[N] Ombú gigante ~ 28 de febrero de 2052

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[N] Ombú gigante ~ 28 de febrero de 2052

Mensaje por Díctamo Betancourt el Mar Feb 12, 2013 12:08 am

Era un domingo especialmente fresco. La nieve caía en torno a él suave y silenciosa, ofreciendo a su único espectador el espectáculo más hermoso que pudiera concebirse en esa hora precoz donde el sol asomaba lentamente. No existía en semejante escenario ninguna circunstancia a favor de concederle a Díctamo Betancourt compañía en su solitario recorrido, y la certeza de aquella posibilidad lo apremiaba a continuar sin un momento de pausa.

Había albergado temores en cuanto a lo difícil que resultaría abandonar el edificio a aquellas horas, en que los alumnos no pensaban aún en prepararse para bajar a tomar el desayuno. Pero acabaría descubriendo con optimismo que un joven madrugador no levantaba sospechas. Luego de un tiempo de hundir sus pies en compactos montículos de nieve, divisó a la distancia el ombú y su rudimentaria casa... y una sonrisa nostálgica vino en respuesta al recuerdo de un pasado en que otras experiencias igual de tristes a las presentes lo habían llevado al gran árbol.

El llevar un libro bajo el brazo obstaculizó ligeramente su intención de ascender las escaleras. Pero cuando finalmente estuvo dentro de la casa en el árbol un sentimiento de éxtasis se apoderó de él; la primera parte de su empresa estaba completa. Muchos días había tardado en dar con aquella solución para el desafío que la joven Weasley había propuesto, y otro par de días le llevó decidirse a dar el paso. Ahora, no podía retroceder. Observó el libro con la esperanza que éste lo ayudase a conservar el valor que había conseguido reunir... pero lo único que consiguió fue pensar en Cassandra. Nada le afligía más que el no haber compartido con su amiga el desarrollo de tan planeada estrategia... pero no había deseado causar preocupaciones innecesarias, porque nadie podía asegurar que algo en limpio saldría de la conferencia que pretendía invocar. Suspiró resignado. Debía seguir adelante.

Directora McLoughlin —su voz fue un susurro tan delicado como la nieve que ya se derretía en las mejillas—. Sé que está aquí. Necesito de su ayuda.


Brigada Americana Protectora de Especies Mágicas
avatar
Díctamo Betancourt
Smaragdium de sexto

Mensajes : 477
Fecha de inscripción : 15/03/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: [N] Ombú gigante ~ 28 de febrero de 2052

Mensaje por Océane McLoughlin el Miér Feb 13, 2013 11:48 pm

El aire al interior de la pequeña casa en el árbol se revolvió violentamente, dando origen a un pequeño remolino que atraía la nieve que descendía más allá de los muros de madera. En medio de la inusitada ventisca surgiría la figura ectoplásmica de Océane McLoughlin, tan colérica y sensible como los estudiantes la recordaban. Soltó un alarido arrebatado.

Gran parte de los alumnos de Clevermont College habían dado por sentado que, con motivo del retorno de Theodore Worthington, el fantasma de la antigua directora había preferido darse a la fuga... y más de algún antecedente favorecía esta suposición colectiva: abierta había sido la rivalidad entre el iracundo espectro y el mago tenebroso durante la época en que este último había sucedido en el cargo de director a la primera tras su muerte. A esto se sumaba el hecho de la repentina desaparición de Océane a partir del fatídico día en que Clevermont fuera tomado por la fuerza. Desde entonces, nadie en todo el edificio podía dar fe de conocer el paradero de la difunta fundadora... y no había error en asegurar cuánto contentó a esta haber caído en un olvido repentino que la libraba de traidores e inútiles que perturbasen su muerte.

Ahora que alguien nuevamente se presentaba a incordiar su atesorada paz de espectro, no podía menos que reaccionar con los modos groseros que jamás habría utilizado en vida. Trazó una trayectoria rotatoria y veloz en torno al joven que la llamaba, situándose luego frente a él, dueña de una mirada desquiciada.

¿¡QUIÉN HA OSADO AGITAR LA TRANQUILIDAD DE ESTE SANTUARIO!? —vociferó en voz alta, fijándose con mayor atención en el muchacho—. ¡TRAIDORES! ¡ASESINOS E INÚTILES! ¿Qué malhechor te ha enviado a cometer este crimen, niño?
avatar
Océane McLoughlin
Alma errante

Mensajes : 88
Fecha de inscripción : 14/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: [N] Ombú gigante ~ 28 de febrero de 2052

Mensaje por Díctamo Betancourt el Jue Feb 14, 2013 4:16 am

Pensó encontrarse preparado para lo que se avecinaba. Pero la aparición de la antigua directora le obligó a dar un salto de conmoción. Mucho había oído del inestable ánimo que la muerte había otorgado a la distinguida Océane McLoughlin, sin embargo el estruendo que la acompañaba ahora superaba cualquier descripción previa. Jamás antes había tropezado con ella, pues así se lo había propuesto durante los últimos dos años de estudio, escapando de cada circunstancia donde se adivinaba la inminente y escandalosa presencia de aquel fantasma que volaba a su alrededor, levantando un viento que calaba los huesos.

Protegía su cabeza con el brazo libre, acaso temiendo que aquel ser incorpóreo pudiera atacarlo de algún modo terrible... y llegó a temer que el sacrificio al que se lanzaba superaba lo que era capaz de soportar. Mantuvo el brazo en alto hasta que el espectro se detuvo frente a él, solo para alzarlo nuevamente, presa del sobresalto, cuando la ruidosa sarta de insultos y acusaciones tuvo lugar.

¡Nadie! —intentó hacer oír su voz por encima de los lamentos que el fantasma profería, todavía oculto bajo su brazo—. ¡Nadie me ha enviado, directora McLoughlin! No he deseado molestarla y pido su perdón si así ha sido. Solo vine... vine por voluntad propia... la buscaba —Reuniendo el coraje que repentinamente hubiera perdido, mostró a la mujer el libro que llevaba bajo su otro brazo. Su título, Mitos y Leyendas Mágicas de la América Contemporánea, se grababa en decorada caligrafía plateada sobre el forro rojizo de la portada. Separó las páginas en un capítulo que rezaba en grandes letras Océane McLoughlin, y alzó la mirada hacia la aludida, temeroso—. Por lo que decía... supuse que la encontraría aquí. La buscaba... necesito su ayuda —repitió.


Brigada Americana Protectora de Especies Mágicas
avatar
Díctamo Betancourt
Smaragdium de sexto

Mensajes : 477
Fecha de inscripción : 15/03/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: [N] Ombú gigante ~ 28 de febrero de 2052

Mensaje por Océane McLoughlin el Mar Feb 19, 2013 1:46 am

Se moría de ganas de echar a volar y despertar a todo el colegio con sus lamentos terribles. Pero en medio del griterío con que enfrentaba al chico que tenía en frente, una palabra la ayudaría a recuperar algo de la calma que todo el mundo creía extinguida en el fantasma. Directora, la había llamado, después de tanto tiempo de hacerle sido arrebatado tan honroso título. En consideración al respeto del muchacho, se permitió oír sus explicaciones. Porque la verdad era que a pesar de haberlo atacado con preguntas, no había tenido ninguna intención de prestar oído a las respuestas.

Recelosa, se acercó al libro que el chiquillo tenía entre las manos. Podían haber pasado años de su muerte, pero los traidores se ocultaban en todas partes; nadie le aseguraba que todo eso no se tratase más que de una treta con la que Susie se proponía deshacerse de la única cosa que todavía honraba la memoria de la difunta directora McLoughlin: su fantasma. Habiendo logrado eso, nada le impediría apoderarse del college.

¿Y por qué crees que alguien como yo estaría dispuesta a ayudar a un chiquillo insignificante? —repuso a las súplicas, completamente indignada al darse cuenta que el su inesperada visita casi relegaba su condición a la de un genio encerrado en alguna lámpara olvidada. Retrocedió tras leer el título del libro, cruzando sus brazos incorpóreos—. ¡NO CREAS QUE PUEDES ENGAÑARME! ¡MI HIJA TE HA ENVIADO PARA ACABAR CONMIGO! ¡ESA PUTA ASESINA! ¡TRAIDORAAAAAAA!

Otra vez, se dedicó a dar vueltas alrededor del gran ombú, fuera de sí. No faltaban motivos para alimentar el popular rumor de que con el cuerpo de McLoughlin, también se había ido su buen criterio.
avatar
Océane McLoughlin
Alma errante

Mensajes : 88
Fecha de inscripción : 14/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: [N] Ombú gigante ~ 28 de febrero de 2052

Mensaje por Díctamo Betancourt el Miér Feb 20, 2013 4:20 am

Decidió que haber conseguido captar la atención de la directora en el libro concebía un logro rotundo, pero no se dejaba engañar. Entendía que hacía falta más que ese nimio esfuerzo para obtener de ella lo que finalmente lo habría llevado a buscarla. Siempre cauto, cerró el libro para depositarlo cuidadosamente sobre el suelo de la casa. Contó con el tiempo justo para aovillarse en el suelo cuando el espectro, luego de sus próximas exclamaciones, escapase embriagada con su mal destinada furia. Y se levantó de inmediato para asomar la cabeza por alguna ventana cuando reparó en lo torpe que estaba siendo; si perdía de vista a Océane McLoughlin, perdía también la oportunidad que ella pudiera otorgarle. No le había dado tiempo de manifestar un buen argumento para la pregunta que le fuera impuesta.

¡Por favor, directora! —la llamó desesperado al verla dar vueltas sobre la copa del árbol—. ¡Siquiera conozco a su hija! —¿Qué podía hacer él para evitar el desastroso desenlace al que ese encuentro comenzaba a encaminarse? No tenía demasiado tiempo para pensar, pues en cualquier momento el fantasma podría desaparecer para importunar a alguien que no lo deseaba. Así que tomó la primera opción que acudiría a su mente.

Aterrado por lo que estaba a punto de hacer, salió por la ventana de la pequeña casa y comenzó a trepar hasta el techo... y continuó ascendiendo tanto como pudo, valiéndose de toda rama que a su paso se mostrara útil. Llegaba al punto más alto del gran árbol cuando se sintió incapaz de seguir. Entonces jugaría su última carta—. Solo escuche lo que tengo que decir —rogó a las ramas y hojas alrededor suyo. Sabía que detrás de alguna de ellas, la difunta directora estaría acechando—. Es lo único que le pido. Si no desea ayudarme... lo entenderé —la sola idea entristecía su semblante, de por sí algo melancólico.


Brigada Americana Protectora de Especies Mágicas
avatar
Díctamo Betancourt
Smaragdium de sexto

Mensajes : 477
Fecha de inscripción : 15/03/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: [N] Ombú gigante ~ 28 de febrero de 2052

Mensaje por Océane McLoughlin el Sáb Feb 23, 2013 1:25 am

Apenas hubo de atravesar los pilares de la pequeña casa para girar en torno a esta y al árbol que la sostenía, dejó de oír la atormentada voz del pequeño granuja. Los gritos del iracundo fantasma eran más ruidosos que todas las súplicas de ese infeliz espía que intentaba engañarla, así que no tuvo ocasión de comprender algo de sus innecesarias explicaciones. Se sentía muy orgullosa de sí misma por haber descubierto con tanta avidez la farsa oculta tras ese rostro que se mostraba tan inocente. De modo que pronto el alboroto acabó, y se encontró celebrando su propia astucia en silencio, desplazándose de un lado a otro por encima de la copa del gran ombú. Que vinieran a importunarla cuántos pretendieran engañarla; la muerte no había hecho más que otorgar a Océane McLoughlin una astucia capaz de superar cualquier desafío.

Eran estos los pensamientos que rondaban en la mente que no poseía, cuando otra vez volvió a oír la voz del muchacho, que ella ya había creído resignado a su fracaso. ¿Así que no se daba por vencido? Solo suponerlo la llevó a soltar otro grito de molestia. Pero se detuvo al reparar que la voz del chiquillo se oía mucho menos distante que hacía unos minutos antes. ¿Dónde se habría metido?

Se encontró con él al descender en picado con la intención de retornar a la casa del árbol. Pero acabaría tropezando con él nada más iniciar su recorrido por el follaje del árbol. Su rostro desfigurado por los golpes sufridos en vida se acercó a él hasta que solo un centímetro salvaba al muchacho de ser atravesado. De un momento a otro, la sempiterna furia se había visto permutada a un sentimiento que no había llegado a experimentar desde sus días como directora: el asombro.

Matándote no vas a conseguir que descubra lo que quieres decirme, niñato tonto —El timbre sosegado que de pronto había impregnado su voz resultaba extraño, pero nadie hubiera dudado que era un modo mucho más parecido al que Océane usara en sus días más esplendorosos—. En toda mi muerte, nadie, jamás... nunca me han buscado con tanta insistencia —En general era todo lo contrario. Ella acudía a los estudiantes, los escandalizaba con sus chillidos y ellos intentaban librarse de su indeseable compañía. Esa situación se oponía a todo esquema conocido—. ¿Qué puede ser tan importante de decir como para que valga todo esto? —retrocedió, señalando al muchacho y la rama sobre la que su cuerpo se balanceaba. Por una vez la curiosidad había sido más fuerte que la ira. ¿Sería posible que el fantasma de McLoughlin todavía conservara un lado más racional de lo que se creía?
avatar
Océane McLoughlin
Alma errante

Mensajes : 88
Fecha de inscripción : 14/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: [N] Ombú gigante ~ 28 de febrero de 2052

Mensaje por Díctamo Betancourt el Dom Feb 24, 2013 6:27 am

Su cuerpo se estremecía con cada nueva pequeña brisa que fuera a su encuentro. Pero continuaba aferrándose en la rama que ahora constituía su único soporte con la misma avidez que en un comienzo; entendía con mayor claridad de la que hubiera deseado que solo necesitaba cometer un paso en falso para convertir la interminable caída que le esperaba en un fracaso aún más trágico de lo que hubiera pronosticado. Procuró hacer memoria del sitio en que su varita se mantenía a buen resguardo, para no dudar en solicitar su socorro en caso de haber fallado en su último y desesperado intento por acceder a los favores de la directora.

Parte del desconsuelo que comenzaba a trepar por su espalda desaparecería al distinguir nuevamente al fantasma de Océane McLoughlin aproximarse a él, cuando los músculos en tensión ya resentían la fiereza de su agarre a las ramas del gran ombú. Con seguridad, no existiría en el mundo palabra equiparable al agradecimiento que de su mirada, como una fuerza extraña, tras comprobar que en las palabras del espectro se dejaba ver una inesperada disposición a oír las justificaciones que traía para ella. De haberse situado sobre una firme y segura superficie, su alivio no hubiera desistido de obligarlo a esbozar un pequeño ademán de sonrisa.

La vida de mis compañeros —su voz flaqueaba a causa del frío y el temor a caer. No por esto, sin embargo, era menos sincera su afirmación—. Vale la pena por la seguridad de mis amigos, que son también sus alumnos, directora. Lo fuimos antes... y lo seguimos siendo —Realizó un intento por descender un par de ramas durante el silencio al que se propuso dar lugar. Comenzaba a comprender la lógica con que funcionaba el impulsivo temperamento del espíritu herido que la oía. Omitir espacio para la introspección solo le jugaría en contra. Sin hacer abandono de su respetuoso modo, retomó cuando estuvo seguro de haberse acomodado sobre ramas de mayor firmeza—. Supongo que no lo desconoce... pero Clevermont ha dejado de ser la escuela que alguna vez usted dirigió. El director... —reparó en su equivocación, decidiendo enmendarla sobre la marcha—... el profesor Worthington la ha convertido en un lugar oscuro. Si solo pudiera verlo... —Quizás lo había hecho, pero era una idea poco probable, tomando en cuenta el tiempo que había transcurrido desde la última vez que Océane fuera vista. Sus ojos hasta entonces huidizos sostuvieron la inmaterial mirada de la fallecida mujer—. Necesitamos una esperanza.


Brigada Americana Protectora de Especies Mágicas
avatar
Díctamo Betancourt
Smaragdium de sexto

Mensajes : 477
Fecha de inscripción : 15/03/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: [N] Ombú gigante ~ 28 de febrero de 2052

Mensaje por Océane McLoughlin el Mar Feb 26, 2013 3:04 am

Algo en la enunciación de esas palabras, sus alumnos, hizo sentido en su pensamiento. O, como mínimo, tuvo la suficiente resonancia para llevarla a mantener un silencio ausente de interrupciones. Escuchó cada argumento de principio a fin, pareciendo que por primera vez desde su muerte prestaba verdadera atención a lo que se le decía. No existía ánimo de locura en ella cuando descendió para mantenerse a la altura del chiquillo al disponerse este a bajar por las ramas.

Es evidente que no desconozco lo que ocurre en mi institución, muchacho —alegó cuando este hubo dicho la última palabra, razonablemente ofendida por las dudas a que se prestaba esa suposición—. ¿Qué clase de directora sería si no lo supiera? ¿Dónde quedaría mi prestigio como fundadora? Esta es mi academia de magia, ¡MIA! Debía haber adivinado lo que ese asqueroso traidor de Worthington planeaba desde el primer día que puso uno de sus sucios pies en mi edificación, para jamás admitirlo como pare de mi cuerpo docente. Ahora las cosas serían un poco diferentes, lo sé. ¡Ay, cómo lo sé! —involuntario, un gemido de angustia, de esos que solía proferir el enfurecido fantasma, rompió el silencio. Pero las maldiciones que por costumbre acompañaban su griterío no se presentaron. Ese dolor que por tanto tiempo había evadido con su inagotable cólera comenzaba a ganar lugar. Y, cosa curiosa, esa angustia solo le producía más angustia.

Pero ya he hecho todo lo que estaba en mi mano para revertir esta situación, chiquillo. No me agrada la idea de decepcionarte, pero esa es la verdad —Todavía recordaba que solo unos años atrás había intentado ayudar a desprestigiar al traidor que, desde hace un tiempo le constaba se había asociado con la que alguna vez, en tiempos menos adversos, había sido su hija. Había seguido al director en otros tiempos... pero nada fue en realidad útil para servir de ayuda a... ¿cómo había dicho el chico? sus alumnos. Suyos. Siempre—. ¿Qué esperanza esperas que te otorgue un fantasma?
avatar
Océane McLoughlin
Alma errante

Mensajes : 88
Fecha de inscripción : 14/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: [N] Ombú gigante ~ 28 de febrero de 2052

Mensaje por Díctamo Betancourt el Miér Feb 27, 2013 8:42 pm

Con la mirada fija en el fantasma de Océane, Díctamo Betancourt se encontraría atravesando un complejo momento de trance, producto de la repentina estupefacción a que se sometía su pensamiento. Había esperado recibir nuevos gritos, maldiciones e incluso amenazas, pero las palabras que oiría en lugar de lo que presumían sus sospechas resultaron contar con más sentido del que el joven hubiera llegado a imaginar. Eran razonamientos humanos. Tuvo la osadía de atribuir tan soberbio resultado a la técnica que sin planes había sido utilizada. Tratada por años como fantasma, era del único modo con el que la directora McLoughlin podía comportarse. Hoy el pequeño Smaragdium se presentaba con el trato que merece una persona... y Océane había respondido a la altura de este nuevo método. El joven agradeció en silencio jamás haber tenido la idea de traer con él a la conflictiva Arsène Weasley, cuya intervención probablemente se habría convertido en un obstáculo imposible de sobrepasar.

Espero de usted lo que puede esperarse de todo fantasma importante, directora McLoughlin —Intentó bajar un poco más luego de corroborar que la atención del espectro seguía puesta en él—: conocimiento. Los recuerdos que usted posee de su vida podrían acabar por convertirse en un tesoro de saberes increíblemente valiosos. Mis compañeros han llegado a ser castigados con torturas, usan maldiciones imperdonables para imponer disciplina. Tenemos miedo, directora. Nos hace falta un escondite donde podamos proteger a nuestros compañeros más propensos a las amenazas, para evitar que sus vidas corran peligro.

La siguiente vez que se propuso descender un poco más, permitiéndole al fantasma interiorizar el discurso, Díctamo se sintió otra vez seguro; la casa sobre el árbol estaba cada vez más cerca de sus pies—. Usted conoce Clevermont College y sus pasadizos mejor que nadie que siga con vida; fue parte de la construcción de este edificio. No deseo abusar de su buena voluntad, directora. Pero si supiéramos que aún existe un pasadizo que nadie conoce, uno que pueda llevarnos hacia algún lugar donde realizar nuestro propósito... este tormento podría ser más llevadero.

Sus ojos eran dos fuentes de agua cristalina que contemplaban suplicantes. Sin saberlo, el joven Betancourt comenzaba a incursionar en el delicado arte de la manipulación.


Brigada Americana Protectora de Especies Mágicas
avatar
Díctamo Betancourt
Smaragdium de sexto

Mensajes : 477
Fecha de inscripción : 15/03/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: [N] Ombú gigante ~ 28 de febrero de 2052

Mensaje por Océane McLoughlin el Mar Mar 05, 2013 4:09 am

Otra vez, las palabras del muchacho contendrían más sabiduría de la que podía llegar a presumir ella en su condición de malherido y angustiado fantasma. ¿Qué podía llegar a ser Océane por aquellos días sino un recuerdo apenas materializado? Era memoria convertida en magia, ahora lo veía, de modo que en sus manos recaía la decisión de qué hacer con aquella valiosa fuente de conocimientos. Jamás se había sentido tan importante desde su muerte y agradecía poder volver a hacerlo; su atento silencio era la mejor prueba de ello.

Pero le restaba decidir si debería acceder a pagar su gratitud compartiendo los saberes que solamente ella poseía. ¿Valdría la pena? Mientras más pensaba en ello a medida que seguía descendiendo cada vez que el muchacho saltaba a una nueva rama, más se convencía de que no ganaba nada con semejante decisión. De hecho, acabaría perdiendo el privilegio de poseer un secreto que nadie más conocía por ahora. Pero entendía que la petición del joven que la observaba correspondía a una causa noble, casi heroíca, si se consideraba que por medio de la misma se intentaba frustrar algunos de los planes de Theodore Worthington. Se detuvo en ese punto.

¿No era eso acaso lo que en verdad deseaba? ¿Venganza contra los traidores? ¿Justicia para ella? Le constaba que un golpe bien acestado a su antiguo profesor de defensa contra las artes oscuras alcanzaría también a Susie, la que había sido su hija y heredera. A ninguno de los dos los deseaba en Clevermont College. Quería tenerlos a todos fuera de su sueño... y el de Justinian. Se hizo un silencio pesado en torno a ellos, mientras el espectro observaba al chiquillo con absoluta concentración. Ya había tomado su decisión.

No existen más pasadizos además de los que alguna vez descubrió la señorita O'Donnell —sentenció con solemnidad, recurriendo luego a una nueva pausa. Cuando retomó sus palabras, el volumen de su voz había disminuído de forma notable—. Pero hay un escondite, aquí mismo, en Clevermont. Alguna vez lo utilicé para los alumnos de mi patrulla, mis informantes... pero su recuerdo se perdió con los años. Si prometes jamás corromper la guarida, si me prometes, muchacho, que la usarás siempre para fines honestos... yo prometo revelarte su ubicación.

No esperó la respuesta del alumno. Su mirada profunda le gritaba todas las respuestas que ella deseaba escuchar. Sabía que dejaría en buenas manos su secreto, y de no ser así, ella misma se encargaría de hacer pagar al chico. Debían darse prisa, o los pasillos comenzarían a abarrotarse de estudiantes mucho antes que alcanzaran el punto al que debían llegar. Se adelantó, atravesando ramas y hojas en dirección al gran edificio del college hasta perderse de vista luego de dejar atrás las puertas que la llevarían al patio interno.
avatar
Océane McLoughlin
Alma errante

Mensajes : 88
Fecha de inscripción : 14/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: [N] Ombú gigante ~ 28 de febrero de 2052

Mensaje por Díctamo Betancourt el Miér Mar 06, 2013 4:31 am

El joven Betancourt gozaba de una paciencia admirable, la que no dejaba de demostrar en ese crucial momento donde ya habiendo jugado todas sus cartas le correspondía aguardar el veredicto final. Esperó un tiempo que le pareció interminable, agazapado a su nueva rama, sin perder de vista al concentrado espectro y tensando el cuerpo en un intento por soportar con mayores éxitos las ráfagas de viento que lo hacían estremecer.

Su rostro se convirtió en el vivo reflejo de su desolado ánimo al recibir la atroz sentencia de la directora McLoughlin le concedería. Si bien su respuesta correspondía a una de las posibilidades que Díctamo había considerado como resultado de su búsqueda antes de iniciarla, había mantenido viva la esperanza de obtener resultados positivos. ¿Qué podía hacer ahora? Océane McLoughlin era el último recurso con el cual contaba para recibir de la joven Arsène el perdón que apaciguaría sus remordimientos. Sin aquella ventaja, estaría condenado a vivir por siempre con la culpa entorpeciendo cada uno de sus sueños—. Entiendo... —había dicho entonces con voz quebrada, preparado a saltar a las últimas ramas que lo llevarían de regreso a la casa del ombú. Pero antes de realizar el primer movimiento, la fantasmagórica forma frente a él retomó la palabra.

Sus ojos explotaron con una dicha incontenible.

Lo prometo, directora. Muchas, muchas gracias. Puede estar segura de que así lo haré. Se le dará un buen uso; tiene mi palabra —sus agradecimientos sonaron atropellados, una palabra trastabillando con otra luego de estar seguro de haber oído lo que había oído. Pero Océane no pareció prestar verdadera atención a los compromisos del joven Smaragdium, pues había iniciado la retirada mucho antes de que este terminase su pequeño discurso. Antes de perderla de vista, se apresuró a soltar unas últimas palabras—: ¡Por cierto, soy Díctamo Betancourt! —Temió que el repentino apremio de su recién declarada guía lo dejase muy atrás del rumbo que deberían tomar para la revelación que se avecinaba. Todavía sentía la emoción oprimirle el pecho, pero procuró bajar del árbol tan rápido como pudo para continuar una carrera sin pausa hasta el interior del castillo a través de de los jardines. Hasta que por fin, desapareció también de los vacíos terrenos.


Brigada Americana Protectora de Especies Mágicas
avatar
Díctamo Betancourt
Smaragdium de sexto

Mensajes : 477
Fecha de inscripción : 15/03/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: [N] Ombú gigante ~ 28 de febrero de 2052

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.