[I] McCullough Manor House ~ 16 de diciembre de 2052

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: [I] McCullough Manor House ~ 16 de diciembre de 2052

Mensaje por Leandra Tomkins el Miér Dic 25, 2013 11:34 pm


FLASHBACK
16 de diciembre de 2052

La noche había caído sobre New York horas atrás y la varita de Lea apenas iluminaba el camino que se abría por delante de ella. Pero no hacía falta nada más; los años habían mantenido intacto su magnífico sentido de la orientación. Se arrebujó bajo la gruesa bufanda que la abrigaba y continuó su camino por la carretera. No obstante la oscuridad y la nieve que despeinaba su cabello, a la distancia conseguía distinguir la forma tétrica de una mansión solitaria. Era el destino al que había sido citada, y no hallaba la hora de llegar para dar término a su impaciencia. Porque aun sabiendo a lo que iba y con quién se encontraría, existían detalles que no manejaba de aquel encuentro... y eso la volvía loca.

Minutos después al fin alcanzó la mansión, la que se notaba aún más espeluznante contemplándola así de cerca. Tenía un aire triste y a la vez peligroso, y habría apostado lo que fuera a que la brisa de aquellos alrededores era todavía más gélida que la de esa noche invernal. Por un momento incluso llegó a dudar si sería conveniente entrar, pero contraatacó su falta de determinación con impulsividad: corrió hasta la puerta de entrada, giró el pomo y accedió a un recibidor oscuro. Cerró la puerta por si el deseo de huir en algún momento se tornaba más poderoso que el de saber lo que ocurriría en los minutos siguientes. Adentro la oscuridad era absoluta, así que no se sorprendió cuando tras los primeros pasos tropezó con uno de los muebles de la estancia.

¡Rayos! —exclamó tras evitar caer al suelo, alzando la mirada a la espera de algún sonido que respondiese al alboroto que había iniciado con su desliz—. ¿Bianca? ¿Leszek? —ante la ausencia de respuestas, su reacción fue dejar escapar un ligero bufido—. Menudo lugarcito en que se les ha ocurrido reunirnos, siquiera puedo ver mis manos aquí. Será mejor amenizar un poco el ambiente —alzó la mano en que su varita mágica todavía despedía un débil brillito de luz—. ¡Lumos Máxima!
avatar
Leandra Tomkins
Fugitivo

Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 17/05/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: [I] McCullough Manor House ~ 16 de diciembre de 2052

Mensaje por Leszek Collingwood el Jue Dic 26, 2013 4:08 am

¡¡Expelliarmus!!

El hechizo fue pronunciado casi al mismo tiempo que las palabras gesticuladas por la señorita Tomkins, pero la urgencia con las que fueron enunciadas -y algo de suerte imprescindible- permitió que su efecto antecediera al encantamiento luminoso antes de que este pudiera consumarse. Leszek no consiguió observar la caída de la mujer a consecuencia de la ofensiva porque la oscuridad se lo impedía, pero el sonido de su cuerpo al colisionar contra el suelo fue tan potente que temió se hubiera hecho daño. Tanteando la oscuridad, corrió a socorrerla.

¡Cuánto lo siento! —se disculpó al inclinarse junto a ella para ayudarla a incorporarse. En su voz se adivinaba la sinceridad de su culpabilidad—. ¿Está bien, señorita Tomkins? Créame que no era mi intención recibirla de esta forma... pero no me dejó otra opción. Ese hechizo nos habría dejado en evidencia —explicó a medida la levantaba, pasando uno de sus brazos por encima de sus propios hombros para que pudiese caminar con un soporte firme—. Verá... un Lumos es inofensivo, pero algo de mayor potencia se habría visto a varios metros de distancia. Clevermont no está demasiado lejos de aquí; nos conviene que nadie sospeche que estamos utilizando este lugar o de lo contrario perderíamos un escondite fantástico. Los demás están en el sótano. Como soy el más pequeño me dejaron a mí a cargo de esperarla para llevarla con el resto —no parecía molesto por el hecho recién explicado. Por el contrario, algo en su voz daba a entender que se encontraba tan entusiasmado como de costumbre. Más, si cabía. Y es que aún sabiendo a lo que se arriesgaba al encontrarse en aquel lugar esa noche, Collingwood no dejaba de pensar que estaba haciendo lo correcto.
avatar
Leszek Collingwood
Fugitivo

Mensajes : 622
Fecha de inscripción : 16/12/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: [I] McCullough Manor House ~ 16 de diciembre de 2052

Mensaje por Leandra Tomkins el Jue Dic 26, 2013 5:12 am

Fue despedida por los aires con una facilidad incrementada por el efecto sorpresa. Su cabeza se golpeó contra algún mueble sólido dispuesto en la habitación y la llevó a perder el equilibrio. Todo comenzó a dar vueltas, y en medio de su confusión oyó la voz del joven Collingwood dirigiéndose a ella. Buscó su cabeza para darle unas palmaditas tranquilizadoras.

Estoy bien, estoy bien... —balbuceó, intentando rechazar la ayuda del muchacho hasta que comprendió que no contaba con mayores posibilidades que las de utilizarlo como muleta, al menos hasta recuperarse—. La próxima vez, agradecería que probase con una advertencia, Collingwood. La verdad es que no me apetece hacer una visita a St. Froilana —dejó escapar una risita débil, pero declinó a medida recibía las explicaciones del joven. No habría cuestionado una sola de sus palabras, de no haber sido por las afirmaciones finales.

¿El resto? —aquello carecía de lógica y el tono desconfiado de su voz lo aseveró. Hasta donde ella sabía, el muchacho que cargaba con ella y Bianca Hellmayr eran los únicos integrantes del pequeño y secreto grupo que conformaban; uno que bajo ninguna circunstancia debía ser revelado al interior del Ministerio. En un lugar oculto como aquella mansión podían intercambiar palabras con toda libertad, pero en el trabajo debían esforzarse por aparentar ser simples conocidos; porque así era más sencillo proceder sin levantar sospechas. Lo curioso era que ahora las sospechas las poseía ella. Tal vez... aquel era el motivo de la cita. Buscó el rostro de Leszek en medio de la oscuridad—. ¿Quiénes están aquí?
avatar
Leandra Tomkins
Fugitivo

Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 17/05/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: [I] McCullough Manor House ~ 16 de diciembre de 2052

Mensaje por Leszek Collingwood el Mar Dic 31, 2013 4:49 pm

Leszek no fue capaz de reprimir una carcajada que resonó con fuerza en medio del silencio tétrico que imperaba en el recibidor. Se había imaginado que de toda su palabrería sería precisamente aquel punto el que llamaría la atención de la desmemorizadora, porque había sido también lo primero en lo que él reparó a su llegada a la mansión.

Los de siempre —sonrió con un brillito misterioso en su mirada apenas perceptible dentro de tantas sombras—. Usted, la señorita Hellmayr, yo... y un invitado más — el silencio posterior no tenía otro fin más que el de alimentar la curiosidad de su colega, y se dio el gusto de dilatarlo hasta que dejaron atrás el recibidor y se adentraban al sector más profundo de la gran mansión, tanteando muros y mobiliario para no tropezar. Tras un corto recorrido tropezaron con una puerta que obstaculizaba su avance, por la ranura de la misma se contemplaba una luz cálida que generaba un contraste notable con el negro que circundaba los alrededores. El muchacho posó su mano sobre el pomo oxidado—. En verdad quisiera comentarle de quién se trata, pero me temo que desea presentarse él mismo. De todos modos, estoy seguro que no tardará en reconocerlo — observó de reojo el lugar donde se suponía que estaría la desmemorizadora, y sonrió con la travesura de un niño—. Imagino que no desea esperar más para descubrir de quién hablo, ¿verdad? En ese caso...

El pomo giró con un sonido averiado y la puerta cedió, emitiendo un chirrido estremecedor a medida se abría.
avatar
Leszek Collingwood
Fugitivo

Mensajes : 622
Fecha de inscripción : 16/12/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: [I] McCullough Manor House ~ 16 de diciembre de 2052

Mensaje por Personaje no jugable el Jue Ene 16, 2014 4:31 am


El umbral se inundó de luz una vez la puerta estuvo abierta, dejando a la vista una empinada escalera y al pequeño grupo de sillas instaladas de forma circular allá abajo, a un par de pasos del último escalón. Entre los asientos vacíos, dos personas aguardaban pacientes la aparición de los recién llegados, y cuando estos finalmente consiguieron dejar atrás los últimos escalones, uno de los dos sujetos se levantó; la mujer. Su rostro en permanente estado de alerta denotaba el mismo cansancio visible en cada mago que ocupaba entonces aquella habitación luminosa.

¡Leandra! —Bianca saludó a la desmemorizadora con una sonrisa acorde a la calidez agradable que colmaba el sótano por obra de algún encantamiento ejecutado. Algo en el modo con el que vio avanzar a la mujer llamó su atención, por lo que volvió la vista al joven Collingwood rápidamente, frunciendo el ceño con la clara intención de reprenderlo—: ¿Qué le has hecho, Leszek? Parece algo...

¿Desorientada? —una voz a espaldas de la joven auror interrumpió sus palabras. Era un sonido profundo y severo, idéntico a la expresión seria que dejaría a la vista cuando el acompañante de la bruja se levantó de su sitio para aproximarse a Collingwood y Tomkins—. No importa, Bianca, no importa. Pronto se repondrá. Ahora hay cosas más importantes de las que ocuparse, supongo estarás de acuerdo —De algún modo imperceptible, cuando su mirada se cruzó con la de la joven Tomkins algo pareció cambiar. Un brillo paternal se insinuó en sus ojos cansados. Incluso parecía que sonreiría en cualquier momento—. ¿Cómo te encuentras, Lea? —estrechó su mano casi con afecto, haciendo gala de todas las cortesías que debía poseer un caballero—. Debo confesar que jamás habría imaginado que nos encontraríamos en una circunstancia como esta... pero ha sido una grata sorpresa descubrir que era a ti a quien esperábamos. De eso no te quepa la menor duda.
avatar
Personaje no jugable
Cuenta multiuso

Mensajes : 179
Fecha de inscripción : 26/07/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: [I] McCullough Manor House ~ 16 de diciembre de 2052

Mensaje por Leandra Tomkins el Lun Ene 20, 2014 1:46 am

Los intentos del joven Collingwood por hacerse el interesante definitivamente estaban surtiendo efecto: la impaciencia de Leandra comenzaba a volverla loca. Estaba segura que de no ser porque aún no había recuperado de todo el equilibrio, habría bajado los escalones a la velocidad de un relámpago. Pero debió conformarse con el avance lento con el que era guiada por su colega, hecho que no hacía más que incrementar su curiosidad a puntos insospechados. No paraba de lanzar miraditas inquisitivas al final del cálido sótano, y cuando sus ojos tropezaron con la sonrisa entusiasta de Bianca, respondió con una todavía más intensa: estaba preparada para acribillarla en preguntas, exigir obtener la explicación que tanta falta le hacía respecto a lo que estaba ocurriendo ahí... pero las preocupaciones de la auror iban orientadas en un sentido distinto.

No es nada, Bianca —intentó tranquilizarla al mismo tiempo la bruja realizaba sus recriminaciones a Collingwood. El pequeño aspaviento que realizó entonces pretendía corroborar la validez de sus afirmaciones—. Solo fue un pequeño mal entendid... —La voz que escuchó entonces la hizo enmudecer de pasmo. Y se sintió extraña, como si el pasado retornase de un destierro que ella había tomado por definitivo.

Reconocer el rostro que surgió tras Hellmayr solo contribuiría a incrementar aquella sensación repentina que habría de invadirla. Su rostro palideció. Ver a ese mago ahí luego de tanto tiempo, tan vivo y grave como lo recordaba, era traer a la memoria todo cuanto guardase relación con Christopher. Y era doloroso. Pero de algún modo extraño, también se sintió contenta—. Thomas —musitó con un hilo de voz sin poder apartar la vista. Ese viejo malhumorado había sido alguna vez el mejor amigo, compañero y mentor del hombre con el que se suponía compartiría el resto de su vida. Recordaba las innumerables ocasiones en que había sido el invitado de honor en el hogar de la joven pareja. Parecía que todo aquello había ocurrido en una vida distinta... sin embargo el auror Häfelin se encontraba ante ella, estrechando su mano. Paseó su mirada por los presentes en la sala, buscando alguna explicación a la cascada de preguntas que surgían en su cabeza, hasta volver a concentrarse en el mago—. ¿Qué haces aquí? ¿Cómo es que...? ¡Estar aquí es demasiado riesgoso!
avatar
Leandra Tomkins
Fugitivo

Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 17/05/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: [I] McCullough Manor House ~ 16 de diciembre de 2052

Mensaje por Personaje no jugable el Miér Ene 22, 2014 5:05 am


El amago de sonrisa patente en los rasgos de Thomas Häfelin se convirtió en un gesto de evidente diversión... uno que no dejaría de sorprender a Bianca cuando se acercó desde las espaldas de Lea. En todos los años que llevaban de ser colegas, jamás lo había visto tan despreocupado.

No estaría aquí si no lo fuera —le aseguró el hombre, con la convicción que solo podía entregarle una vida completa al servicio del cuartel de aurores de los Estados Unidos y los riesgos que semejante cargo implicaba. Soltó con delicadeza la mano que mantenía aferrada al mismo tiempo que la joven Hellmayr tomaba a Leandra por los hombros y la encaminaba a una silla cercana para invitarla a tomar asiento. El momento de los saludos y los reencuentros no podía dilatarse por más tiempo, pues habían asuntos importantes que debían ser tratados.

De hecho —inició Bianca cuando tomó asiento entre la desmemorizadora y Thomas, a modo de continuación a las palabras que este último había formulado. Algo en su timbre precavido y demasiado conciliador dio buena pista de que lo que estaba por venir no podía tomarse a la ligera—, Thomas ha decidido acompañarnos en esta ocasión porque está sucediendo todo lo contrario: las cosas se están saliendo de control —fijó su mirada en Leszek y Leandra, deteniéndose en cada uno durante un momento para asegurarse de que recibirían la afirmación de la forma que se requería; en el tiempo que llevaba de conocerlos había aprendido que ninguno solía tomarse las cosas en serio a menos que fuera estrictamente necesario. Prosiguió, y parecía que cada palabra la hacía ver un poco más cansada. A su lado, Häfelin seguía su discurso con la fijeza inmóvil de una estatua—. Hasta ahora estábamos jugando en este tablero con muchas más libertades de las que imaginábamos: nos ha bastado con fingir que no hacemos nada distinto de nuestras respectivas responsabilidades laborales para escurrirnos por el Ministerio y recolectar información. Pero el escenario está a punto de tornarse bastante más delicado.

Imposible, diría yo —el viejo auror interrumpió con molestia, incapaz de contenerse. El modo con el que Bianca volvió la vista hacia él, más que reprochar la esperada intromisión, le otorgaba la palabra con renuencia. No tenía ganas de oír las malas noticias por segunda vez en ese día. Thomas en cambio parecía encantado de tener que repetirlo. Se cruzó de brazos—. Por accidente esta mañana llegó a mis oídos información valiosa. Ya saben lo idiotas y poco discretos que pueden llegar a ser a veces los perros de Worthington —el modo en que se irguió indicaba el poco temor que le inspiraban los aludidos y el hombre al que seguían. Más que cualquier otra cosa, se sentía indignado—. Los rumores que habían oído son ciertos: la reestructuración en el cuartel de aurores es inminente. Nos convertirán en los soldados de Worthington. Y apuesto lo que quieran a que esto solo es el comienzo de un torbellino de cambios.
avatar
Personaje no jugable
Cuenta multiuso

Mensajes : 179
Fecha de inscripción : 26/07/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: [I] McCullough Manor House ~ 16 de diciembre de 2052

Mensaje por Leszek Collingwood el Jue Ene 23, 2014 5:07 pm

Había tomado asiento junto a la señorita Tomkins con el afán impaciente de conocer al fin las noticias que Bianca y el nuevo miembro del equipo traían consigo, ya de antemano suponiendo que no se trataría de nada agradable. En primer lugar, porque los tiempos definitivamente no estaban para acontecimientos felices... y más importante porque, porque conocía muy bien la fama de ese mago que los visitaba. Así como Hellmayr era reconocida por su profesionalismo y entrega como auror, todo el mundo tenía muy claro que Häfelin estaba muy cerca de traspasar el límite de la paranoia y con razón. Se decía que había vivido tantas experiencias desgarradoras en su vida, tantos peligros mortales, que no era extraño la desconfianza que el mago depositaba sobre cada cosa que se interponía en su camino. Sus malos presentimientos, no obstante, solían ser siempre acertados. Y si ahora estaba ahí, sentado junto a su joven colega...

Las malas nuevas dieron la razón a sus elucubraciones, y Collingwood lo lamentó como jamás había lamentado algo. De pronto se sintió encoger, asimilando aquel descubrimiento hecho por Thomas, que hablaba de un mundo frágil en donde un solo hombre era capaz de someter el destino de toda la humanidad. El sentimiento que se instaló en su pecho no tenía un nombre claro, confundido como estaba con la indignación, la impotencia y la angustia. Sentía que todo el trabajo realizado hasta entonces había sido inútil: la detección discreta de los espías de Worthington en el Ministerio, la protección silenciosa a los magos que prontamente serían perseguidos... si el Ministerio completo se tornaba a favor de los caprichos de aquel hombre, nada parecía tener mucho sentido.

Pero haremos algo al respecto, ¿no? Es por eso que estamos aquí —Por primera vez en mucho tiempo hablaba sin tomarse un momento a pensar en las alternativas con las que contaban: su discurso era puramente visceral, impulsivo a causa del desconcierto. Observó a Thomas como si en él recayeran todas sus esperanzas—. Los aurores no estarán de acuerdo con este cambio. Ustedes no estarán de acuerdo.
avatar
Leszek Collingwood
Fugitivo

Mensajes : 622
Fecha de inscripción : 16/12/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: [I] McCullough Manor House ~ 16 de diciembre de 2052

Mensaje por Personaje no jugable el Jue Feb 06, 2014 10:25 pm


Bianca siquiera hizo un intento por reprimir el suspiro amargo que escapó de sus labios, más que nada porque la reacción la tomaría por sorpresa incluso a ella misma. Comprendía a la perfección el pasmo indignado del joven Collingwood, pero aún compartiendo su punto de vista tenía claro que la solución no iba por el lado que el muchacho pretendía tomar. Sospechaba que muy en el fondo Leszek también lo sabía.

Desde luego que no estamos de acuerdo, Leszek —su tono era casi maternal—, pero, ¿qué podemos hacer? La decisión ha sido tomada. Si nos negamos...

... cometeríamos la estupidez más grande de toda nuestra vida —tajante, Thomas volvió a intervenir sin que su semblante se hubiera alterado. Fijó su atención en Leszek, intentando descifrar la confusa mescolanza de sentimientos que observaba en sus ojos—. No vamos a conseguir una oportunidad mejor que esta para adentrarnos de lleno en los planes de Worthington. Claramente no confiarán en nosotros, pero podremos fingir lo suficiente como para movernos dentro de sus círculos, conocer sus estrategias, sus planes... y adelantarnos sin que lo noten.

Thomas y yo hemos decidido que vamos a adherir a las nuevas políticas que el Ministerio plantee —Hellmayr continuó, sombría y definitiva. El carácter categórico de sus palabras era una pista clara de que la decisión había sido tomada mucho antes de que aquella reunión hubiera tenido lugar—. Y aceptaremos todo lo que semejante decisión implica para nosotros: nos llamarán traidores, muchos compañeros intentarán humillarnos. Pero los beneficios serán mucho más grandes que cualquier principio ético, si es que logramos hacer las cosas bien —En aquel punto Bianca se detuvo, paseando la intensidad de su mirada en los rostros de Collingwood y Tomkins—. Pero si los hemos hecho venir aquí esta noche no ha sido solo para comunicarles una decisión de la que no han tenido oportunidad de participar... —Observó a su compañero auror, y él comprendió que le correspondía continuar.

Estoy seguro que esta política no tardará en extenderse al resto de los departamentos, oficinas y demás. No pasará mucho tiempo antes que tú, Leandra, debas encargarte de desmemorizar a muggles que han sido torturados sin contemplaciones, o que tú, Leszek, debas revertir maldiciones y maleficios por montones para justificar las acciones de los hombres de Worthington —Al levantarse se permitió un segundo de pausa que pareció incrementar la gravedad de todo aquel acontecimiento. El silencio se apoderó del cuarto, y él se instaló ante mago y bruja, revestido de una seriedad de acero—. Necesitamos su compromiso, de que incluso entonces seguirán adelante. Los necesitamos en sus lugares de trabajo para recolectar información.
avatar
Personaje no jugable
Cuenta multiuso

Mensajes : 179
Fecha de inscripción : 26/07/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: [I] McCullough Manor House ~ 16 de diciembre de 2052

Mensaje por Leandra Tomkins el Sáb Feb 08, 2014 6:28 am

Pequeños fragmentos de su alma, débiles y maltratados, cayeron a sus pies sin remedio. Sintió la caída de forma tan vívida que por un momento se creyó lejos, atrapada en el torbellino que para entonces nacía dentro de su mente. Y le bastó echar un vistazo al joven instalado a su lado para adivinar que se trataba de un sentimiento compartido. Deseaba con todas sus fuerzas que el anuncio de Thomas fuera un invento inofensivo, una más de sus paranoicas sospechas que tan bien ella recordaba del pasado... pero los tiempos no estaban para bromas; mucho menos para exageraciones.

Le supo todavía peor enterarse de que Bianca y Thomas ya habían jugado sus cartas, quién sabía hacía cuánto tiempo antes de su llegada y la de Leszek. ¿Qué les quedaba a ellos, entonces? ¿Asumir sin más y someterse a las circunstancias? Comenzaba a sentirse incómoda con el curso que la conversación comenzaba a tomar. Pero la siguiente vez que el auror habló... el panorama se aclaró de pronto, y las preguntas que surgieron en su cabeza fueron otras.

¿Estaba dispuesta?

Thomas aguardaba de pie ante ellos alguna respuesta decisiva, pero la duda había cerrado su garganta temporalmente. Las palabras del mago se repetían una y otra vez en su cabeza. El solo hecho de considerar la posibilidad de participar de las bajezas de Worthington le parecía horrible. Sin embargo, si miraba las cosas desde otra perspectiva... luchar sola contra el mundo por el capricho de no transgredir sus principios acabaría convirtiéndola en una inútil. Ante ella tenía una estrategia suculenta, arriesgada, y desde luego, colmada de sacrificios tan altos como el de vender su alma. Era una completa locura. Pero si conseguían algo con ello... valdría la pena.

Contáis conmigo —Lea se incorporó rápidamente, como si temiera cambiar de opinión en cualquier momento. La sonrisa que se dibujaría en su rostro al estrechar una vez más las manos del viejo auror transmitía muchas cosas, y ninguna de ellas era alegría. Le aterraba la posibilidad de que su decisión la llevase a causar más daños que beneficios, y la desdicha de saber que no tenía mayores alternativas la consumía de un modo tortuoso—. Si vosotros os vais a hacer los valientes... no pienso ser menos.
avatar
Leandra Tomkins
Fugitivo

Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 17/05/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: [I] McCullough Manor House ~ 16 de diciembre de 2052

Mensaje por Leszek Collingwood el Sáb Feb 08, 2014 6:53 am

Un silencio aplastante secundó la determinación de la señorita Tomkins.

Con la mirada clavada en el suelo, fija en algún punto sin importancia, Leszek Collingwood permanecía muy quieto en su lugar, como petrificado para siempre. Pensaba. Mil cosas por segundo, sin pausa, sin tregua de ningún tipo, volviéndolo apenas consciente de todo lo que acontecía a su alrededor. Porque había bastado que las nuevas reglas del juego fueran planteadas para que miles de circunstancias ficticias fueran recreadas en la cabeza del muchacho; casos en los que debía mantenerse a favor de los tramposos, del enemigo. Desde luego comprendía que todo perseguía un fin superior, un propósito noble mediante una táctica brillante, pero siquiera eso era suficiente para convencerlo de traicionar su filosofía.

Él, que había crecido rodeado de historias fantásticas del pasado del hombre, relatos en los que la revolución se convertía en el motor propulsor que permitía el avance de la sociedad y la justicia triunfaba... ahora le era ofrecida la posibilidad de trabajar en las sombras, de utilizar las apariencias como armadura imprescindible; le ofrecían ser un héroe. Y a pesar de haberlo deseado siempre, el método poco ortodoxo que acompañaba a la oferta no conseguía convencerlo. Porque no estaba dispuesto disfrazar las injusticias. Lo tuvo claro al levantar el rostro hacia los tres magos que, con la mirada fija en él, aguardaban impacientes su veredicto.

Lo siento —se disculpó al levantarse también de su lugar, apartando la mirada de los presentes para tomar su abrigo y deshacer el camino de vuelta a los oscuros y laberínticos pasillos de la mansión. No tenía más que hacer ahí y la gravedad madura de su expresión hablaba por él—. Tengo que... tengo que pensarlo. Les prometo que tendrán una respuesta mañana, a primera hora —Era toda la respuesta que podrían obtener de él en aquel momento, pues, de haber sido algo más impulsivo, Leszek no habría dudado en atacar con una tajante negativa. Pero por desgracia y por fortuna, detectaba sin mayor dificultad los matices de las condiciones que ponían en juego su permanencia en el pequeño grupo de resistencia que los cuatro sujetos conformaban. Tenía que meditarlo a conciencia, lo bueno y lo malo, más allá de lo que deseaba y lo que sentía. Porque su decisión no solo lo afectaría a él; podía decidir el destino de un mundo que estaba pasando por su peor momento.

El frío cortante y oscuro de los pasillos lo recibieron con dureza al cerrar la puerta del sótano tras él.
avatar
Leszek Collingwood
Fugitivo

Mensajes : 622
Fecha de inscripción : 16/12/2010

Volver arriba Ir abajo

[I] McCullough Manor House ~ 16 de diciembre de 2052

Mensaje por Leandra Tomkins el Lun Feb 10, 2014 5:26 am

Siguió la retirada de Collingwood con unos ojos dilatados por la sorpresa, esa misma que vería reflejada en el rostro de Bianca a su lado cuando el sonido de la puerta al cerrar hizo eco en su cabeza. Seguramente, como ella misma, habría supuesto que la situación planteada comprometía demasiado los principios del muchacho, pero desde luego a ninguna de las dos se había imaginado una resolución como esa. Thomas, no obstante, parecía tan compuesto como siempre. Si no lo conociera, incluso habría llegado a pensar que no había conseguido interpretar la respuesta de Leszek.

De un segundo a otro, en su cabeza se formularon miles de preguntas a la vez. ¿Cuánto tardaría la respuesta del chico? Y peor aún, ¿qué harían si se negaba a seguir adelante? Hasta ahora se había convertido en la herramienta más importante del pequeño grupo: su cargo de bajo perfil y su corta trayectoria en el Ministerio le habían servido para acceder a datos importantísimos pasando completamente desapercibido. Aún teniendo a Thomas de su lado en adelante... se arriesgaban a perder a un integrantes que podía hacer tambalear todos los planes a futuro. Y Lea no estaba dispuesta a que las cosas no fueran bien en adelante.

Hablaré con él —prometió ropiendo el silencio incómodo que se instalara en la sala desde la retirada del joven Collingwood. Y se dirigió a la puerta sin esperar ningún comentario. ¿Cómo no iban a estar de acuerdo con sus medidas? Del modo que fuera tenían que asegurar la permanencia de su colega. Con esa idea en mente se arrebujó en sus ropas antes de perderse también en los pasillos gélidos de la mansión.
avatar
Leandra Tomkins
Fugitivo

Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 17/05/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: [I] McCullough Manor House ~ 16 de diciembre de 2052

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.