Aula Vacía

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Aula Vacía

Mensaje por Raziel P. Slaughter el Sáb Sep 08, 2012 5:07 am

La indefinida carcajada que rápidamente alcanzó los oídos del profesor acabaría produciendo en el hombre efecto idéntico al de una delicada brisa sobre la portentosa estructura en un acantilado. Su rostro mantuvo constante la imperecedera expresión que revelaba esa entereza conocida con que era capaz de mantener la situación bajo control. El posterior silencio interpuesto se convirtió en una instancia facilitadora para examinar con mayor escrutinio a la estudiante, al punto de llevarlo a vaticinar sin dificultad la postura que a continuación la viera adoptar.

Tiene una visión muy curiosa de lo que puede llegar a considerarse divertido... —el extraño brillo antes percibido en su mirada se extinguió por completo. Sin embargo aquel repentino cambio no llegó a evidenciar la curiosidad que la joven comenzaba a despertar en el frívolo Raziel Slaughter, una que solo personalidades trastornadas como la que ahora presenciaba podían evocar. En cambio, el interés plasmado en sus palabras era tan genuino como el antes expuesto por la Phoenîecum, lo que no significaba que hubiera hecho abandono del tono distante y álgido de su voz profunda. Alzó el rostro flemático en torno a la extensión de altos techos dispuesta sobre sus cabezas—. Pero no lo sé, señorita Betancourt. Este lugar parece ocultar más secretos de lo que creí que poseía a mi llegada —se detuvo para realizar una inspiración honda tras la que volvería a depositar la mirada en su peculiar interlocutora, recurriendo al movimiento pausado y elegante tan propio de todas sus acciones—. Usted ha venido de Hogwarts, ¿me equivoco? —por primera vez sus cejas se alzaron ligeramente, revelando la naturaleza retórica de su pregunta—. Estoy seguro que tropezaría con más de algún asunto interesante, si usted se decidiera a escudriñar sus rincones.

La realización de esa última recomendación, por algún motivo imposible de identificar por otro que no fuese él mismo, adquirió un énfasis de persuasión muy difícil de ignorar. Tal vez habría persistido en torno a esa repentina y extraña idea, de no recibir nuevamente otro de los puntos de vista con que la estudiante insistía obstinada, a la espera de una reacción que no se presentaría—. Podría serlo... no me negaré a esa posibilidad —concedió con una astuta y clara evasión a la sobre entendible apelación contenida en el comentario recibido. Se irguió cuan alto era su porte, retrocediendo con prestancia, pues en el curso de aquella inusual discusión comenzaba a inclinarse ligeramente hacia la joven para asegurarse de tallar en su mente cada una de las palabras cuidadosamente pronunciadas—. Lo confirmará cuando su ostensible deseo por involucrarse en lo que no le corresponde... finalmente le conceda un castigo acorde a sus faltas. Entonces estaré encantado de oír si sus consideraciones se mantienen sobre la misma línea.
avatar
Raziel P. Slaughter
Director de Clevermont College

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 19/04/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Aula Vacía

Mensaje por Luparia Betancourt el Mar Sep 11, 2012 5:17 pm

De todas las personas con las que podría haberse cruzado aquel día, sin duda Raziel era de las menos adecuadas, considerando su estado del humor y las posibles respuestas que éste podía provocar sobre el profesor de Filosofía Muggle. Si bien el tono desafiante que sus palabras habían adquirido recientemente no parecía dispuesto a ceder al miedo, había algo en la impasibilidad de Slaughter que mínimamente lograba transmitirle cierta sensación de inseguridad a la muchacha.

Un par de frases que el hombre pronunciaría, bastarían para que aquella sensación se transformase en algo certero, desechando todo posible vestigio de una anterior valentía en sus acciones. Había algo en su interior, una profunda congoja bien ocultada, que ante la simple mención de su posible existencia había pasado a tomar la supremacía de su ser, enterrando en lo más profundo del mismo toda seguridad y tranquilidad que su carácter lanzado pudiese haberle proporcionado. Sus ojos se desviaron de la gélida mirada de él tan sólo unos segundos, pero aquello fue suficiente como para hacerle entender que su discurso había surtido el efecto deseado sobre la joven Phoenîceum, que en esos momentos se encontraba completamente confusa, con un malestar interno cuyo motivo y razón no alcanzaba a averiguar.

-En efecto, provengo de Hogwarts -respondió secamente, con el labio inferior temblando casi imperceptiblemente, a menos que su interlocutor tuviese una vista lo suficientemente aguda como para detectarlo. Ya no se sentía deseosa de hablar, y el castigo que hacía unos minutos atrás le había parecido tentador, ahora le resultaba completamente banal-. Entonces supongo que deberemos aplazar nuestra conversación hasta ese próximo encuentro -aventuró, buscando prácticamente en vano que su espíritu impetuoso regresara a su cuerpo, intentando al mismo tiempo poner fin a aquella charla. No obstante, tenía una ligera sospecha de que Raziel no la dejaría ir tan fácilmente. Y aquello le provocaba una sensación tan extraña en su interior, que no podía acabar de definir como algún tipo de sentimiento determinado. Sólo sentía que en ella comenzaba a bullir lentamente el caos, y le aterraba no poder refrenarlo a tiempo en el hipotético caso de que estallase.



avatar
Luparia Betancourt
Phoenîceum de séptimo

Mensajes : 339
Fecha de inscripción : 26/04/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Aula Vacía

Mensaje por Raziel P. Slaughter el Mar Sep 18, 2012 9:20 pm

Raziel Slaughter no hizo más que sostener aquella mirada gélida y temible que, llegados a cierto punto, conseguiría arrancar de la muchacha un significativo gesto de debilidad cuando sus ojos escaparon repentinamente de aquella fijeza penetrante. Finalmente había encontrado el arma capaz de impactar con el punto débil de aquella osada estudiante, y no se trataba de nada más simple que el desdén de sus palabras. Sin embargo no dejó en evidencia gesto de celebración alguno aún sabiéndose poseedor de una pequeña y bien merecida victoria. Le bastaba con el hecho de sostener esa mirada analítica por medio de la cual lograba percibir con absoluto detalle el progresivo retroceso que parecía sufrir el atrevimiento temerario de la joven Betancourt.

No necesitó aguardar al momento en que ella decidiera emprender la retirada para comprender que su retorcido y extraño método de persuasión había cumplido magníficamente con el objetivo propuesto. Nada más debió prestar atención suficiente a sus palabras, conservando la expresión de peligrosa indiferencia que hacía gala de las insondables diferencias que separaban las realidades de cada uno, posicionando al profesor a un nivel mucho más alto de lo que la estudiante apenas comenzaba a asimilar. Su bienestar dependía en muchos sentidos de aquel hombre escalofriante, y él, considerado, se haría cargo de aclararlo con la transparencia del agua antes de permitirle marcharse.

Es una suposición acertada, alumna. Sin embargo, mis sospechas anuncian que ese encuentro se dará mucho antes de lo que usted misma se atreve a vaticinar —su rostro era una incomprensible máscara, desagradable y estática como el miedo mismo. Una mano congelada se posó sobre el hombro de la muchacha, reteniéndola en su lugar con tacto elegante y gentil, pero firme como el de cualquier hombre que comprende a la perfección el motivo de cada una de sus acciones. Una vez más, su rostro se volvió al orden tenebroso de sus pensamientos—. La ignorancia es una herramienta impredecible, ¿no le parece? Hoy la dispensará de cualquier castigo. Porque, para su suerte, conozco la misericordia que nuestro director califica como una debilidad despreciable. Aún así, yo no termino de dilucidar si usted es una alumna corriente... o bien un peligro al que debo mantener a raya —hizo una breve pausa para acercarse nuevamente a la muchacha, obligándola con el poder de su propia mirada a que sus ojos se posaran sobre sus oscuras cuencas—. La estaré vigilando, señorita Betancourt. Y me dará motivos para arrepentirme de este acto de piedad si descubro que no ha decidido escapar de la ignorancia que hoy nubla sus horizontes. Pero le daré una mano: Theodore Worthington no escoge a sus hombres al azar. Y mi asignación a este lugar tampoco lo es. ¿Cree usted que él habría conseguido ingresar a Hogwarts actuando solo? Mi influencia no es despreciable, jovencita. Y mientras antes lo entienda, menos esfuerzos deberá mediar para que su estancia en este colegio no haga eco de sus recuerdos en el viejo continente. No es una recomendación; es una advertencia.

Lentamente, su mano retrocedió para liberar el hombro de la joven, al mismo tiempo que su pálido rostro ascendía para otorgarle nuevamente una posición absolutamente erguida. Demostraba el porte de un caballero de gentilezas que podían llegar a ser letales—. Puede retirarse —dijo, casi susurrando. Y permaneció de pie en el mismo lugar, a la espera de que la joven dicidiera desaparecer de su vista en permanente estado de alerta.
avatar
Raziel P. Slaughter
Director de Clevermont College

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 19/04/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Aula Vacía

Mensaje por Luparia Betancourt el Mar Ene 22, 2013 6:12 pm

Un escalofrío recorrió su espina dorsal cuando se produjo el contacto entre los gélidos dedos de Raziel y su hombro. La tela del uniforme no evitó aquella sensación, sino que pareció incrementarla, haciendo que un ligero temblor se propagase por todo su cuerpo. Ya no se sentía para nada segura en aquel lugar, su confianza que había sido minada progresivamente, se las había arreglado para desaparecer del todo.

Tragó con fuerza, intentando mantener la compostura mientras las palabras del profesor le taladraban el cerebro como una aguda señal de alarma. Es una advertencia... Maldición. Una fugaz visión de un muchacho desplomándose con la sorpresa ilustrada en su rostro cruzó su mente. Él lo sabía. Y ella comenzaba a recordarlo.

- ... -abrió y cerró los labios, pero no fue capaz de pronunciar palabra alguna. La ruptura del contacto con Raziel pareció despertarla de su encantamiento, con lo que fue capaz de controlar nuevamente su cuerpo. Le echó una última mirada, algo asustada, y salió rápidamente de allí, con la sensación de que algo dentro suyo iba a estallar.

avatar
Luparia Betancourt
Phoenîceum de séptimo

Mensajes : 339
Fecha de inscripción : 26/04/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Aula Vacía

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.