[D] Guarida de la Patrulla ~ 27 de marzo de 2052

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: [D] Guarida de la Patrulla ~ 27 de marzo de 2052

Mensaje por Arsène Weasley el Miér Abr 03, 2013 5:28 am

Ingresó la última a la sala, cerrándose herméticamente el pasadizo tras ella. Dedicó una rápida mirada a todo el ambiente, tan sonriente como en un comienzo. Ahí todo seguía igual a como lo hubiera dejado antes de salir a esperar a sus compañeros. Cada parte del viejo y destartalado mobiliario en su lugar. Era en realidad un espacio triste, pero Weasley se sentía conforme con el panorama que sus ojos le devolvían. Porque ahí era libre. Las únicas reglas que existían eran las que ella quisiera proponer. Ahora, sin embargo, estaba dispuesta a compartir su pequeño paraíso en favor de un propósito superior a cualquier cosa. Extendió los brazos, señalando el reducido espacio a los demás estudiantes como si se tratase de una obra de arte.

Voilà. Os presento mi refugio. Tenéis permiso de poneros cómodos —ella misma se dejó caer en un rincón cualquiera sobre el suelo. No le gustaba utilizar los asientos y oír el peligroso chirrido que emitían, como si estuvieran a punto de romperse—. No es la gran cosa, pero quedará mejor cuando consiga traer algunas porquerías desde el trastero sin que nadie me vea. ¿Qué os parece el cuchitril? —inquirió, como si convidar al resto a lugares que nadie conocía en el college fuera la cosa más normal del mundo. Tenían bastantes cosas para discutir antes que la noche acabara. Pero antes debía dejar que el resto se ambientara. El resto menos el enano Betancourt, por su puesto.


A.P.T.V:
avatar
Arsène Weasley
Fugitivo

Mensajes : 470
Fecha de inscripción : 27/05/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: [D] Guarida de la Patrulla ~ 27 de marzo de 2052

Mensaje por Cassandra L. Gilbert el Vie Abr 05, 2013 1:17 pm

La invitación para adentrarnos en la sala que había aparecido de la nada fue recibida, al menos por mi, de buena gana. En cuanto había visto como una puerta aparecía de repente un gran entusiasmo se me había colocado en el pecho. Estaba llena de curiosidad y por un momento olvidé el porqué de que nos estuviéramos reuniendo en secreto aquella noche. Arsène había hecho un buen trabajo al buscar esta sala y es que era casi imposible de encontrar. Yo, como delegada, nunca había sabido que esto existía y eso quería decir que probablemente Theodore tampoco. Formar parte de algo que podría volverse grande en el futuro me ponía nerviosa y me llenaba de ímpetu. Nunca me habían dado invitación para participar en este tipo de cosas y por ello estaba entusiasmada. Pese a que algo de temor seguía en mis adentros, las cosas iban tornándose positivas...por ahora.

Me adentré de las primeras en la sala, observando a mi alrededor. Era bastante amplia y era el lugar perfecto para reunirnos, dijera Arsène lo que dijera. Solo con ver la cara que ponía la pelirroja al enseñarnos el lugar, se sabía que estaba muy orgullosa de poder reunirnos aquella noche. Pese a que no la conocía lo suficiente como para asegurarlo al cien por cien, sabía que ella también tenía ganas de empezar con todo esto y acabar con lo que se había dedicado a hacer el director estos últimos meses. Con una sonrisa amplia me giré hacia donde se encontraba la cabecilla de todo esto.-¿Qué no es gran cosa? A mi me parece perfecto-.Tras mi comentario me giré para ver dónde estaba Díctamo. Al encontrarlo me sorprendió ver que no había mucha expresión en su rostro, ni una leve sonrisa, ni unos ojos abiertos que resaltaban sorpresa,...nada. ¿Habría escuchado hablar antes de este lugar?
avatar
Cassandra L. Gilbert
Smaragdium de séptimo

Mensajes : 514
Fecha de inscripción : 06/02/2011
Localización : Donde menos te lo esperas

Volver arriba Ir abajo

Re: [D] Guarida de la Patrulla ~ 27 de marzo de 2052

Mensaje por Ava Mallister el Dom Abr 07, 2013 3:47 am

Vaya vaya. Menudo grupo. Impasible, observó la llegada de los otros integrantes del pintoresco "equipo rebelde", enarcando una ceja ante la mala leche de la mayoría. Sabía que entre Weasley y Ephram no se soportaban, así que ni idea de por qué ambos estaban allí esa noche. Por otro lado veía a Gilbert y a Betancourt un poco inocentes, aunque suponía que debían de haber pasado por alguna situación que marcara el punto de quiebre, al igual que el resto. La lágrima en la mejilla de Cassandra le daba una ligera idea de cuál podía ser su razón. April, Lillith... En conclusión, muchas personalidades fuertes reunidas, que bien o podía terminar en el éxito del plan que aún no habían trazado y que Ava no tenía la más mínima idea de cómo iba a surgir...O en un desastre total debido a las diversas enemistades y a la tensión que era palpable en el aire.

Se mantuvo en silencio, esperando a que la Smaragdium marcara el final de la espera y el inicio de la noche. Como fiel cordero, siguió al resto a donde los guíaba la pelirroja, rogando en sus adentros que esa noche no fueran descubiertos; bastante había tenido en la Pequeña Torre y con la fiesta. Extrañamente, mantenía un trato cordial con todos los presentes, a pesar de que todos tuvieran una personalidad fuerte. Esperaba de verdad que la estrategia que planearan esa noche los llevara algún lado. Observó con curiosidad la Sala donde los había llevado Arsène, caminando detrás de Cassandra.

Se preguntó cómo había encontrado la Weasley su "refugio" y si aquello explicaba su ausencia desde hacía varias noches en el cuarto que compartían. Tomó asiento de modo que pudiera apoyar su espalda en uno de los sucios sillones, eso de trasnochar no era una de sus grandes fortalezas. Se encogió de hombros ante la pregunta de la joven, mirando todo a su alrededor. ¿Desde cuándo esa estancia existía y por qué nunca la había visto? Quitando el hecho de que llevaba pocos meses en Clevermont, tampoco era tan despistada. Sí, no estaba nada mal para los planes que tenían. Esperó a que el resto de sus compañeros se hubiesen acomodado, doblando sus piernas y apoyando la barbilla en sus rodillas, con ansiedad creciente.
avatar
Ava Mallister
Smaragdium de séptimo

Mensajes : 107
Fecha de inscripción : 16/02/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: [D] Guarida de la Patrulla ~ 27 de marzo de 2052

Mensaje por April S. Crawford el Mar Abr 09, 2013 12:48 pm

Siguió a Weasley con una curiosidad temeraria -esa que la llevaba siempre a cometer los actos más arriesgados para su persona- hasta una extraña Sala que hizo que frunciera el ceño mientras observaba el lugar moviéndose en círculos, sin cortarse un pelo. Estaba lleno de muebles viejos y destartalados, cubiertos de polvo. Lo que le indicó algo muy, muy importante: hacía meses, quizás años, que ningún alumno, e incluso ningún profesor, entraba en esa Sala. Tras dar la pequeña vuelta de reconocimiento, divagando en su enrevesada mente, se sentó junto a la pelirroja como la fiel compañera que era. - Es jodidamente... perfecto. - comentó, con voz queda, paseando su mirada por los presentes para después posarla sobre Weasley. - Me recuerda a la Sala de los Menesteres. Y si es algo parecido... eres una puta genia. - una alabanza como esa por parte de la rubia no se conseguía demasiado a menudo.

Comenzó a golpear rítmicamente sus rodillas con ambas manos, marcando un compás absurdo, a la espera de que el resto de sus compañeros hablara, dijera algo. Pero sobre todo, quería saber los detalles de aquello que la pelirroja tenía en mente para acabar con el gobierno tiránico de Theodore.



with the exception of you I dislike everyone in the room
avatar
April S. Crawford
Fugitivo

Mensajes : 532
Fecha de inscripción : 29/06/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: [D] Guarida de la Patrulla ~ 27 de marzo de 2052

Mensaje por Arsène Weasley el Jue Abr 11, 2013 3:13 am

Arsène se hinchaba de orgullo con cada nuevo comentario que llegaba hasta sus oídos, tanto como con las reacciones silenciosas de quienes preferían prescindir de los mismos. Poco menos de un mes llevaba de conocer tan maravilloso escondrijo, y hacía solo un par de semanas que había comenzado a habitarlo esporádicamente, pero ya la unía a este un extraño y casi afectuoso vínculo. Ese era su paraíso, un lugar donde podía hacer y deshacer a su antojo sin que los idiotas amigotes de Worthington pudieran detenerla y saber que podía realizar a sus espaldas cualquier cosa que se propusiera le producía un placer temerario, por lo que el hecho de que sus invitados reconocieran las virtudes del lugar no podía más que contentarla. Pero fueron los halagos de Crawford los capaces de conseguir ampliar la naturaleza indómita de su sonrisa.

Tampoco tiene sentido exagerar —repuso con una carcajada ligera, pero igual de desagradable que cualquier otra de las que pertenecieran a Weasley—, la Sala de los Menesteres era millones de veces más cojonuda que esta pocilga... pero será igualmente útil a nuestros propósitos. En cualquier caso, el único genio aquí y a quien debéis los honores es el enano Betancourt —observó al aludido por un instante antes de volver a contemplar a la chica a su lado—. Fue él quien me regaló la ubicación de este lugar para perdonarle su chivatada con lo del Quidditch —Evidentemente, con aquella acción el muchacho podía saberse más que perdonado. No solo le había otorgado lo pedido, sino que este regalo traía consigo una poderosa esperanza que con el envío de sus anónimos mensajes pretendía alimentar. No había conseguido que el chico le confesara el modo en que dio con el descubrimiento de aquel pasadizo, pero a cambio de aquel misterio, la noche en que semejante escondite le hubiera sido revelado obtuvo otra cuota de valiosa información. Observó al resto de los presentes, que expectantes aguardaban lo que fuera que se avecinara—. Hace no mucho tiempo este lugar servía de guarida para la patrulla escolar que había creado la fundadora del college. Pero como sabéis, Worthington disolvió la patrulla. Aunque está más que claro que este lugar dejó de ser usado mucho tiempo antes, tal vez desde los tiempos en que McLoughlin estaba viva —se encogió de hombros. Tampoco le importaba retener los detalles que Betancourt le había otorgado—. El punto es que todos los alumnos que sabían de la existencia de este lugar son personas que ya no estudian aquí. Por lo tanto... ahora solo nosotros lo conocemos.

Se levantó perezosamente para iniciar un paseo igual de poco animoso alrededor de la sala, paseando un dedo lento por los muebles polvorientos—. No os voy a mentir —retomó, interrumpiéndose apenas con una carcajada que ocultaba algún hecho cómplice consigo misma—: no tengo la menor idea de lo que hacer para arruinar a Theodore, pero sé que quiero verlo acabado —al pasear su mano sobre el piano una vez lo hubo alcanzado, un par de notas aisladas resonaron por todo el cuarto. El eco no alcanzaba a resultar tétrico, pero era indudablemente inquietante—. Y si vosotros estáis aquí, es porque no deseáis algo demasiado distinto. Pero necesito que lo comprobéis, solo para estar segura. Quizás puedas iniciar tú, Mallister. Hasta ahora te has mostrado bastante... callada —giró con un imprevisto movimiento hacia su compañera de casa, curso y habitación. La palabra que había pensado pronunciar en realidad era 'tranquila', pero aquella noche intentaría inclinarse a las desacostumbradas sutilezas. Sentía una hambrienta curiosidad por conocer lo que ella estuviera pensando, pues se mostraba tan poco sorprendida con cada nueva revelación que era imposible precisar su postura y los motivos de la misma.


A.P.T.V:
avatar
Arsène Weasley
Fugitivo

Mensajes : 470
Fecha de inscripción : 27/05/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: [D] Guarida de la Patrulla ~ 27 de marzo de 2052

Mensaje por Díctamo Betancourt el Sáb Mayo 04, 2013 6:01 am

Desde su entrada al reducido espacio que constituía aquella guarida había preferido mantenerse al margen, concediendo al resto la oportunidad de exponer sus apreciaciones respecto a ese lugar que Díctamo conocía casi tan bien como Arséne. Ella misma sería la encargada de arrastrarlo de su anonimato al hacerlo responsable del descubrimiento de aquel escondite. La incomodidad que le proporcionó el verse más involucrado en aquella reunión de lo que hubiera pretendido en un comienzo fue evidente en la sonrisa estática y nerviosa que pretendió plasmar en su rostro y mediante la cual pretendía sin resultado dar a entender que entendía tan poco como el resto lo que la joven Weasley pudiera estar planeando para todos ellos. Contaba al menos con la certeza de que Cassandra, a su lado, lo comprendería.

Durante el discurso de la pelirroja consiguió nuevamente mimetizarse con el simple mobiliario de la habitación, reteniendo su impulso de agregar a las explicaciones del origen de aquella sala un par de detalles comentados por el fantasma de McLoughlin y que Arsène parecía haber olvidado.

Una extraña sensación de abandono se alojó en su pecho luego de confesar la Smaragdium que no poseía fórmula de ningún tipo para alcanzar su meta, sensación de desazón que parecería intensificarse con el extraño sonido que la joven arrancó del viejo piano instalado en la sala. Tal vez se debería a esa incómoda y decepcionante sensación la que lo llevaría a considerar inadecuada la exigencia establecida. La cautela que lo caracterizaba lo obligaba a transmitir su sentir.

No podemos afirmar que deseemos lo mismo que tú, Arséne. No aún, al menos —interrumpió con tono respetuoso, sacando provecho de la tardanza que la joven Mallister empleaba para su respuesta. Cabía la posibilidad, remota pero aún existente, de que su punto de vista fuera compartido—. Es cierto que estamos aquí, y que por lo tanto es muy probable que compartamos la misma meta... pero en tanto no se defina 'cómo' la alcanzaremos, podemos estar en posiciones muy distintas.


Brigada Americana Protectora de Especies Mágicas
avatar
Díctamo Betancourt
Smaragdium de sexto

Mensajes : 477
Fecha de inscripción : 15/03/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: [D] Guarida de la Patrulla ~ 27 de marzo de 2052

Mensaje por Démian A. Ephram el Vie Mayo 17, 2013 3:52 am

En sus fauces masticaba la rabia de sabor agrio que subía desde el estómago hasta el paladar con el calor propio de sus constantes indignaciones, sin embargo procuró no entregarse al arrebato de sus impulsos en consideración al orgullo que lo apremiaba a continuar adelante y descubrir cada detalle de tan inusual velada. No por otra cosa fue que se lo viera ingresar el último al enigmático cuarto en que desembocaba el pasadizo abierto por Weasley, apostándose en algún distante y olvidado rincón del lugar para detenerse a evaluarlo como correspondía, apartado temporalmente de los comentarios que comenzaban a gestarse. Nada había más cierto que la triste atmósfera que para entonces comenzaba a cernirse por encima de las cabezas de todos los presentes, ante el paupérrimo panorama que evidenciaban muebles y accesorios. Tampoco era menos cierto, sin embargo, que algo en la naturaleza clandestina del recién descubierto escondite concedía al espacio una naturaleza notoriamente acogedora.

Con la espalda reclinada sobre el muro apostado tras él y los brazos cruzados sobre su pecho, no manifestó la más mínima intención de sumarse a los halagos que reconocían los beneficios de la guarida. Su nulo interés por sumarse a la discusión persistiría impertérrito al ser Díctamo Betancourt señalado como participante secundario de los planes que hoy Arsène encabezaba... pero, de golpe, la atención sufriría una recuperación repentina cuando las confesiones de la pelirroja fueron decodificadas en su cabeza. Fue plenamente consciente de la inmediatez violenta con la cual sus músculos hubieron de tensarse—. ¿No tienes idea? —espetó al borde de una explosión inminente que ya no deseaba reprimir. No había arriesgado tanto para perseguir una meta inexistente y que se rieran en su cara. No hubiese tenido inconveniente en aclararlo, de no ser tomada la palabra por el hermano menor de Luparia.

Entonces la solución es sencilla. Definamos ese 'cómo' de inmediato. Si es que existe uno —Su voz grave sonó casi brutal tras el cuidadoso tono del chico Smaragdium, tan irritada como lo estaba su rostro. Porque repentinamente lo acometía la sensación insoportable de habar desperdiciado su tiempo en una empresa tan inútil como su gestora. Dio un par par pasos en dirección al grupo, el entrecejo fruncido de forma pronunciada—. No me interesa perder el tiempo escuchando el por qué de cada uno de ustedes para presentarse —su mirada recorrió cada rostro con fijeza, concentrándose en el de Weasle en último lugar—. Worthington es más fuerte que todos nosotros juntos, así que un ataque directo no es una opción. En eso, al menos debiéramos estar todos de acuerdo.

Y, ciertamente, contaba con la certeza de que no existían mayores opciones.
avatar
Démian A. Ephram
Trabajador del Ministerio

Mensajes : 425
Fecha de inscripción : 27/08/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: [D] Guarida de la Patrulla ~ 27 de marzo de 2052

Mensaje por Arsène Weasley el Dom Mayo 19, 2013 11:49 pm

La paciencia era un don que pocas, muy pocas veces Arsène Weasley decidía aplicar a bien determinadas ocasiones. Y en esa circunstancia específica, no tenía la más mínima intención de utilizarla. Por eso, la tardanza que Mallister se tomaba para entregar una respuesta simple a una pregunta todavía más simple, comenzó a exasperarla en cosa de unos segundos. Marcaba el ritmo de su creciente impaciencia con uno de sus pies, cada vez más cerca de la posibilidad de arrancar a la fuerza alguna palabra de su compañera de casa.

Pero el enano salvó a la chica de alguna situación incómoda.

Escuchó y comprendió sus explicaciones sin muchos esfuerzos, no pudiendo evitar poner los ojos en blanco ante tan lógica y cauta intervención. Típico de ese Betancourt. A punto estuvo de dictaminar cuán poco le importaba a ella cómo conseguiría su meta en tanto la consiguiera, agregando algún mordaz e innecesario comentario en tanto se volteaba en dirección al más joven Smaragdium presente en el cuarto... pero Ephram, que finalmente decidía dejar evidencia de su presencia en la guarida, se adelantó a tomar la palabra para plantear un punto de vista que arrancó de la pelirroja una nueva y malintencionada sonrisa.

Dime una cosa, Ephram. ¿Debería comenzar a preocuparme por ese empeño enfermizo que pones en ubicar siempre a Worthington por encima de todo nuestro ingenio y nuestras capacidades? —abandonó su lugar frente al piano para situarse ante el chico de séptimo año, a quien observaba con la sospecha que merecían sus especulaciones—. ¿O debo agradecer en cambio que te encargues de entregarnos una buena cuota de realismo? —agitó la mano hacia él con un gesto desdeñoso antes de darle la espalda—. Bah, no me contestes. Habrá tiempo para perderlo en intentar adivinar cómo funciona tu cerebro. ¿Quieren un cómo? Pues, que sea.

Como si planear el fin del mago tenebroso más temido de los nuevos tiempos fuera la cosa más natural del mundo, se acomodó junto al ceñudo Phoenîceum con una tranquilidad parsimoniosa, reflexionando en torno a la alternativa más factible para la empresa que pretendía llevar a cabo. Luego de unos minutos de perderse en el confín de sus pensamientos pareció volver en sí, paseando la mirada por los rostros de cada uno de los presentes—. Quisiera no tener que admitirlo... pero vale, Ephram lleva algo de razón. Un golpe directo y único solo nos va a costar otra de estas —señaló la lágrima escarlata marcada en su mejilla—. No. El truco está en desmoronarlo de a poco. Con calma —la mueca que entonces asaltó su expresión dejaba en evidencia lo poco que semejante alternativa le agradaba. Tenía muy claro, no obstante, que si no deseaba volver a caer en las manos de su tío o sus tenebrosos amigos, era necesario refrenar sus impulsos sin sentido—. Si conseguimos que comience a perder el control paulatinamente, no solo podríamos lograr que en algún momento baje la guardia. Los alumnos le perderían el miedo...


A.P.T.V:
avatar
Arsène Weasley
Fugitivo

Mensajes : 470
Fecha de inscripción : 27/05/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: [D] Guarida de la Patrulla ~ 27 de marzo de 2052

Mensaje por Díctamo Betancourt el Jue Jun 06, 2013 3:08 am

... y sería cuestión de tiempo para que tuviera lugar un alzamiento generalizado.

La voz proveniente del joven Betancourt sonó claramente en el reducido espacio, determinante y esclarecedora, pero por encima de todo, cargada de un escepticismo casi tangible. La idea, como quedaba de manifiesto en su seria expresión, no lo convencía en absoluto. La última de sus intenciones era entrar en disputa con los jóvenes ahí presentes, sin embargo se veía obligado a intervenir luego de haber constatado en la anterior discusión el carácter impulsivo tanto de Arsène como del joven Ephram. Había sido un alivio comprender que ambos concordaban en el hecho de que el anonimato era la única carta con la que contaban para entrar en escena sin perecer en el intento, pero mantenía sus dudas respecto a qué tan lejos pretendían llegar en aquella empresa que comenzaban a elaborar. ¿Qué mejor momento para averiguarlo que aquel? Cuando habló, su expresión se mantuvo intacta; de momento el miedo había preferido marginarse de la escena—. ¿Y qué haremos entonces? ¿Qué haremos si decide... usar la piedra?

La sola mención de aquel objeto pareció perturbarlo. Después de todo, ¿no era aquella amenaza la responsable de frenar cualquier oposición al interior del continente? Díctamo anhelaba ser un soñador, sin embargo su naturaleza le obligaba a razonar de una forma realista. Y si las advertencias hechas por el director se cumplían, si aquella piedra que presumía como posesión conseguía invocar los terrores del pasado... ¿qué podría hacer un grupo de jóvenes magos en contra del caos que entonces se consumaría?


Brigada Americana Protectora de Especies Mágicas
avatar
Díctamo Betancourt
Smaragdium de sexto

Mensajes : 477
Fecha de inscripción : 15/03/2011

Volver arriba Ir abajo

[D] Guarida de la Patrulla ~ 27 de marzo de 2052

Mensaje por Arsène Weasley el Sáb Jun 29, 2013 6:20 am

Betancourt se le adelantó en esa ocasión. Pero la amplia y macabra sonrisa que Weasley exhibió daba a entender que la intervención no le había molestado.

¿Y qué tal si para cuando la situación se le escape de las manos... resulta no contar con su puta piedra? —insinuó con un retintín travieso y soñador en su voz. Pero casi de inmediato, un suspiro de profunda decepción interrumpió sus palabras. Contempló fijamente a Betancourt, casi con reproche, antes de dedicar a todos los demás la misma mirada—. Tengo la sensación de que no entendéis en qué os estáis involucrando. No se trata solo de causarle un dolor de cabeza a Worthington, gente: se trata de acabarlo. Para ello habrá riesgos, más de los que incluso yo imagino ahora mismo. Pero también será necesario que pongamos todos nuestros esfuerzos en hacer las cosas bien, de forma limpia. Dime, Betancourt... ¿qué sentido puede tener que agitemos a todo un colegio si luego Theodore recuperará todo el orden sacando una estúpida piedra de su bolsillo? No solo tenemos que hacerlo ver mal... también debemos desbaratar sus armas secretas. Debemos hacernos con esa piedra, ¿cómo? Aún contamos con algo de tiempo para dar con la mejor alternativa antes que sea demasiado tarde. Pero la respuesta no nos llegará de la nada. Hay que pensar, mucho. Y más os vale que iniciéis pensando las cosas desde hoy.

La certeza de que no valía la pena continuar discutiendo por aquella noche la acometió de pronto, sin lugar a vacilaciones. Caminó hacia el resto, deteniéndose frente a cada uno de los convidados a la reunión con la varita mágica bien firme en su mano. Con un movimiento firme llevaba el extremo de su varita para tocar la coronilla de sus compañeros, los que de forma inmediata se camuflaban con el entorno. Cuando acabó con todos y solo ella seguía siendo completamente visible, se acercó al acceso de la guarida con un claro gesto que demandaba a los demás que la siguieran.

Libro de Hechizos y Encantamientos. Nivel II. Página seiscientos ochenta y tres, encantamiento desilusionador —citó como una máquina grabadora muggle—. Será mejor que aprendáis a realizarlo para que no corráis el riesgo de ser pillados cada vez que debáis venir aquí otra vez. Las reuniones serán siempre de noche, y la próxima será en dos días. Quiero que penséis bien las cosas y que entendáis que esto no es un juego. Necesitamos ideas para actuar con orden y más vale que todos traigáis alguna. Les estoy otorgando tiempo suficiente para que echéis a volar la imaginación. Todavía estoy ideando el mejor método para mantenernos comunicados. Pero de forma temporal, será este —apuntó la varita hacia un rincón donde sabía no se hallaba ninguno de los desilusionados presentes—: ¡Expecto patronum! —una voluta de luz escapó de su varita, y casi al instante tomó la forma de un ornitorrinco que inquieto sacudía sus patas, como si nadara en medio del aire. Henchida de orgullo, observó el lugar donde suponía se encontraban los demás, y la extraña criatura se disolvió—. Ese era mi guardián. Si en determinado momento llegáis a verlo ahí donde os encontréis, significa que la reunión acordada ha debido adelantarse y debéis venir aquí esa misma noche. Es un truco viejo que usaba mi abuelo... pero aún no lo manejo del todo. Se supone que incluso uno puede comunicarse con ellos... en fin. Largaos ya. El encantamiento desilusionador tampoco lo manejo por completo, así que debéis daros prisa antes que pierda su efecto. Probablemente caduque mientras estéis durmiendo.

Tanteando la nada con la intención de localizarlos, comenzó a empujarlos hasta la salida luego de haber abierto el pasadizo. Los despidió con unas últimas "sugerencias amistosas" antes de cerrarles la disimulada puerta en sus narices:

Ya sabéis, una palabra sobre esto que digáis, y ya podéis declararos muertos. Estoy trabajando en el encantamiento fidelius... solo por si he cometido un error al confiar en alguno de vosotros. Así que estáis advertidos.


A.P.T.V:
avatar
Arsène Weasley
Fugitivo

Mensajes : 470
Fecha de inscripción : 27/05/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: [D] Guarida de la Patrulla ~ 27 de marzo de 2052

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.