The Hungarian Horntail

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The Hungarian Horntail

Mensaje por Statue of Liberty el Vie Abr 06, 2012 8:21 pm





The Hungarian



Horntail




Bar de mala muerte ubicado en la parte más alejada y solitaria del distrito. Jamás en toda su larga historia ha visto un trapo limpio ni ha escuchado un simple "fregotego". Sucio, destrozado por las múltiples peleas que en él acontecen y, aún así, sigue siendo frecuentado por una gran cantidad de magos.

Sus visitantes acostumbrados son los más extraños y desconfiables de todo el mundo mágico. Por tu propio bien, te aconsejamos no entrar aquí a menos que puedas ser catalogado bajo uno de esos dos términos.


avatar
Statue of Liberty
Monumento Histórico

Mensajes : 744
Fecha de inscripción : 11/11/2010
Localización : New York

http://www.clevermontcollege.com

Volver arriba Ir abajo

Re: The Hungarian Horntail

Mensaje por Vasile Mathews el Vie Ago 16, 2013 11:48 pm

Habían sido semanas de súplica que al fin obtenían su fruto. Incluso entonces que se había salido con la suya, Vasile no conseguía dar sentido a la insistencia de su padre por presentar una marcada preferencia hacia Ioan cuando se trataba de encargos. Porque jamás conseguiría sentirse conforme con la excusa barata de que él era el menor, que carecía de experiencia. A él no le importaba. Sabía muy bien que su meticulosidad era todo lo que necesitaba para hacer las cosas mejor que su hermano mayor y debieron pasar tres largas semanas de mérito para que su padre consiguiera entenderlo.

Recordarlo mientras aguardaba la llegada de su contacto junto a la barra del destartalado local de The Hungarian Horntail no le hizo demasiada gracia. Pero se consoló a sí mismo pensando que tarde o temprano todos lamentarían el hecho de haberlo subestimado. Ahora había logrado que se le asignase una importante tarea para las empresas de su familia, pero el menor de los Mathews no tenía una fibra de iluso; tenía claro que era un encargo menor y que a sus hermanos continuaban tocándoles las misiones más importantes. Pero todos iniciaban desde abajo, eso también lo sabía. Y las clases estaban por comenzar; ese era el as bajo su manga. Estaba seguro que alguien al interior del college tendría la agudeza suficiente como para identificar su valor como recurso de apoyo. Tal vez el profesor Slaughter... o el mismísimo Worthington. Pronto lo descubriría. Lo importante ahora era cumplir con su insignificante encomienda.

Y no tardó en realizarla. Apenas tardaría un minuto en recitar los nombres que traía consigo cuando un mago desconocido ingresó al oscuro bar y tomó asiento junto a él, solicitando un brebaje asqueroso. Lo observó asentir disimuladamente y supo que su trabajo estaba hecho. Avanzó con prestancia en dirección a la salida, feliz de no tener que soportar un segundo más aquella atmósfera maloliente que se respiraba. Afuera el día era soleado. Y la calle se encontraba deshabitada por completo, lo que no era extraño a esa altura del distrito mágico.

Tal vez por eso se sintió amenazado cuando a sus espaldas distinguió los pasos de alguien que se aproximaba, no con la despreocupación que uno esperaría divisar en los sujetos que frecuentan esos sitios distantes, sino más bien con una cautela sospechosa. No se detuvo a pensar nada. Encaró al desconocido con la varita mágica preparada en su mano—. ¡Depulso!
avatar
Vasile Mathews
Smaragdium de quinto

Mensajes : 77
Fecha de inscripción : 17/07/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: The Hungarian Horntail

Mensaje por Cassandra L. Gilbert el Lun Sep 02, 2013 6:41 pm

En el distrito mágico por las tardes se solía ver mucha más muchedumbre que por las mañanas. Muchos magos mayores que yo esperaban aquellas horas en las que los más jóvenes no acudían por aquella zona para poder estar en los bares mas malolientes de por aquí. No me agradaba la idea de pasear por esa parte del distrito, concretamente por la parte en la que se encontraban bares al estilo The Hungarian Horntail, pero debía hacerlo por un encargo de mi padre. A mi padre se le había ocurrido que yo era la mejor candidata para encontrarme con un viejo amigo suyo en uno de estos bares para que me diera un paquete que luego tendría que enviarle a el. No me gustaba eso de ir por ahí sola pero había surgido con tanta rapidez aquella propuesta por parte de mi padre que ni si quiera me había dado tiempo a avisar a nadie para que me hiciera compañía así que me había visto obligada a ir yo sola.

Paseé por delante de los bares y cada vez que pasaba por delante de una de las puertas de éstos me entraban ganas de vomitar debido a los fuertes olores que se podían oler desde la puerta. Según mi padre su amigo ya haber llegado a The Hungarian Horntail pero desde la puerta yo no divisaba al hombre que me había enseñado mi padre en la fotografía. Dibujé una mueca de asco y me mordí el labio inferior al ver las pintas que tenían todos los magos que se encontraban allí dentro, no me hacía ninguna gracia entrar allí. Tosí y negué varias veces con la cabeza, si no hubiera sido porque lo que me había pedido mi padre era muy importante ni si quiera me hubiera replanteado la idea de entrar ahí dentro. Resoplé algo insegura y al fin, tras unos segundos vacilando, me adentré en el bar y me senté en una de las mesas más cercanas a la puerta.

Los magos entraban y salían del lugar y yo no podía evitar que mi pierna se moviera debido al nerviosismo. Me sentía algo insegura allí dentro, para qué mentir. Un hombre se me quedó mirando y un escalofrío me recorrió de arriba a abajo, me levanté de la mesa rápido y corriendo y salí del local detrás de un chico. No sé si fue mi reacción nerviosa o mi gesto vacilante lo que le hizo al muchacho reaccionar de tal forma pero tuve que recular con agilidad y apartarme con brusquedad al escuchar el hechizo salir de los labios del muchacho. Con el corazón rebotando contra mi pecho y tratando de hacer que mis pulsaciones bajaran el ritmo me asomé por la puerta de nuevo, mirando a la cara al muchacho con cierto mal humor que pocas veces se podía ver en mi.-¿¡Se puede saber que te pasa!?-.Respirando entrecortadamente y sin entender lo que acababa de suceder me coloqué delante del muchacho.
avatar
Cassandra L. Gilbert
Smaragdium de séptimo

Mensajes : 524
Fecha de inscripción : 06/02/2011
Localización : Donde menos te lo esperas

Volver arriba Ir abajo

Re: The Hungarian Horntail

Mensaje por Vasile Mathews el Sáb Sep 14, 2013 1:52 am

No le bastaba con haberle dado un susto a su oponente; quedaba claro que su verdadera intención había sido noquearlo. Pero aunque bufó imperceptiblemente ante su fracaso, no permitió que su fortaleza mental comandara sus acciones. Sin intimidarse dio un paso hacia la figura que continuaba consciente, pero no fue capaz de comprender por qué el rostro de la muchacha le resultaba tan familiar hasta ella se aproximó a reprochar su proceder con un tono de exagerada alarma. El mismo e idéntico que utilizaba la delegada de Smaragdium. Gilbert. No tardó en recordarlo. Que lo regañara como un niño de siete años no le causó ninguna gracia y su entrecejo fruncido se encargó de demostrarlo. Fuera del college él era libre de hacer lo que quisiera.

¿Se puede saber por qué me estás siguiendo? —contraatacó con una voz gélida y temible que lo hacía parecer mayor de lo que en realidad era. No había soltado su varita y ahora apuntaba con ella directamente al rostro de la muchacha para ayudarla a comprender el lugar que le correspondía tomar, uno donde su placa de delegada no le otorgaba ningún poder. No lo demostraba, pero estaba le estaba constando bastante trabajo superar la mala puntería de su anterior ofensiva y estaba dispuesto a compensar el error—. ¿Es que no tienes hermanos a los que ir a reprender?
avatar
Vasile Mathews
Smaragdium de quinto

Mensajes : 77
Fecha de inscripción : 17/07/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: The Hungarian Horntail

Mensaje por Cassandra L. Gilbert el Dom Sep 15, 2013 1:56 pm

Perpleja ante la pregunta con la que me respondió el muchacho me quedé observándolo con cara de incredulidad. A parte de que el muchacho estaba utilizando un tono arrogante y gélido para tratar conmigo, cosa que no me hizo ninguna gracia, estaba acusándome de haberlo perseguido hasta el local. Cualquiera que me conociese un poco sabía que yo no era capaz de perseguir a nadie y mucho menos hasta un lugar tan cochambroso y temible como este. Resoplé y me crucé de brazos, un poco a la defensiva. No estaba dispuesta a que un muchacho de cuarto me hablase así y mucho menos a que me acusase de tal manera. Alzó su varita hacia mi rostro, gesto que no me pareció apropiado.-Aparta eso-.Por una vez mi voz sonaba más autoritaria y fría de lo normal.

Estábamos fuera del Clevermont College y por ello mi placa de delegada no tenía mucho poder pero mi edad si y no me parecía correcto que me estuviera apuntando con su varita de esa forma tan amenazante. Cogí aire para tratar de tranquilizarme y me mordí el labio inferior notando como mis pulsaciones se iban ralentizando.-Espero que puedas llegar a comprender que todo esto ha sido un error y pese a que te hayas sentido amenazado no tienes porqué apuntarme con una varita...por segunda vez-.Alcé el rostro y le miré directamente a los ojos. No estaba dispuesta a mostrarle ningún tipo de vacile ante tal falta de educación conmigo por muchos comentarios como el que acababa de soltar.-Tan solo estás diciendo estupideces, Vasile. Deberías tener cuidado con lo que dices o algún día te encontrarás en serios problemas-.Mi anterior comentario no fue una amenaza sino un consejo. Arqueé una ceja a la perfección y dibujé una media sonrisa apaciguadora. Muchos de los alumnos del College eran mucho peores que yo y sin escrúpulos, eso significaba que le estaba intentando meter en la cabeza que no podía ir por ahí apuntando con su varita a la gente como si nada porque yo tenía mucha paciencia pero alumnos como Vanni, Weasley o Ephram no.
avatar
Cassandra L. Gilbert
Smaragdium de séptimo

Mensajes : 524
Fecha de inscripción : 06/02/2011
Localización : Donde menos te lo esperas

Volver arriba Ir abajo

Re: The Hungarian Horntail

Mensaje por Vasile Mathews el Lun Sep 16, 2013 8:03 pm

Vasile captó bastante pronto que la muchacha frente a él no estaba por la labor de generar enemistades. Atendió a su tono apaciguador y contempló la empatía de su sonrisa, pero nada de eso lo alentó a retirar la posición ofensiva de su varita mágica. El menor de los Mathews no era de los que se dejaba convencer tan fácil, menos cuando no se lo tomaba en serio. Porque era evidente que eso era lo que Gilbert daba a entender con cada una de sus palabras: pretendía terminar el berrinche de un chiquillo impulsivo. Pero él no era nada de eso, y haría lo que hiciera falta para demostrarlo.

Serios problemas, claro —repitió las últimas dos palabras de la muchacha con un tonito despectivo, observándola directo a los ojos gracias a su altura—. Lo dice la delegada que lleva un Estigma en el rostro —la varita que la apuntaba fue a enterrarse con delicadeza sobre la lágrima escarlata de su mejilla, y luego retrocedió sin ser guardada. Mathews no pensaba guardarla hasta estar seguro de que Cassandra no implicaba amenaza alguna para él—. De acuerdo, voy a suponer solo por un momento que todo esto fue un mal entendido... siempre que me expliques qué es lo que hacías aquí. Porque dudo que me creas lo bastante idiota como para que me convenza de que solo estabas dando un paseo. Los dos sabemos que estos callejones no son tu ambiente, Gilbert.

Y eso no había como rebatirlo. Vasile no sabía mucho -prácticamente nada- de esa estudiante de sonrisa fácil, pero en lo último que podía imaginársela era envuelta en algún asunto truculento. Apestaba a chica buena.
avatar
Vasile Mathews
Smaragdium de quinto

Mensajes : 77
Fecha de inscripción : 17/07/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: The Hungarian Horntail

Mensaje por Cassandra L. Gilbert el Mar Sep 17, 2013 5:05 pm

En silencio y en aquel momento agradecí más que nunca el hecho de tener tanta paciencia. Los comentarios irrespetuosos y burlescos que estaba teniendo Vasile hacia mi me hacían de todo menos gracia. No iba a permitir que se burlase de mi con ese tono tan arrogante y con aquella mueca de superioridad que le adornaba el rostro como si le llenase de orgullo tenerme contra la puerta del Hungarian Horntail. Rodé los ojos con cierta indeferencia ante su último comentario respecto a mi lágrima plateada y tuve que coger aire para no soltarle una fuerte bofetada que probablemente le enseñaría a ser un poco más respetuoso con los demás.-Si no tienes idea de lo que hablas es mejor que te calles-.Me daba muchísima rabia que la gente que no estuvo en la fiesta de San Valentín creyese que lo sabía todo respecto a lo que había acontecido aquella noche. No le deseaba a nadie que pasara ni la mitad del miedo que habíamos pasado todos en aquel momento.

No pude evitar reír por lo bajo al escuchar lo que me estaba diciendo.-¿Crees que con una varita pegada al rostro te explicaré lo que estaba haciendo aquí?-.Alcé mi mano hasta posarla sobre el objeto de madera y con cuidado de no hacerle ningún tipo de rasguño la aparté de mi rostro. Estuve en todo momento pendiente de su reacción para no perder nada de tiempo y poder sacar mi varita con agilidad si algo hacía que temiera por mi propia seguridad.

Mirándolo más fijamente a los ojos me di cuenta de que estaba nervioso por tan solo mi presencia en el lugar. Tal vez esto no tenía nada que ver conmigo sino con él porque...¿qué estaba haciendo el aquí? A mi no me importaba en absoluto contar el porqué de mi presencia en estos callejones pero a el parecía estremecerle la mísera idea de que alguien se enterase de lo que había venido a hacer aquí. Sonreí de medio lado para no perder mi elegancia pero no aparté mi mirada de la suya, no iba a ceder ante un chico dos años menor que yo y tampoco estaba dispuesta a rebajarme a su nivel. Yo no estaba insegura y el si que parecía estarlo.
avatar
Cassandra L. Gilbert
Smaragdium de séptimo

Mensajes : 524
Fecha de inscripción : 06/02/2011
Localización : Donde menos te lo esperas

Volver arriba Ir abajo

Re: The Hungarian Horntail

Mensaje por Vasile Mathews el Jue Sep 19, 2013 3:49 am

Había una cosa que, llegados a ese punto del inesperado encuentro, Vasile tenía bastante clara: en adelante debería vigilar a Cassandra Gilbert muy de cerca. Porque si bien era muy posible que la muchacha no hiciera más que encontrarse en el lugar y momento equivocados tal y como aclaraba con su propio testimonio, no podía subestimar sus intenciones. Bajó el brazo que portaba su varita sin apartar la mirada desafiante de su compañera de casa cuando esta intentó retirar la amenaza que significaba aquel elemento mágico.

Es obvio que si no lo creyera no lo habría intentado —entrecerró los ojos, desconfiado. El modo con el que ella lo observaba, la sonrisita extraña de su análisis... nada de eso le agradaba. Pero tampoco tenía planeado permanecer ahí por más tiempo solo para intentar descifrar en qué asuntos estaba metida la muchacha. No valía la pena de sus esfuerzos y su verdadero trabajo ya estaba hecho. Con una media vuelta dio la espalda a la chica—. Está bien. Si no quieres justificarte, estás en tu derecho. Pero te advierto desde ya que al guardar silencio no haces más que perjudicarte a ti misma. Puede que mis conclusiones te pesen en el futuro —interrumpió su siguiente afirmación con una sonrisa perversa que la joven no pudo detectar—. Estoy seguro que a nuestro director no le agradará saber que una chiquilla está espiando en sus asuntos.

Dejó que las palabras salvaran la distancia entre él y Cassandra sin agregar nada más. Ella podría interpretar aquel mensaje como considerase conveniente. Pero si tenía alguna mínima idea del tipo de persona con la que trataba, sus suposiciones serían bastante acertadas. Y entonces entendería que le convenía ser más... considerada.
avatar
Vasile Mathews
Smaragdium de quinto

Mensajes : 77
Fecha de inscripción : 17/07/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: The Hungarian Horntail

Mensaje por Cassandra L. Gilbert el Sáb Sep 21, 2013 2:52 pm

Carraspeé mi garganta con una amplia sonrisa al ver como el muchacho iba apartando poco a poco su varita de mi rostro. Orgullosa de haber conseguido hacer recular a aquel cabezota ahora solo tendría que enfrentarme a su arrogante palabrería. La idea de dónde se encontraba mi varita se desvaneció de mi mente, aquello ya no tenía porqué ocupar un sitio en mi cabeza en aquellos momentos. Ahora mismo lo que realmente me levantaba curiosidad era saber qué hacía Vasile Mathews por aquel lugar. Le miré a los ojos y lo noté a la defensiva, desconfiado y tratando de llevar con calma su nerviosismo sin mucha efectividad.

Arrugué el entrecejo cuando escuché las palabras amenazantes que acababa de soltarme.-¿Qué quieres decir? ¿A caso me lo tengo que tomar como una amenaza, Vasile?-.Tragué saliva. Después de escuchar lo que me acababa de decir si que estaba empezando a preocuparme la situación. Lo cierto era que a mi en ningún momento me perjudicaba estar allí y ser descubierta pero tal vez el muchacho no contaba con las mismas ventajas que yo. Vi como se dio media vuelta y hacía ademán de marcharse, fruncí el ceño decidida a que las cosas no se quedaran así. Me acerqué por detrás hacia él y me puse en frente del muchacho mirándolo a los ojos.-¿Qué haces aquí y qué tiene que ver el director con todo este asunto?-.Me puse de forma en la que el chico no podría seguir su trayecto.

Ahora mi sonrisa se había desvanecido y no existía ni pizca de simpatía en mis palabras. No entendía que tenía que ver aquel alumno y lo que estaba haciendo por estos lares con Theodore. Me mordí el labio inferior mientras me cruzaba de brazos y alzaba el rostro para parecer impotente pese a mi altura comparada con la suya. Aunque Mathews no me contestara yo ya tenía la mosca detrás de la oreja y no dudaría en tratar de descubrir más cosas sobre su relación con el director en cuanto empezara el curso. Ser delegada era mucho más útil de lo que algunos creían.
avatar
Cassandra L. Gilbert
Smaragdium de séptimo

Mensajes : 524
Fecha de inscripción : 06/02/2011
Localización : Donde menos te lo esperas

Volver arriba Ir abajo

Re: The Hungarian Horntail

Mensaje por Vasile Mathews el Lun Sep 30, 2013 5:17 am

Vasile empezaba a comprender el motivo por el cual esa lágrima escarlata adornaba el rostro de Gilbert: la chica no tenía una mísera pizca de instinto para detectar el peligro cuando lo tenía ante sus narices. Pero le causó gracia verla ahí, interceptándolo para resolver las dudas que parecían haber alterado completamente sus esquemas mentales. Solo por eso se contuvo de empujarla para apartarla de su camino.

¿En qué mundo vives, Gilbert? —la sorpresa del menor de los Mathews era genuina, tanto como lo era ese matiz despectivo que asomaba a cada uno de sus gestos—. Todo en esta vida tiene que ver con Theodore Worthington. TODO. No existe una sola cosa que nosotros hagamos sin que él lo sepa. Y puedes estar segura que se enterará de esto como insistas con esta tontería de meterte en lo que no te importa. Puede que no lo sepa ahora, pero llegará el momento en que me encuentre preparado para servir a sus propósitos... y entonces tendré mucha información para proporcionarle —avanzó un paso en su dirección, haciendo gala el mismo porte imponente que la muchacha demostraba. No tenía miedo, ni de ella ni de sus intenciones, y su actitud lo dejaba muy claro. ¿Por qué iba a tenerlo, de cualquier forma? Estaba de lado de los ganadores—. Puedes tomártelo como una amenaza si quieres, pero en mi opinión, es más que nada un hecho. No puedo decirte que conozca a nuestro director de primera fuente... pero mis padres sí. Dicen que su paciencia es limitada, que no perdona a los que intentan pasarse de listos con él. ¡Pero bueno! —rió de pronto, mordaz—. Eso tú debes saberlo, ¿no? Viste cómo le dio su merecido a la estúpida de Laròcque el curso pasado.

Mathews era plenamente consciente de lo que acababa de hacer: había confirmado los rumores que en el college especulaban respecto a la estrecha alianza de su familia con las intenciones de Theodore Worthington, y a juzgar por su actitud estaba seguro de haber hecho lo correcto. Después de todo, era hora de que la verdad se hiciera patente; estaba harto de que el mundo le negase el respeto que se merecía, de que los inútiles que se negaban a aceptar el cambio hacia un nuevo mundo mágico exhibieran una valentía que tarde o temprano deberían pagar caro. Era hora de que toda esa lacra -dentro de la que Cassandra calzaba perfectamente- comprendiera cuál era su lugar.
avatar
Vasile Mathews
Smaragdium de quinto

Mensajes : 77
Fecha de inscripción : 17/07/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: The Hungarian Horntail

Mensaje por Cassandra L. Gilbert el Jue Oct 03, 2013 10:20 pm

Me dispuse a abrir la boca para aportar mi opinión ante su pregunta retórica pero cuando empezó a decir todo aquello sobre el director no pude evitar cerrar la boca y centrarme exclusivamente en cada una de las palabras que estaba diciendo. La poca paciencia que tenía Vasile era uno de los rasgos que evidenciaba el hecho de que era dos años menor que yo. Cualquier otro no se hubiera desquiciado tan de repente ni hubiera empezado a soltar cada cosa que se le pasaba por la mente sin pensarlo dos veces. Era obvio que en aquel instante por su cabeza tan solo estaban pasando comentarios que me dejaban por los suelos -y a todos los alumnos que estudiaban en el Clevermont College- y que colocaban en un pedestal a Theodore; aquel hubiera sido un buen momento para que se fuera de la lengua y para que me dijera algo que me pudiera guiar en aquella conversación.

Sin quererlo ni beberlo me encontré perdida. No entendía la relación que podría tener un alumno cualquiera del College con el señor director y mucho menos podía comprender como sabía tantas cosas sobre los planes de Theodore. Tragué saliva con exageración cuando se acercó hacia mi y di un pequeño paso hacia detrás, reculando. Parecía enloquecido y no estaba dispuesta a demostrar que empezaba a replantearme dejarlo marchar pero tampoco estaba dispuesta a esperar a que me soltara un empujón o algo por el estilo.-No hay nada que le puedas contar que me meta en un compromiso. Después de todo el único que parece temer que lo descubran eres tú-.Le miré fijamente a los ojos y dibujé una media mueca con mis labios que destacaba cierta rabia contenida en mi ser. No pareció importarle mucho lo que acababa de decirle ya que prosiguió con su discurso. En mi cabeza cada una de sus palabras resonaban tratando de cobrar algún sentido para mi.

¡Al fin algo que podría interesarle al resto de la pandilla! Dibujé una pequeña sonrisa audaz bien disimulada cuando me dijo que sus padres y el director tenían una estrecha relación. Ahora teníamos un nombre que apuntar a la lista, alguien en quien no podíamos confiar y del cual -si éramos inteligentes y ágiles- podríamos conseguir cierta información privilegiada en algún momento crucial de aquel curso. Todo desapareció de mi cabeza cuando pronuncio aquel apellido y la pequeña sonrisa que adornaba mis labios desapareció.-Vasile, gracias por advertirme y preocuparte.-Evidentemente estaba hablando con cierta ironía que era más que percibida en mi voz.-...por mi seguridad pero tu también deberías andarte con ojo. No olvides que nuestro querido director deja de necesitar a alguien de un día para otro, ¿vale? Un claro ejemplo es el de mi ex-compañera Françoise-.No sabía hasta qué punto llegaba la relación de los Mathews con el director pero cuando Theodore dejaba de necesitar a alguien simplemente lo eliminaba y eso era algo que habíamos comprobado todos.
avatar
Cassandra L. Gilbert
Smaragdium de séptimo

Mensajes : 524
Fecha de inscripción : 06/02/2011
Localización : Donde menos te lo esperas

Volver arriba Ir abajo

Re: The Hungarian Horntail

Mensaje por Vasile Mathews el Lun Oct 07, 2013 3:56 am

Como si todo aconteciera en cámara lenta ante sus ojos claros, Vasile acabaría por convertirse en el único y afortunado espectador del proceso de entendimiento por el que Gilbert pasó durante un par de segundos. Pudo verlo en sus ojos, en aquel brillo apenas perceptible que delataba su intento por acomodar piezas hasta entender perfectamente de qué estaba hablando el menor de los Mathews. Y durante ese breve instante, percibió un pequeño asomo de debilidad, ínfimo, pero todavía existente. Se permitió una sonrisa perversa. Justo cuando Cassandra perdía la suya.

Voy a aclararte un poco las cosas, Gilbert. Solo porque dispongo de tiempo para hacerlo. Porque de otro modo, puedes estar segura que no me causaría remordimiento alguno permitir que te ahogases en tu propia ignorancia —la observó con hastío. No dejaba de sorprenderle esa habilidad innata de la Smaragdium para llegar a conclusiones equivocadas. ¿Cómo era posible que se le hubiese permitido avanzar hasta sexto curso con una mentalidad tan evidentemente limitada?—. En primer lugar, no me preocupo por ti. Lo que en realidad hago es vaticinar tu destino. No creas que no capté la ironía, pero yo no juego al sarcasmo con principiantes —su tono era hielo puro, frío y sin sentimientos. Avanzó un paso más en su dirección, ya habiendo comprobado que su primer paso había surtido el efecto esperado.

Respecto a tu ex-compañera... vuelves a errar, delegada —suspiró como si en verdad se sintiese decepcionado—. No se deshicieron de ella porque dejasen de necesitarla; nunca le fue útil a nadie. Ella estaba loca, ¿no te acuerdas? Lo bastante loca como para atreverse a levantar calumnias en perjuicio del director. Eso fue lo que le costó la vida. Yo no tardaré en representar alguna utilidad, de eso puedes estar segura. Tú, en cambio... —la observó de arriba a abajo, evaluando algo que no quedaba al alcance de la chica. Al final de su análisis enarcó sus cejas. En ese gesto menospreciativo quedaba clara su evidente conclusión—. Deberías disfrutar el tiempo que te queda. Y mejor si lo haces lejos se mí. Ya me harté de intentar en vano que pienses con algo de inteligencia —taladró la mirada de la chica con sus ojos—. Ahora apártate.
avatar
Vasile Mathews
Smaragdium de quinto

Mensajes : 77
Fecha de inscripción : 17/07/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: The Hungarian Horntail

Mensaje por Cassandra L. Gilbert el Dom Oct 13, 2013 3:03 pm

Me estaba sacando de quicio. Era cierto que sacarme de quicio y enfadarme era muy complicado y el simple hecho de que un crío de catorce años pudiera hacerlo me hacía ponerme todavía más nerviosa. Esa forma de hablarme como si fuera a párvulos, esa mirada desafiante y esa sonrisa cargada de sorna tan solo eran unos de los tantos detalles que estaban haciendo que el vaso cada vez se fuera llenando más y más. Tuve que sacar fuerzas que creía inexistentes para no ponerme a gritarle cuatro cosas, seguidas de un buen guantazo que le enseñaría a no hablarle así a nadie. Había que ser un poco humilde y tener cierta empatía con los demás. No estaba dispuesta a caer en su juego ni estaba dispuesta a meterme en ningún lío con el director por su culpa.

Me mordí el labio inferior sin separar los labios, apretando los puños a ambas partes de mi torso y sin retroceder cuando acortó distancias entre nosotros dos. La última vez había reculado y esta no estaba dispuesta a hacerlo de nuevo. Yo no le tenía miedo, ni a él ni a su palabrería. Su mirada se clavó en mis ojos sin ningún tipo de vacile y no tuve ningún problema en devolverle el mismo tipo de mirada. Mis mejillas estaban levemente sonrojadas por lo acalorada que me tenía la situación y podía notar como el calor cada vez se anidaba más en esa posición.

Cuando acabó de hablar y su última palabra se deslizó de sus labios dibujé una media sonrisa en los míos, dando un par de palmadas.-Hasta que no seas útil sigues sirviendo para lo mismo que yo así que...-.Me encogí de hombros mirándole, escéptica y algo sarcástica.-Deja de creer que lo sabes todo, no vayas tanto de listo-.Le miré de arriba a abajo, imitando la forma en la que él lo había hecho segundos atrás. Me aparté de su camino y le hice un gesto con la cabeza.-Todo tuyo-.Alcé mi mano derecha para señalarle el camino y metí mis manos en los bolsillos de mi chaqueta, sin apartar mis ojos del muchacho.
avatar
Cassandra L. Gilbert
Smaragdium de séptimo

Mensajes : 524
Fecha de inscripción : 06/02/2011
Localización : Donde menos te lo esperas

Volver arriba Ir abajo

Re: The Hungarian Horntail

Mensaje por Vasile Mathews el Sáb Oct 19, 2013 5:04 am

Las risas jactanciosas e idiotas no eran compatibles con el estilo frívolo del joven Vasile Mathews. No obstante se daría el chance de acceder a una última sonrisa cargada de malicia tras oír los malintencionados comentarios de Gilbert. Sus insultos y advertencias le afectaban tanto como una imperceptible brisa de viento, porque entendía que mediante aquellas palabras la chica no hacía más que buscar la alternativa eficaz para canalizar su furia apenas contenida, esa que se adivinaba de sus puños apretados, en la mirada furibunda y en el modo impaciente con el que sus labios se fruncían.

Por favor, Gilbert, desde luego que no creo saberlo todo —repuso con un fingido e insoportable tonito de ofensa, sacando ventaja de la peligrosa proximidad que el inexistente paso atrás de la delegada le había permitido obtener—. No se puede ir de listo por la vida cuando ya se es listo. Puede que ahora no me des la razón... —se encogió de hombros, calmo y seguro, casi amigable—, pero llegará el momento en que no tengas mayores opciones. Como sea, déjame devolver la mano de tu consejo con otro mejor: no vuelvas a fingir desprecio, el papel te queda fatal.

Y, por fin, ella le dejó el paso libre. Comenzaba a divertirse a costa de la impotencia de la chica, sin embargo eso no bastaba para desear permanecer ahí para soportar su imberbe compañía. Gilbert no estaba a la altura de sus comentarios mordaces; su enfermizo buen comportamiento le concedía una desventaja que tornaba la lucha en un conflicto aburridísimo. Se irguió en toda su altura para retomar la marcha que minutos antes había sido interrumpida, sin dignarse a dirigir una sola mirada de despedida hacia su interlocutora.

Nos vemos en Clevermont —Su tono era serio, pero algo dentro del mismo daba la sensación de que ocultaba una risa secreta y cruel; que detrás de aquel comentario se ocultaba una intención peligrosa que, llegado el momento, sería revelada. Su perfil no tardaría en perderse por la deshabitada calle. Tenía noticias que reportar a su padre, a su hermano... y otras que debía conservar para cuando la información resultase útil.
avatar
Vasile Mathews
Smaragdium de quinto

Mensajes : 77
Fecha de inscripción : 17/07/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: The Hungarian Horntail

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.