont College."
avatar
Sebastian T.Aldrich
Sin empleo

Mensajes : 204
Fecha de inscripción : 02/03/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeña torre

Mensaje por Cassandra L. Gilbert el Dom Jul 24, 2011 6:11 pm

¿Que mas daba lo que fuésemos? Me parecía que Sebastian se estaba preocupado demasiado por como nos viesen los demás, por como nos llamaran...me daba la sensación de que se estaba preocupando demasiado por cosas que eran una chorrada. No importaba lo que éramos en ese momento, solo importaba lo que estaba pasando entre nosotros y lo que significada tal cosa en nuestro interior. Para mi esto era un gran cambio porque nunca me había gustado nadie. A ver, no podía jurarle a nadie que estaba enamorada de Sebastian pero si lo quería, lo apreciaba mas que nada. Por ahora decido no contestar a la pregunta que me acababa de hacer pero me separo un poco de el, arrugando la nariz levemente y suspirando un poco por lo bajo, para que el no se percatara del gesto que acababa de hacer. Me aparto el cabello de la cara, poniéndomelo detrás de la oreja y trago saliva. ¿Porque para el era tan importante el que éramos?. Tal vez es que no se daba cuenta de que eso a mi no me importaba pero no sé, había algo que no iba a dejar en el aire.
-Sebastian, ¿que mas da como lo llamemos? Lo que importa es lo que sea para nosotros...No hace falta ponerle nombres a como nos sentimos y a lo que hacemos
Me encojo de hombros y luego sonrío divertida al escuchar el comentario sobre que le iba a desgastar los labios. Sinceramente eso era algo imposible porque estaba claro que sus labios no se iban a acabar nunca pero de todas formas decido sonreír de lado y sentarme junto a el, apoyando mi cabeza en su hombro y mirando hacia delante, pensativa.
avatar
Cassandra L. Gilbert
Smaragdium de séptimo

Mensajes : 514
Fecha de inscripción : 06/02/2011
Localización : Donde menos te lo esperas

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeña torre

Mensaje por Sebastian T.Aldrich el Dom Jul 24, 2011 11:34 pm

"¿Era muy extraño, que preguntara que eramos a partir de ahora, después de todos los besos que nos habíamos estado dando? Para Cassandra, parecía que sí. No sé si era casualidad, pero la muchacha, parecía reprochármelo otra vez. Habría quedado como un tonto, arrogante, y yo no era nada de eso, además de que Cassandra, pensaría, que solamente me importaba lo que pensaran los demás, y eso para mí, era una gilipollez, ya que solamente me importaba ella, ella sola, nada más en Clevermont College. Tal vez, estaba enamorado de Cassandra, ese no era el momento de desvelar mis pensamientos más sentimentales o personales, ¿Se podría decir así? Escucho sus palabras, y no puedo evitar alzar una de mis cejas, dando a conocer a Cassandra, que no estaba muy conforme con lo que decía, pero tendría que aceptarlo. Pero no me quedaría callado._Aunque esté algo en contra de lo que tu dices, hay cosas en las que estoy de acuerdo contigo. Creo que ahora mismo eres lo más importante que tengo en Clevermont College.- Terminé la frase, y no tardé ni veinte segundos, en cogerla de las manos, y darle el beso más tierno y largo, que la había dado hasta ahora._Te quiero, Cassandra.- Y la abrazé con todas mis fuerzas, esperando que ella me besara, ya que me encantaba que me besara."
avatar
Sebastian T.Aldrich
Sin empleo

Mensajes : 204
Fecha de inscripción : 02/03/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeña torre

Mensaje por Cassandra L. Gilbert el Miér Jul 27, 2011 2:04 pm

No se le veía muy convencido de lo que yo dijese, no lo veía feliz por que yo me preocupara mucho mas por el y por mi solamente. No sabía porque tenía aquella extraña sensación de que seguía algo incómodo por aquel tema. A ver, no le leía la mente ni nada por el estilo así que no podía afirmar al cien por cien que lo que yo pensaba sería cierto pero si que lo conocía lo suficientemente bien como para saber si estaba de acuerdo conmigo en algo o si no lo estaba. Su mirada me decía como se sentía el realmente y no me daba la razón como a los locos. Suspiro un poco procurando que no me escuchara y luego veo como enarca una ceja, sabiendo al segundo que me iba a decir algo. Nunca se quedaba callado cuando tenía que decir las cosas a la cara, tenía valor pero de vez en cuando decía cosas que no venían al tema. De todas formas me daba la sensación de que este tema era importante para el y no se iba a poner a bromear. Encojo mis hombros cuando me dice lo que opina y cuando me coge las manos se las cojo también, acercando mi cara a la suya y notando como el me besaba con mucha ternura. Cuando nos separamos sonrío de lado aunque me quedo un poco extrañada cuando em dice "Te quiero". Sonrío de nuevo para que no se piense nada raro y le abrazo con fuerza.
avatar
Cassandra L. Gilbert
Smaragdium de séptimo

Mensajes : 514
Fecha de inscripción : 06/02/2011
Localización : Donde menos te lo esperas

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeña torre

Mensaje por Démian A. Ephram el Miér Ago 29, 2012 4:52 am

Si algo resultaba imprescindible en la vida estrepitosa que encarnaba Démian Ephram era el desarrollo de hábitos que lo ayudaran en la difícil misión de mantener diariamente a raya su humor demasiado irascible, asegurándose así que cualquier distracción dejase, sino contento, lo suficientemente tranquilo como para descansar de sí mismo por un par de horas. Y en Hogwarts habrían de quedar enterradas muchas de esas costumbres que ya se habían vuelto necesarias, por lo que desde el primer día en aquella nueva academia se había hecho cargo de acomodar esas pequeñas actividades a las disposiciones que el nuevo escenario le ofrecía.

Una de aquellas rutinas que frecuentaba entonces eran sus visitas a la torre de astronomía. La torre que cumplía en Clevermont la misma función bajo ninguna perspectiva podía compararse con su destruido símil en Hogwarts, sin embargo había otras cosas que invitaban a Ephram a valorar positivamente ese espacio, como los ventanales que por escasos segundos lo llevaban a percibir que se hallaba en la cima de todo, y de todos. Tal vez sería esa experiencia la que lo llevara a incluir este lugar en su lista de recorridos cotidianos, y en particular, la causa por la que aquella tarde se había propuesto visitarlo nuevamente.

Porque en aquellos momentos que no se ocupaba de vigilar sigilosamente a su hermana, siempre hacía falta olvidarse un poco del mundo y la alianza perversa que mantenía con el destino. Cada vez que como ahora se detenía a observar los terrenos interminables a través del cristal, se repetía esa idea recurrente y absurda que de adquirir alguna vez el destino la forma de una persona, no se lo pensaría dos veces antes de desfigurarle el rostro.
avatar
Démian A. Ephram
Trabajador del Ministerio

Mensajes : 425
Fecha de inscripción : 27/08/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeña torre

Mensaje por Lilith S. Vanni el Jue Ago 30, 2012 2:31 am

Un día más de verano, entre las mismas cuatro paredes que ayer y anteayer, encerrada. Aquella que ya se había convertido en mi cárcel particular llamada Clevermont College solo hacía que me sintiera cada vez más cohibida y pequeña en el mundo. Esperaba que el calor y los días veraniegos en los que todos podíamos salir donde nos apeteciera pasaran para dar paso a una agenda apretada y con muchas cosas que hacer. No quiero confundir el final del verano con las ganas de que lleguen las clases porque básicamente en las dos temporadas hago lo mismo; nada. Lo que me apetecía era que el invierno volviera, con sus tempestades, sus lluvias y lo más importante, el frío. Muchos de mis compañeros prefieren el calor y el bochorno, pero yo siempre me había sentido más identificada con aquella estación llena de frialdad y capas de ropa.

Aquel día me había propuesto acudir a cualquiera de los lugares menos habitados y solitarios de todo el edificio. Entre tanta multitud de gente metida en el mismo lugar, era muy difícil encontrar algún sitio en el que alguien como yo podría sentirse a gusto sin recibir la asquerosa molestia de cualquiera de los habitantes del College. Quería un sitio para mi, un sitio en el que sentirme identificada y poder hacer lo que mejor se me daba, ignorar al resto del mundo y aislarme de una manera un tanto exagerada. Como no me gustaba la gente en general, prefería sitios silenciosos y que una persona normal podría pasar por alto. Uno de mis lugares favoritos de todo este sitio era sin duda la pequeña torre, solamente por el hecho de que me recordaba a ciertos lugares de Hogwarts, mi antiguo hogar. Echaba de menos cada uno de los pasillos de aquel castillo pero ahora solo podía agradecer el hecho de haber sobrevivido a tal desastre.

Cuando abrí de golpe la puerta de la pequeña torre, haciendo que cualquier cosa que estuviera allí dentro saliera asustada, divisé al final de la sala, entre los rayos de luz provenientes de uno de los ventanales, una figura que me resultaba demasiado familiar. Pocas cosas en el Clevermont me resultaban familiares pero las que lo conseguían eran sin duda cosas que valía la pena recordar. Alcé una ceja con el labio torcido y carraspeé mi garganta. Con pasos sigilosos y acordes con mi actitud frívola constante me acerqué a aquella figura.-
¿Tú por aquí, Ephram?.-El destino me acababa de hacer una jugarreta de la que se arrepentiría con el paso del tiempo. Hacía tanto tiempo que no veía a Démian que en mi mente no sabía si quería o no volver a verlo. Era una de las pocas cosas que realmente me paraba a pensar con el mínimo detalle. Solté una risilla burlona, sabiendo que con aquellas palabras acababa de empezar algo que ya era inevitable parar.
avatar
Lilith S. Vanni
Phoenîceum de sexto

Mensajes : 244
Fecha de inscripción : 04/09/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeña torre

Mensaje por Démian A. Ephram el Jue Ago 30, 2012 4:59 am

Un suspiro de agotamiento se mezcló de pronto con una femenina voz que a sus espaldas parecía pronunciar su apellido. No tuvo necesidad de voltearse para comprobar de quién se trataba. Una voz como esa, desdeñosa y áspera a la vez que inaceptablemente excitante no podía olvidarse con facilidad... mucho menos cuando se llevara más de un par de meses intentando rehuirla a toda costa para desterrar al fin de su mente el recuerdo del último encuentro entre ambos.

Y descubrir ahora que sin haberlo previsto siquiera volvía a tropezar con la tentadora e insoportable naturaleza de Vanni, no podía menos que desplazarlo a un inequívoco estado de molestia consigo mismo y contra la causante de aquel dilema que siquiera debió haberse originado alguna vez. Lo ponía de un humor terrible el no conseguir arrancarse de la cabeza las ansias que su presencia lograba despertar.

Yo por aquí —masculló con una molestia que para nadie hubiera podido pasar desapercibida. Hasta ese momento su mirada se había mantenido fija en el cristal y todo el paisaje que dejaba a la vista, pero se volvió de un instante a otro hacia la muchacha, señalando la puerta de salida con un énfasis imperativo—. Y tú por allá, Vanni. Aquí ya está ocupado.
avatar
Démian A. Ephram
Trabajador del Ministerio

Mensajes : 425
Fecha de inscripción : 27/08/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeña torre

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.