Balcones Internos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Balcones Internos

Mensaje por Statue of Liberty el Mar Abr 03, 2012 9:42 pm





Balcones Internos




Cercanos a las escaleras principales, se alzan con mucha agudeza y presición, los balcones internos, dispuestos a acompañarte en la estupenda vista que te ofrece desde sus distintos niveles, acicalados con las distintas lámparas en cada uno de los muros que los separan.

A ellas puedes acceder desde cualquier pasillo y de cualquier piso. Los balcones te permiten tener un panorama hasta la planta baja, que es más grande, por lo que, si quieres hablar con tus amigos, puedes gritar, o llamarlo, que inmediatamente, correrá a un balcón para responderte.


avatar
Statue of Liberty
Monumento Histórico

Mensajes : 744
Fecha de inscripción : 11/11/2010
Localización : New York

http://www.clevermontcollege.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Balcones Internos

Mensaje por Nicole A. Parker el Sáb Ago 25, 2012 4:28 pm

A primera hora de la mañana tenía poco que hacer. Desayunar y mas tarde asistir a la primera clase del día que comenzaría en dos horas. Tiempo suficiente para dar una vuelta, estudiar o hacer algunos deberes. Pero teniendo en cuenta que ya tenía todo al día y que no había exámenes cerca, decidí dar un paseo por los pasillos del College. Había alumnos yendo i viniendo para llegar a tiempo a las clases, otros como yo, que no tenían nada que hacer y caminaban tranquilos o te los encontrabas sentados en algún lado, hablando.

Me paré en los balcones, mirando haca abajo a la gente que pasaba, pensando. Mas tarde tendría que enviarle una carta a mis padres, quería saber como estaban. Las cosas últimamente no estaban saliendo del todo bien y lo sucedido aquel año había hecho que todo el mundo en casa estuviera bastante preocupado. Me apoyé en la barandilla. Estaba segura de que no me hubieran dejado asistir este año a Clevermont si no hubiera sido por que era estrictamente obligatorio. Las cosas no estaban como para negarse a nada.


Hold on to this lullaby, even when the music’s gone.


Nicole Parker
I remember tears streaming down your face, when I said I’ll never let you go.
When all those shadows almost killed your light, I remember you said don’t leave me here alone.


Club's y asociaciones:


avatar
Nicole A. Parker
Phoenîceum de séptimo

Mensajes : 258
Fecha de inscripción : 11/05/2011
Localización : Clevermont

Volver arriba Ir abajo

Re: Balcones Internos

Mensaje por Díctamo Betancourt el Dom Ago 26, 2012 7:24 am

No estarás planeando lanzarte... ¿verdad?

La preocupada voz de Díctamo pretendía romper la concentración de Nicole con tacto premeditado. Estaba ahí, casi al lado de la muchacha, apoyado contra el pilar más cercano a la barandilla en que ella se apoyaba ahora. En una situación normal, él hubiera optado por mantenerse en silencio y procurar pasar desapercibido hasta la retirada de la Phenîceum. Sin embargo los días presentes eran demasiado oscuros como para proceder con los comportamientos habituales. Sumado a eso, suponía que todo el mundo había sido poseído por el mismo terror indescriptible que dominaba todas sus acciones, por lo que era su responsabilidad velar que nadie cometiera actos resultantes de un arrebato de desesperación, que era justamente lo que había creído adivinar en la mirada de su aludida y el motivo de su directa pregunta.

Separó su espalda del pilar, acercándose con dos tímidos pasos hacia la chica, preparado para detenerla si sus intenciones de lanzarse al vacío acababan siendo reales. El pequeño Betancourt era muy consciente de lo lejos que estaba permitiendo volar su fatalista imaginación, pero aún así prefería adjudicarse la fama de un loco antes que permitirse que algún accidente evitable aconteciera ante sus ojos. Esbozó una sonrisa rota, que detrás del miedo atroz que evocaba, dejaba entrever algo de la amabilidad sincera característica del joven.


Brigada Americana Protectora de Especies Mágicas
avatar
Díctamo Betancourt
Smaragdium de sexto

Mensajes : 477
Fecha de inscripción : 15/03/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Balcones Internos

Mensaje por Nicole A. Parker el Dom Ago 26, 2012 10:48 am

Salí de mis pensamientos al escuchar una voz no muy lejana que me hablaba. Al girar la cabeza me encontré con Díctamo, apoyado en una columna junto a la barandilla. -Buenos días.- Le dije mientras dedicaba una media sonrisa, no muy animada, pero sincera. ¿Lanzarme? Puede que las cosas no fueran bien aquellos días, que los últimos meses el miedo hubiera ocupado gran parte del día, pero de ahí a dejarse caer desde lo alto del piso había un trozo. Vivir era lo mejor que podíamos hacer en ese momento, con el suicidio no ganaba nadie, perdían todos. Negué con la cabeza despacio. -No, no iba a tirarme, nunca lo haría.-.

Lo observé acercarse a la barandilla y sonreír. Le dediqué otra sonrisa, no estaba de mas hacerlo, todo el mundo necesitaba algo de alegría. Después volví a agachar la mirada. No sabía si de verdad pensaba que me tiraría de allí o si simplemente quería compañía. Me quedé callada, pensando que decir en aquel silencio sepulcral que solo rompían las palabras lejanas de los alumnos que mas abajo pasaban, ajenos a que alguien les observaba. -¿Que tal el verano?- Tal vez el tema de conversación no fuera el mas adecuado. El verano había sido uno de los peores en años, entre el final del curso y el accidente de la fiesta, la destrucción de Hogwarts y el re nombramiento de Theodore como director, estábamos servidos.


Hold on to this lullaby, even when the music’s gone.


Nicole Parker
I remember tears streaming down your face, when I said I’ll never let you go.
When all those shadows almost killed your light, I remember you said don’t leave me here alone.


Club's y asociaciones:


avatar
Nicole A. Parker
Phoenîceum de séptimo

Mensajes : 258
Fecha de inscripción : 11/05/2011
Localización : Clevermont

Volver arriba Ir abajo

Re: Balcones Internos

Mensaje por Díctamo Betancourt el Lun Ago 27, 2012 3:12 pm

Algo en la tensión alarmante de su rostro pareció disolverse ante la declaración resuelta de la muchacha, permitiéndole ofrecer el perfil tranquilo y gentil que le era característico; un problema menos del que preocuparse -de momento-, pensó. Solamente ahora, al percibir que no se enfrentaba a una situación de peligro verdadero, había sido capaz de adquirir conciencia suficiente como para reparar en la persona hacia la que se dirigía. A pesar de no conocer demasiado a Nicole Parker, la joven inspiraba en el muchacho ese tipo de confianza que lo animaba sin resquemores a considerarla una amistad sincera, más aún en aquellos tiempos de pánico... y sintió algo bien parecido a la alegría por haber tropezado con alguien conocido. Dedujo de sus palabras que no había llegado al punto de perder las esperanzas como ya él lo había hecho, lo que sin explicación lógica alguna habría de causarle un alivio tal que lo motivaba a elaborar una nueva sonrisa, más cálida y auténtica que la antes regalada.

Y se mantuvo aquel valioso gesto en sus rasgos hasta oír la pregunta con que ella pretendiera romper el hielo. Podía estar seguro de que la respuesta a la misma era absolutamente conocida, y que en esta reflejaría el mismo estado angustiante que Nicole y todo alumno de Clevermont se veía obligado a atravesar de distintos modos. Díctamo había tenido que soportarlo con la pérdida de un hermano, pero no se atrevía a declararlo en voz alta por temor a descubrir que alguien en la vida de la Phoenîceum también se hubiera visto forzado a abandonarla. No estaba del todo preparado para resignarse de un modo indiferente a la realidad que ya se cernía sobre sus cabezas—. Lentas y tristes —interpuso finalmente, con una sonrisa nerviosa, casi susurrando las palabras.

Tal como la muchacha, buscó apoyo en las barandas para situarse solo un poco más cerca, procurando de igual forma mantener distancias formales. No daba la impresión de disponerse a admitirlo, pero lo cierto era que una desesperación terrible lo hacía desear entablar una charla como jamás acostumbraba hacer. Era el tipo de cambios sin sentido que cualquier catástrofe solía traer de la mano—. Lo bueno es que ahora tengo a mi hermana aquí en Clevermont. Así no acabaré mis días lamentándome de no haberla visto por última vez...


Brigada Americana Protectora de Especies Mágicas
avatar
Díctamo Betancourt
Smaragdium de sexto

Mensajes : 477
Fecha de inscripción : 15/03/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Balcones Internos

Mensaje por Nicole A. Parker el Lun Ago 27, 2012 3:44 pm

La respuesta era una de las mejores que había podido escuchar. Al menos no había sido una de aquellas personas que había tenido que dejar todo, ni parecía que hubiera sufrido alguna perdida. Pero tampoco podía saberlo a ciencia cierta y no iba a entrar en preguntas incomodas que dieran lugar a herir a su amigo o a hacerle recordar algún momento angustioso. Sus vacaciones tampoco habían sido de las mejores aquel año, aunque aún así, habían sido mejores de lo que ella esperaba. Prefirió mantenerse en silencio.

Sabía que los Betancourt eran una familia bastante grande. Alguna vez había visto a alguno de ellos por los pasillos del college, pero tan solo había entablado conversación con uno de ellos. Lo que dijo Díctamo hizo que Nicole se entristeciera, ella había perdido a su hermano aquel año, en aquella estúpida toma del college. Ella sabía que no volvería a verlo, pero le hubiera gustado verlo por última vez antes de que muriera. Por eso tal vez supo entender como se sentía. -Te entiendo perfectamente. Mas o menos, si.-Aunque no fuera exactamente lo mismo, el sentimiento era bastante parecido. -Pero aprovecha cada momento que pases con ella.- Seguramente el tendría la seguridad de que su hermana estaría allí al día siguiente, pero no estaba de mas aprovechar cada momento, nunca sabías lo que podía pasar luego.


Hold on to this lullaby, even when the music’s gone.


Nicole Parker
I remember tears streaming down your face, when I said I’ll never let you go.
When all those shadows almost killed your light, I remember you said don’t leave me here alone.


Club's y asociaciones:


avatar
Nicole A. Parker
Phoenîceum de séptimo

Mensajes : 258
Fecha de inscripción : 11/05/2011
Localización : Clevermont

Volver arriba Ir abajo

Re: Balcones Internos

Mensaje por Díctamo Betancourt el Mar Ago 28, 2012 4:45 pm

No le costó demasiado trabajo sacar conclusiones a partir del apoyo que recibía en las palabras de la muchacha. Habían pasado por situaciones parecidas y la conciencia de ello volvía a trasladarlo hacia un nuevo estado de melancolía que cada vez con más frecuencia deseaba tornarse a una impotencia rabiosa. Le dolía y lo enfadaba aquella resignación miedosa con que veía acontecer atropello tras otro. Recordaba avergonzado el modo cobarde en que había acudido a su sala principal a refugiarse aquel día en que Theodore se había proclamado director. Sin embargo, ¿qué podía hacer un muchacho de catorce años contra una realidad inevitable?

Había bajado la mirada hacia el gentío que en la planta baja se movía de un lugar a otro, apresurados y abstraídos por completo en cada una de sus acciones, casi como si compartieran el sentimiento del ya no tan pequeño Betancourt, de que había que estar siempre preparado para encarar el final. Luego, como poseído por una idea repentina y oscura, alzó sus ojos para explorar todo lo que ocurría en aquel primer piso para asegurarse de que ningún profesor aliado con Worthington estuviera cerca, y que nadie hasta ahora hubiera espiado la triste conversación. Sus ojos volvieron a buscar entonces los de la joven—. ¿Crees que podamos seguir vivos para el final de este año, Nicole? ¿O que nos permitirán al menos ver a nuestras familias durante las vacaciones? Este Clevermont no se parece en nada al que alguna vez pude haber conocido...


Brigada Americana Protectora de Especies Mágicas
avatar
Díctamo Betancourt
Smaragdium de sexto

Mensajes : 477
Fecha de inscripción : 15/03/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Balcones Internos

Mensaje por Nicole A. Parker el Mar Ago 28, 2012 10:44 pm

La pregunta de Díctamo pilló a Nicole por sorpresa. Miró hacia atrás y hacia ambos lados, para asegurarse de que no había nadie cerca que pudiera haber escuchado su conversación lo mas mínimo, al igual que el chico había hecho antes de formular su pregunta, pero lo hizo con mas nerviosismo. No era seguro hablar de aquello, menos dentro del college, donde estaban vigilados constantemente. Se relajó un poco al comprobar que no había nadie cerca, aun no se fiaba. -Díctamo...- Comenzó ella, con un tono de voz mas discreto y cauteloso, alternando la mirada entre el y el resto del espacio. -Te aseguro que seguiremos vivos.- Sus palabras sonaron tan firmes que hasta ella se lo creyó. En realidad no podía afirmarlo, ni probarlo si quiera, mas bien ella pensaba que todo podía pasar tal y como estaban las cosas. Pero le gustaba ver el lado bueno de las cosas, aunque en ese momento le costara, era algo que solía hacer, como una manía. ¿Que iba a decirle? ¿Que era posible que murieran si las cosas se torcían o pasaba algo? No, ella no era así. -Las vacaciones... espero que si.- Aunque por otro lado, ella prefería no volver a casa. Demasiadas cosas que recordar. Buenas, pero que aun le provocaban un fuerte dolor en el pecho cada día.

Clevermont, recordaba el primer año, cuando todo estaba bien, cuando la gente que pasaba por los pasillos rebosaba alegría, cuando no había mas preocupación que la nota del último examen o el último trabajo. Ahora... ¿Que pasaría? El último año que Theodore estubo de director acabó fatal, con un alumno muerto y varios en la enfermería, Nicole entre ellos. Podía recordar la mano de aquel chico ensangrentada, la caída en el pasillo, el chico incosciente, el derrumbamiento en la enfermería.. Todo eran malos recuerdos que no podría olvidar. La pregunta era, ¿Y este año, volverían a vivir aquello? O por el contrario, ¿Sería peor? -Nada será igual...- Volvió relajarse, dejando de mirar hacia atrás y mirando, esta vez, directamente a su amigo. -Tengo miedo Díctamo...-Se sinceró, y es que llevaba tiempo guardando aquellas palabras por dentro, como algo que no quisiera reconocer. Ella era alegre, una chica que no solías ver triste, asustada o de otro modo. El college había cambiado, y ella un poco también. -¿Que pasará a partir de ahora?-.


Hold on to this lullaby, even when the music’s gone.


Nicole Parker
I remember tears streaming down your face, when I said I’ll never let you go.
When all those shadows almost killed your light, I remember you said don’t leave me here alone.


Club's y asociaciones:


avatar
Nicole A. Parker
Phoenîceum de séptimo

Mensajes : 258
Fecha de inscripción : 11/05/2011
Localización : Clevermont

Volver arriba Ir abajo

Re: Balcones Internos

Mensaje por Díctamo Betancourt el Jue Ago 30, 2012 6:02 am

Le bastaría oír la entonación con que su nombre era pronunciado para adivinar el efecto que su pregunta había ocasionado en la muchacha, porque de cualquier forma él bien sabía que bajo ninguna circunstancia podía considerarse prudente traer a colación un tema de semejante delicadeza en plena zona de peligro. Y de no haber sido porque su estado de paranoia trastornaba de un modo severo su conocida prudencia, jamás hubiera planeado interponer sus inquietudes con tanta ligereza. Sin embargo se olvidaría rápidamente del riesgo que estaba aceptando tomar, pues la convicción con que Nicole retroalimentaría aquella siniestra conversación lo trasladaría temporalmente a una sensación de confortable alivio, porque no se atrevía a poner en duda el criterio de la estudiante aún cuando las evidencias pudieran hacer tambalear su afirmación. Necesitaba aferrarse de alguna esperanza de vida, fuera o no real.

Otra vez la gravedad de la realidad haría mella en ambos estudiantes hasta sumergirlos en una nueva etapa de silencio. Los claros y brillantes ojos de Díctamo no habían dejado de dirigirse a los de la joven, y tampoco habrían de hacerlo cuando ella decidiera sincerarse. Bajo sus pies sintió que el mundo se remecía con una triste cadencia: nada parecía tan grave cuando Díctamo se inclinaba a vaticinar augurios funestos, pues era una costumbre que frecuentaba desde los tiempos más tiernos de su infancia. En cambio era completamente distinto presenciar que la fuerte y joven Parker asumiera que las cosas cambiaban hacia un lugar menos deseable que el presente, y más desconcertante aún era descubrir que compartía los temores del colectivo.

Todos tenemos miedo —intentó sonreír, cuestionando si aquel comentario aliviaría de algún modo la angustia que las palabras oídas dejaban al descubierto. Díctamo acabaría por recriminarse con aspereza el haber arrastrado a su amiga a semejante estado de incertidumbre. Y aún cuando su espanto -estaba seguro- redoblaba el de cualquier miembro del college, decidió que lo correcto era devolver a la chica la vitalidad que le era propia. Carraspeó ligeramente antes de continuar—. Pero dejarse dominar por él carece de toda lógica. No importa lo que pueda ocurrir de aquí en adelante... si te ocupas antes de vivir el presente y disfrutarlo mientras sea posible —aún cuando sabía que sería incapaz de seguir su propio consejo, sonrió con una fortaleza que no se le hubiera visto en meses, porque estaba dispuesto a reparar el daño causado. Nicole no se merecía recibir la visita de los mismos pensamientos desagradables que al joven Betancourt acudían con frecuencia.


FDR: Demasiado largo. Perdón T.T


Brigada Americana Protectora de Especies Mágicas
avatar
Díctamo Betancourt
Smaragdium de sexto

Mensajes : 477
Fecha de inscripción : 15/03/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Balcones Internos

Mensaje por Nicole A. Parker el Jue Ago 30, 2012 12:11 pm

Nicole escuchó las palabras de Díctamo. Era cierto que todos tenían miedo en aquel momento y si no lo tenían, probablemente no estaban en su sano juicio o eran demasiado importantes para que decidieran prescindir de ellos. Y aunque muchos intentaran camuflarlo bajo apariencias, tratando de fingir que carecían de aquel sentimiento, todo el mundo sabía que no era cierto. ¿Pero quién era ella para decidir quién tenía o no miedo? Tal vez fuera cierto, tal vez esa gente fuera demasiado despiadada para aquello. En ese momento añoraba la ignorancia, la ignorancia de los niños pequeños cuando pasa algo malo. Ellos vivían en su propia nube alejados de todo lo malo que pudiera pasar.

-Tienes razón.- Dijo, simplemente, añadiendo una sonrisa de las suyas sinceras. Nicole había notado lo el Smaragdium pretendía al ver el repentino cambio de humor, de haber hecho aquellas preguntas a decir aquellas palabras. No le pareció mal, en absoluto, le alegró verle sonreír de aquella forma, cuando mucha gente tardaría en volver a hacerlo. -Gracias.- Y volvió a sonreír. No le gustaban aquellas conversaciones tan tristes, en las que todo el mundo terminaba con el animo por los suelos, por eso se lo agradeció, por que trató de animar la situación para que no terminara de aquel modo.

-¿No tienes clase ahora?- Dijo, tras un silencio, tratando de apartar la anterior conversación y dirigir esta hacia algo mas positivo. Lo mejor que podían hacer era evadirse, intentar dejar de pensar en aquellas cosas a no ser que fuera estrictamente necesario, aunque estando dentro del college puede que fuera un tanto complicado.


FDR: No pasa nada ^3^ Me gustan tus post *-*


Hold on to this lullaby, even when the music’s gone.


Nicole Parker
I remember tears streaming down your face, when I said I’ll never let you go.
When all those shadows almost killed your light, I remember you said don’t leave me here alone.


Club's y asociaciones:


avatar
Nicole A. Parker
Phoenîceum de séptimo

Mensajes : 258
Fecha de inscripción : 11/05/2011
Localización : Clevermont

Volver arriba Ir abajo

Re: Balcones Internos

Mensaje por Díctamo Betancourt el Vie Ago 31, 2012 6:10 am

Otro breve instante de dicha habría de encontrarlo con una genuina y ancha sonrisa sobre sus labios al comprender que la muchacha aceptaba sin ningún reparo ese burdo intento del Smaragdium por levantar sus ánimos. Más que en las palabras, presentía en el brillo contagioso de sus ojos el agradecimiento puro de su esfuerzo, lo que mantenía en pie su propósito de evadirse, justamente. Demasiadas noches tenía por delante para reprochar la presencia de un insomnio que consiguiera acorralar cada uno de los pensamientos que durante un día entero podía enterrar en algún rincón de su mente. ¿Con qué objeto podría desear además consentir a una tortura diurna que podía entorpecer todos sus sentidos? Lo que menos necesitaba Belladona en esos momentos era un hermano carente por completo de sentido común. Solo ahora que se contagiaba apenas con la personalidad luminosa de Nicole podía reflexionar en torno a ello... y esperaba mantenerse firme en aquella idea cuando la conversación concluyera inevitablemente.

Tardó más tiempo del que podía considerarse normal para decodificar el siguiente mensaje. Siquiera él recordaba la última vez en que había dirigido la palabra a otra persona... y enfrentarse a un cambio de tema implicaba por tanto una situación que podía incluso resultarle violenta en su transición hacia un diálogo de ritmo corriente. La tarea se tornó aún más complicada cuando habiendo comprendido el mensaje, debió obligarse a hacer memoria para ofrecer una respuesta coherente—. Creo... creo que no —contestó sin convencimiento alguno. Hasta que finalmente recordó el motivo por el cual había decidido en primera instancia camuflarse entre los pilares de los balcones mientras gran parte del alumnado se apresuraba para llegar a tiempo a sus clases de aquel bloque. No pudo reprimir un estremecimiento de pavor que lo hizo palidecer.

Tengo clase de pociones —confesó con la culpabilidad de quien ha cometido un crimen atroz, susurrando sus palabras con una precaución extraña—. No creo que el profesor note que he decidido no asistir... hasta ahora jamás decidió desquitarse conmigo —debió cerrar los ojos con fuerza al recordar la pesadilla que era asistir a una clase con Dominique Weasley. A veces tenían suerte y los ignoraba durante toda la hora. Pero otras... se divertía buscando blancos para sus maleficios "más inofensivos"—. Es más, estoy seguro que siquiera ha notado hasta ahora mi presencia en el aula.


Brigada Americana Protectora de Especies Mágicas
avatar
Díctamo Betancourt
Smaragdium de sexto

Mensajes : 477
Fecha de inscripción : 15/03/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Balcones Internos

Mensaje por Nicole A. Parker el Vie Ago 31, 2012 9:01 am

Nicole lo observó, esperando una respuesta que tardó en llegar algo mas de lo esperado. No sonó muy convencido de no tener ninguna clase aquella hora, como ella, que hasta la hora siguiente no tenía ninguna clase. En realidad esperar una hora para entrar a la clase se le hacía aburrido a veces, cuando había poca gente por cualquier lugar donde miraras. A ella le gustaba la compañía, de quién fuera, aunque a veces no fuesen buenas o terminaran un poco mal las conversaciones, ella procuraba agradar a todo el mundo.

Nicole lo miró algo sorprendida al escuchar que clase se suponía que tenía que estar dando. No recordaba haber escuchado a Díctamo decir que se había saltado una clase.-Oh...- Mencionó en un tono mas bien bajo. El pobre se había olvidado de que tenía clase de Pociones y no era de extrañar, tenía la cabeza en otra parte. Como la gran mayoría de alumnos y como ella misma.-Míralo por el lado positivo entonces, ni si quiera se habrá fijado.- Otra sonrisa apareció entonces en su rostro, tratando de que el Smaragdium no se sintiera mal por haber faltado a clase. Ella misma había tenido la torpeza alguna vez de llegar tarde o quedarse dormida y no haber entrado, y sabía perfectamente el agobio que eso suponía en ciertos momentos.


Hold on to this lullaby, even when the music’s gone.


Nicole Parker
I remember tears streaming down your face, when I said I’ll never let you go.
When all those shadows almost killed your light, I remember you said don’t leave me here alone.


Club's y asociaciones:


avatar
Nicole A. Parker
Phoenîceum de séptimo

Mensajes : 258
Fecha de inscripción : 11/05/2011
Localización : Clevermont

Volver arriba Ir abajo

Re: Balcones Internos

Mensaje por Díctamo Betancourt el Mar Sep 04, 2012 3:26 am

El joven muchacho mantuvo la mirada bien fija en Nicole, otra vez tardando demasiado en interpretar las palabras amables con que intentaba consolarlo. Ella era una muchacha honesta, y aunque no hubiera sido así, Díctamo no se habría permitido que sus palabras acabaran entendiéndose de forma equivocada. Meneó la cabeza de un lado a otro para enfatizar que ella no estaba comprendiendo el mensaje—. Decidí no asistir —terció con el mismo extraño tono de voz, dando cuenta de que aquella decisión había resultado mucho más difícil de lo que cualquier otro podría haber considerado. La clase de pociones jamás había sido de su agrado, y ahora que la impartía un profesor que bajo ninguna circunstancia sabía lo que eran estrategias pedagógicas, esas horas habían llegado a convertirse en una verdadera pesadilla.

Observó el suelo, avergonzado por su propia cobardía inútil. Por temer que justamente el día en que él decidía ausentarse, el profesor Dominique decidiera pasar lista para descubrir que un alumno no se presentaba. Se avergonzaba de sus vanos intentos por adoptar una actitud de mayor entereza frente a los tiempos que atravesaban. En ese sentido envidiaba enormemente la valentía con que la chica a su lado mostraba total manejo de la situación—. ¿Qué haces tú para no acobardarte a la hora de ir a clases de pociones? —todavía sus ojos se dirigían al suelo y sus zapatos. También lo avergonzaba el no haber conseguido mantener por más tiempo su intento de alegrar a su amiga
.

FDR: Mil perdones por la gran tardanza T.T


Brigada Americana Protectora de Especies Mágicas
avatar
Díctamo Betancourt
Smaragdium de sexto

Mensajes : 477
Fecha de inscripción : 15/03/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Balcones Internos

Mensaje por Nicole A. Parker el Mar Sep 04, 2012 10:27 pm

Nicole, en parte comprendió que decidiera no asistir. Aunque cierto era que ella nunca faltaba a clase, a no ser que estuviera enferma, le daba igual el profesor que fuera. Trataba de comportarse y que la nombraran lo menos posible. Pero no podía reprocharle nada al pobre Díctamo, ni si quiera decirle un ''eso no ha estado bien'' para que pensara en las consecuencias. Lo entendía, entendía su postura hacia aquel profesor. -Ah, bueno.- Se limitó a decir, lanzando-le una mirada comprensiva con una leve sonrisa. Bastante cargaría el pobre chico en la conciencia con no haber asistido y la preocupación de que pasaría si se enteraba el profesor, como para que ella le dijera alguna cosa, por mínima que fuera.

Se encogió de hombros. Realmente no hacía nada, se quedaba callada esperando que la clase pasara lo mas pronto posible. Quizás era que tenía demasiados problemas en la cabeza como para percatarse de lo aterrador de la clase, por eso conseguía aislar la mente en la mayoría de casos, por culpa de los malditos recuerdos que la atormentaban cada día. -Intento pensar en otra cosa.- Dijo con un deje de amargura, intentando que no se notara. -Aunque a veces e peor.- aun recordaba a su hermano y el vacío que había dejado, a veces le dolía el pecho, como si ella también faltara, recordaba aquella imagen de su último instante de vida cada día. A Bryan, y la última vez que hablaron. Y sobre todo el cuerpo de aquel chico sobre ella.


FDR: No pasa nada ^^


Hold on to this lullaby, even when the music’s gone.


Nicole Parker
I remember tears streaming down your face, when I said I’ll never let you go.
When all those shadows almost killed your light, I remember you said don’t leave me here alone.


Club's y asociaciones:


avatar
Nicole A. Parker
Phoenîceum de séptimo

Mensajes : 258
Fecha de inscripción : 11/05/2011
Localización : Clevermont

Volver arriba Ir abajo

Re: Balcones Internos

Mensaje por Díctamo Betancourt el Miér Sep 05, 2012 3:50 pm

En su interior comenzaba a removerse una sensación de terrible malestar que convertía su estómago en un órgano inestable. Incapaz por completo era de omitir comentarios que los encaminase decididamente hacia un tema algo más austero. Y aún cuando lo cierto era que no existían demasiados otros temas que pudieran ofrecerle la alternativa de mantenerse distraídos, volvía a recriminarse con severidad esa persistencia enfermiza con que se dedicaba a rememorar los eventos menos alegres de los últimos tiempos. Los intentos de Nicole por disimular su amargura no lograron escapar de la perceptiva mirada del joven Betancourt, a quien lo mortificaba tremendamente comprender el daño hondo que sin proponérselo estaba produciendo en su amiga.

Yo... lo lamento —su voz pareció quebrarse al tiempo que en sus ojos el sentimiento de culpabilidad se hacía imposible de ocultar. La repentina aparición penosa de aquel gesto vendría a revelar de un modo implícito el efecto que los últimos tiempos habían ejercido sobre un muchacho que ahora se mostraba apagado, acaso acorralado en la sempiterna oscuridad abominable que alojaba los horrores de su mente. Era la mezcla de un miedo indecible y la pérdida de cualquier esperanza que convertía su mutismo y soledad madura de antaño en un estado de locura que se negaba a erradicar de la nueva esencia que formaba parte de su aterrorizada personalidad. Existía algo, sin embargo, que sin saberlo el joven conservaba de aquel carácter fragmentado que emprendía un viaje indefinido hacia el olvido: la necesidad apremiante de ofrecer su ayuda a quien lo requería.

Un destello fugaz de lucidez lo haría comprender que, frente al destruido ánimo que devoraba su propia existencia, el método de ayuda más eficaz sería apartarse de quienes le importaban... porque la situación actual corroboraba sin espacio a dudas el efecto perjuducial que su irrenunciable negatividad producía en quienes merecían mantener la mirada en alto. Con un movimiento lento y cuidadoso, en una acción que hubiera resultado inconcebible para el pequeño Díctamo que existiera en el pasado, depositó su mano sobre la de Nicole, que reposaba sobre el barandal del balcón. Una sonrisa afectuosa intentó configurarse en sus rasgos de repentina lobreguez—. Eres fuerte, Nicole. Vas a estar bien —volvió a separarse, preparado para retirarse a otro nuevo lugar a la espera del siguiente bloque de clases. No le importaba distanciarse de toda persona que resultara significativa en su vida... siempre que por medio de aquel sacrificio pudiera librarlos de la intensidad triste y devastadora que su propia cobardía contagiaba.


Brigada Americana Protectora de Especies Mágicas
avatar
Díctamo Betancourt
Smaragdium de sexto

Mensajes : 477
Fecha de inscripción : 15/03/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Balcones Internos

Mensaje por Nicole A. Parker el Lun Sep 10, 2012 2:52 pm

Nicole agradeció las palabras de Díctamo con una leve sonrisa, se sentía culpable de no sabía bien que. Le hubiera gustado tener una conversación algo mas alegre, como las que antes solía tener con la gente, una conversación que desembocara en risas y comentarios mas positivos, mas alegres. Todo estaba cambiando y no dejaba de pensarlo, no le gustaban los cambios, o mas bien, no le gustaban esos cambios. -No, yo lo siento.- En cierta forma ella tenía parte de culpa de que el ambiente estuviera cargado de algo de pesimismo y pensamientos negativos. Tendría que haber dicho otra cosa.

No, ella no era fuerte. Al menos no se sentía así en ese momento, se sentía débil e indefensa, como una marioneta de los juegos de alguien. No era fuerte por mucho que su amigo se lo dijera. Meses atrás, quizás si lo hubiera sido. Dejó de notar el peso de la mano del Smaragdium sobre la suya, pero estaba sumida en sus pensamientos, tanto, que cuando levantó la vista para mirar a su amigo y decirle algo, no lo encontró allí.


Hold on to this lullaby, even when the music’s gone.


Nicole Parker
I remember tears streaming down your face, when I said I’ll never let you go.
When all those shadows almost killed your light, I remember you said don’t leave me here alone.


Club's y asociaciones:


avatar
Nicole A. Parker
Phoenîceum de séptimo

Mensajes : 258
Fecha de inscripción : 11/05/2011
Localización : Clevermont

Volver arriba Ir abajo

Re: Balcones Internos

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.