Biblioteca

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Biblioteca

Mensaje por Statue of Liberty el Dom Nov 14, 2010 7:53 am





Biblioteca




Cerca a los pasillos, se ubica un lugar (que para muchos es poco recurrido por la nueva perspectiva juvenil) constituido por lo que parece que son interminables estanterías de libros, algunos viejos y otros nuevos, que abarcan un universo de conocimientos habilitados para el aprendizaje del estudiante.

Una larga y espaciosa sala es iluminada por una gigantesca lámpara colgante en el techo, dispuesta a aclarar las una y mil ideas que se aprenden nada más al sentarse frente a una de las tantas mesas rectangulares que hay, todas ellas custodiadas por la mirada de Gea Weitzman, la nueva y joven bibliotecaria que ha tomado el cargo tras la extraña desaparición del antiguo y apuesto bibliotecario, Nicholas Jones. En su amplio escritorio, alzado sobre una tarima en la entrada del salón, la encontrarás siempre rodeada de libros que deben ser devueltos a su sitio, bien dispuesta a echarte una mano en lo que te haga falta.

Aunque no parezca, la biblioteca es muy ordenada y limpia. Si te pillan haciendo desorden o causando tumulto, Gea será muy desagradable con tu expediente.


avatar
Statue of Liberty
Monumento Histórico

Mensajes : 744
Fecha de inscripción : 11/11/2010
Localización : New York

http://www.clevermontcollege.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Biblioteca

Mensaje por Emma Jenssen el Miér Mayo 25, 2011 6:02 pm

Una tarde mas estudiando, si no lo hubiera dejado todo para el ultimo momento ahora no tendría ese problema, pero le quedaba poco tiempo y no podía malgastarlo maldiciéndose a si misma por no haber espabilado antes.

Vestía su uniforme, unas converse azules, el mismo azul que su camiseta y su falda y unas gafas negras, las que siempre utilizaba a la hora de leer o estudiar. Su pelo estaba recogido en una coleta que se había echo en un lado. Sus piernas estaban cruzadas, uno de los pies se movía nerviosamente, no le entraba nada y eso la ponía histérica. Tenía encima de la mesa, a un lado, el libro de Historia, una libreta lila llena de apuntes y un estuche lleno de bolígrafos y rotuladores para subrallar lo mas importante del temario, justo delante de ella se encontraba el libro de Hechizos y encantamientos abierto por la mitad, una de sus manos sujetaba un lápiz, mientra que la otra iba siguiendo las frases del libro a medida que interiormente leía.

¿Y si lo abandonaba? ¿Y si tiraba la toalla y dejaba de una vez por todas todo aquello? ¿¡ESTAS LOCA!? Siempre sacaba buenas notas, no solo por ella, sino por sus padres, les había costado mucho trabajo conseguir que su hija fuera a una escuela como aquella, era una chica estudiosa y aplicada, y no podía abandonar a la primera.
Quería conseguir que sus padres estuvieran orgullosos de ella, por el momento lo había estado consiguiendo y no podía desperdiciar todo aquello por un descuido, estudiaría por la mañana, por el mediodía y durante la noche si eso era necesario, pero conseguiría lo que se proponía.

Una parte de ella esperaba encontrarse por allí a Andrew, tenía tantas ganas de verle... Había recibido una carta suya, y el pelo de la nuca se le había erizado solo con ver el sobre, se había emocionado tanto al leerla... Quizá parecía tonta, pero le daba igual, deseaba poder estar con el tranquilamente, los exámenes hacían aquello una misión imposible, era tan complicado poder disfrutar de una tarde calmada y romántica con el que se desanimaba solo con pensarlo... pero eran ellos, Emma y Andrew, y estaba convencida que conseguirían sacar un tiempo el uno para el otro.
avatar
Emma Jenssen
Caeruleum de séptimo

Mensajes : 392
Fecha de inscripción : 04/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Biblioteca

Mensaje por Andrew R. Márquez el Miér Mayo 25, 2011 7:01 pm

Se había despertado con la mínima esperanza de que el día estuviera estupendo, aquello sería una buena excusa para dejar el estudio, pero no, al mirar por la ventana del dormitorio masculino de Smaragdium, notó que el cielo estaba completamente nublado, y por la agitación acelerada de los árboles de los jardines, era de suponer que había un viento increíble. Estaba un tanto cansado, no había dormido muy bien la noche anterior.
Se enfundó los pantalones grises con parsimonia, seguidos de la camiseta y el sweater oscuro. La corbata era de un color verde claro, en perfecta armonía con el resto del uniforme que representaba a su casa. Dejó para lo último a sus mocasines marrones que le resultaban extremadamente cómodos en cualquier ocasión.

Comenzó a caminar por los pasillos con lentitud hasta llegar a la biblioteca. Estaba atrasadísimo con los estudios y no quería reprobar los exámenes finales. Esperaba que Emma hubiera recibido su mensaje sin problemas, ¿Qué estaría haciendo ella en aquel momento?, sentía enormes ganas de verla, le tentaba la idea de dejarlo todo para después e ir a buscarla, pero no podía hacerlo, debía ser lo suficientemente responsable y ponerse a estudiar.

Ingresó en el inmenso, pero controversialmente acogedor lugar con parsimonia. Comenzó a caminar hacia uno de los lugares más alejados, necesitaba tranquilidad. Fue entonces que la vio, Emma estaba ubicada en una de las mesas, ocupándola casi por completo con libros, hojas y apuntes. Llevaba lentes y el cabello atado, algo bastante anormal en ella. A pesar de todo, la habría reconocido en un abrir y cerrar de ojos. Probablemente los astros seguían de su lado, porque no podría haber pedido más, ahora sí tenía ánimos para estudiar. Antes de dirigirse hacia ella, se internó en al enorme biblioteca, que rebalsaba por doquier, para buscar algunos libros que le serían de utilidad. Ingresó en la sección de historia que, de hecho era la que más le desagradaba, y luego de tomar varios tomos de una colección enciclopédica, salió de allí.

Se acercó a la mesa en la cual Emma se encotraba con lentitud, probablemente estaría tan concentrada que no notaría su repentina presencia.

-¿Habrá lugar para alguien más en la mesa, señorita?-. Preguntó esperando sorprenderla, y sonrió. Dejó caer los libros que traía y les lanzó una intensa mirada de desconformidad.
avatar
Andrew R. Márquez
Sin empleo

Mensajes : 294
Fecha de inscripción : 19/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Biblioteca

Mensaje por Emma Jenssen el Miér Mayo 25, 2011 7:15 pm

Seguía leyendo, anotando cosas en el mismo libro o en una hoja, repasaba una y otra vez la misma frase para asegurarse de que la entendía y que pocos minutos mas tarde las seguía recordando, se repetía una y otra vez las palabras para que no se le olvidaran al instante, tomaba un sorbo de la botella de agua que llevaba con ella y seguía estudiando, concentrada, sin prestar atención a los demás alumnos. Su mesa era de las mas apartadas de la Biblioteca, estaba en una de las esquinas de la gran sala, de fondo oía los murmullos de algunas personas, ¿no encontraría un lugar con absoluto silencio? Pero tenía que aceptar que no, no era la única en aquel colegio y todo el mundo tenía derecho de estar allí, al igual que ella. Volvió a subrallar un párrafo del libro de hechizos y encantamientos, y anotó un par de cosas, detalles que la profesora había nombrado en clase y que Emma en aquel momento acababa de recordar. Tenía buena memoria, para algunas cosas.

La gente rozaba su mesa, pasaba por su lado mirándola, otros la ignoraban por completo, pero ella no era consciente de ello, estaba tan metida en lo que estaba haciendo, en estudiar y en recordar cada pequeño detalle de aquel libro, que el resto del mundo en aquel momento no existía. Se colocó bien las gafas, se le estaban cayendo, y siguió con su tarea. Alguien se había acercado a su mesa, pero ella no prestó atención- Ajá- Dijo mordiendo el lápiz que tenia en la mano, ¿que mas le daba a ella si un muchacho quería sentarse allí o no? Ella no le prestaría el mas mínimo interés. Pero se sentía observada, sentía aquella mirada en ella, y eso la obligo a levantar la vista, ¡Andrew! No podía creerse que estuviera allí, pero tampoco era tan raro, el también tenía que estudiar, algo que le había pronunciado en la carta- Bueno... No se yo si quiero que te sientes en esta mesa...- Bromeó apartando las cosas para hacerle sitio en la mesa. Le mostró una de sus sonrisas, estaba tan contenta de verle que hasta se sorprendió a si misma. Tenía ganas de dejar aquellos estúpidos libros e ir con el a cualquier parte, divertirse, hablar... disfrutar como siempre hacían, pero no podía hacerlo, tenía ganas de besarle, de tenerle cerca a el, y no a esos papeles y bolígrafos.

Aquel era un día nublado, hacía viento y estaba a punto de llover, un día perfecto para encerrarse en el College, además, todo el mundo estaría estudiando... ¿Como podía haber tanta gente en un mismo lugar? La Biblioteca estaba bastante llena, pero tampoco de una manera agobiante, y apostaba cualquier cosa a que la sala de estudio estaría igual o mas llena todavía.
avatar
Emma Jenssen
Caeruleum de séptimo

Mensajes : 392
Fecha de inscripción : 04/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Biblioteca

Mensaje por Andrew R. Márquez el Jue Mayo 26, 2011 5:11 am

Se había quedado mirándola mientras esperaba la respuesta. Estaba tan compenetrada en lo suyo que resultaba incómodo y penoso tener que interrumpirla. Aún así, comenzó a alzar una ceja al momento en que ella le autorizó a sentarse con un desinteresado "ahá". Por un momento pensó que quizá Emma era una de esas chicas a las que le molestaba que les interrumpan y podían reaccionar de forma realmente extraña y, aunque no pegaba demasiado con los demás aspectos de su personalidad, todo era posible.
Toda su perspectiva cambió cuando ella levantó la vista para verle y le hizo una broma al reconocerlo, acompañada por una enorme sonrisa, la más bonita que había visto jamás
.
-¿De verdad no quieres? No lo sé, creí que quizá te costaría más concentrarte teniéndome por ahí-. Le siguió la corriente señalando una de las mesas que había un poco más allá. Sonreía, le era imposible no hacerlo cuando estaba a su lado.

Se inclinó hacia ella para saludarle con un beso cariñoso en la mejilla y luego se sentó. No tenía idea de como iba a concentrarse teniéndo a Emma frente a él, sin poder hablarle como siempre que salían a dar un paseo o a hacer algo divertido. En fin, ahora tenía que concentrarse en Sevda y su horripilante Historia de la Magia. Abrió uno de los tomos y comenzó a buscar en el índice las revueltas de los duendes, famosas por causar enormes desastres en los mayores centros de población mágica, sobre todo en Londres. Abrió su cuadernillo arruinado por los garabatos que él o algunos de sus compañeros realizaban en medio de horas aburridas. Pasó las hojas hasta encontrar una en blanco y comenzó a escribir. Apuntes y más apuntes.


-¿Qué estudias? Porque creo que voy a volverme loco con tanta Historia de la Magia-. Dijo varios minutos después, mientras se frotaba los ojos y dejaba el bolígrafo a un costado. Todo el mundo necesita un descanso de vez en cuando.
avatar
Andrew R. Márquez
Sin empleo

Mensajes : 294
Fecha de inscripción : 19/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Biblioteca

Mensaje por Emma Jenssen el Jue Mayo 26, 2011 8:45 pm

¡Pues claro que era broma! Claro que quería que el se sentara allí, no tenía porque dudarlo, pero el solo le había seguido la broma, por lo que ella volvió a sonreír simplemente. Emma correspondió al beso de Andrew, su mejilla se sonrojó casi al instante. No pudo evitarlo.

Hechizos, mas hechizos, mas encantamientos, mas letras, mas palabras, y mas apuntes. Llevaban ya un rato cada uno con sus respectivos libros, concentrados, intentando que las palabras se quedaran en su cabeza, intentando aprenderse todas las teorías que había en aquellas paginas. Escuchó a Andrew, Historia de la magia, ella también tenia que estudiarla, le había dedicado la tarde anterior, por eso ahora había cambiado de materia- Yo estoy con Hechizos y Encantamientos- Dijo algo seria, no era una de sus asignaturas favoritas, y prefería mil veces antes la practica que la teoría- Andrew no te pongas nervioso, no es para tanto... Es horrible cuando estas en clase, pero tomate-lo como si te estuvieran... mmm... como si te estuvieran contando una historia de aventuras- Intentó animarle, era la asignatura que mas le gustaba, por esos se aplicaba mas en ella que en las demás, así que si podía ayudarle, lo haría encantada.

Emma se quitó las gafas, y las dejó encima de la mesa. Tomó la botella de agua y de nuevo bebió un sorbo. Un poco de descanso ayudaría, y nunca estaba de mal, y menos si aquel descanso era junto a Andrew- ¿Quieres que lo dejemos por un rato?- Dijo señalando a los libros.

FDR: Siento el pésimo post, en el próximo me esmero mucho mas, lo prometo Smile
avatar
Emma Jenssen
Caeruleum de séptimo

Mensajes : 392
Fecha de inscripción : 04/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Biblioteca

Mensaje por Andrew R. Márquez el Vie Mayo 27, 2011 4:59 am

Andrew seguía pasando páginas sin cesar y haciendo anotaciones cada vez que encontraba algo que le servía. Su letra era un poco más desprolija de lo normal, algo típico en la mayoría de los chicos, pero él era capaz de entenderla a la perfección, y eso bastaba.
De vez en cuando desviaba la mirada desconcentrándose con algún insecto que pasaba, o observando lo sublime que era su chica mientras estudiaba. Y siempre, claro.

Unos mínimos rayos de luz se reflejaban en la ventana, el sol quería asomarse por un pequeño hueco entre la espesa capa de nubosidad. Probablemente no lo lograría, el viento se empecinaba en sacudir todo lo que encontraba a su paso. En cualquier momento comenzaría a llover.

Escuchó con atención cómo Emma le aconsejaba respecto a Historia de la Magia. Sabía que a ella el agradaba esa materia, pero nunca había podido comprender qué era lo que tanto le atraía. ¿Una historia de aventuras? Si, eso hubiera querido, estudiarse una historia de aventuras parecía sencillo. Continuó observándola con seriedad, admirando su inteligencia y su forma práctica de ver todo. Al igual que él, Emma tampoco parecía estar disfrutando de lo que estudiaba.
-Hechizos y Encantamientos no es tan malo, sólo debes saber cómo realizarlos correctamente, sus utilidades, y los efectos colaterales que pueda llegar a tener-. Hizo una pausa para acomodar ambos codos sobre la mesa. -Creo que tienes razón respecto a Historia de la Magia. Imaginaré que es un cuento, uno muy largo, pero cuento al fin-. Finalizó con una media sonrisa.

Luego de varios minutos, el cansancio se dejaba ver en ambos con claridad. Levantó la vista cuando Emma realizó un movimiento rápido para quitarse la gafas. Le pareció una salvación que le ofreciera que se tomaran un recreo, ¿Cómo negarse?
-Sí, por favor-. Le contestó en tono de suplica, casi emocionado por aquello. Dejó los libros a un lado y se inclinó levemente contra el respaldo de la silla. -Y bien, ¿Cómo estás?-. Se sintió un poco fuera de lugar al notar que no se lo había preguntado antes. -¿Has recibido mi mensaje? Porque enseñarle a Sparkle cómo llegar hasta tu dormitorio fue lo más difícil que hice en mucho tiempo-. Agregó en tono de broma.

De pronto algo le tocó los pantalones con suavidad, reiterándolo varias veces hasta que comenzó a refregarse con más intensidad. Sin pensárselo dos veces se agachó para ver qué era lo que le molestaba, y se encontró una con una enorme bola de pelos de color gris oscuro. "Fox" Pensó para sí, "Genial. Aparece y desaparece cuando quieras, gato".


FDR: Shh, que ha estado perfecto Very Happy.
avatar
Andrew R. Márquez
Sin empleo

Mensajes : 294
Fecha de inscripción : 19/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Biblioteca

Mensaje por Emma Jenssen el Vie Mayo 27, 2011 3:11 pm

Era cierto, Hechizos y Encantamientos no era la materia mas difícil que tenían, ni la mas complicada, pero ella hubiera preferido poder aprovechar aquella tarde con otra cosa y no con estudiar. A ella le gustaba hacerlo, estudiar y aplicarse en las asignaturas del colegio, pero en aquel momento no le apetecía ponerse a ello y le costaba barbaridad prestar atención a lo que leía y también a lo que escribía, así que un pequeño descanso, un poco de aire, tampoco le vendría mal.

Asintió ante las explicaciones- Lo sé, pero no me concentro, estoy en otro lugar y las palabras, las frases, los hechizos y sus consecuencias, no se me quedan en la cabeza- Dijo con un poco de rabia, no lograba concentrarse tanto como debía y como necesitaba y eso la ponia furiosa, porque significaba que tendría que estar mas tiempo estudiando, mas tiempo en la Biblioteca o en el Salón de estudios.

¿La suerte de eso? Pues que el día tampoco era soleado, y pronto llovería, asi que un paseo tampoco habría estado del todo bien con aquel tiempo, la lluvia ayudaba a la joven a concentrarse, y los días nublados los solía aprovechar para eso, y también para hacer sus tareas, aunque una buena película en lugar de aquellos libros de texto, tampoco estaba tan mal. No pudo evitar sonreír ante el comentario de Andrew, todos los libros eran grandes y bastante largos, pero el de Historia de la Magia lo era todavía mas.

Asintió y dejo que su espalda se apoyara en el respaldo de la silla, estiro los brazos hasta delante y los dejo caer sobre la mesa- Ahora que tu estas aquí, mucho mejor- Admitió, y era cierto, habría sido un infierno estar sola en la Biblioteca toda la tarde, ademas, aunque hubiera sido poco el tiempo que habían pasado sin verse, lo había echado hasta de menos- ¿Tu como estas?- Le preguntó también a el.

Mostró de nuevo una sonrisa y se sonrojó un poco, se acordó de la reacción que había tenido al ver la carta encima de su cama, y también de la alegría que le había recorrido por todo el cuerpo al saber de quien era. Emma se había emocionado leyéndola, y no había podido parar de sonreír en un buen rato- Si, la recibí- Dijo mientras se reía de lo que Andrew le explicaba, ella no había enviado muchas cartas, pero su lechuza siempre había sido muy ágil respecto a eso. Notó que Andrew se sentía... incomodo?- ¿Que ocurre?- Dijo algo preocupada.
avatar
Emma Jenssen
Caeruleum de séptimo

Mensajes : 392
Fecha de inscripción : 04/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Biblioteca

Mensaje por Andrew R. Márquez el Vie Mayo 27, 2011 11:59 pm

Si, definitivamente iban a tomarse un descanso. Los libros quedaron cerrados a un costado de la mesa, lo más lejos posible. Aún así, tendrían que bajar el volumen de la voz, en general eran muy estrictos con las reglas en la biblioteca. Observó como varios alumnos que intentaban estudiar les lanzaban miradas asesinas. Volvió a girarse sin darles mucha importancia, Emma continuaba explicándole que últimamente no conseguía retener nada. No pudo evitar sonreír al ver sus caras de enfado mientras lo contaba.-Bien, ¡solo relájate un poco! Seguro que igual sacas un extraordinario en todas las materias-. Le animó aún sonriendo. El que no iba a obtener nada bueno en los exámenes iba a ser él si continuaba con esa actitud tan relajada, ¿Qué le ocurría? Solía ser un ñoño, tenía que admitirlo, pero últimamente le costaba muchísimo concentrarse y las ganas de hacerlo escaseaban.

Su respiración se entrecortó cuando escuchó lo que Emma había contestado a su pregunta: "Ahora que tú estás aquí, mucho mejor", ¿Cómo podía hacer que se sintiera de aquella forma? Nunca antes le había ocurrido algo así. Podría repetirlo un millón de veces, Emma le gustaba muchísimo.
-Ahora que estoy aquí contigo, mucho mejor-. Le respondió el cumplido mostrando su enorme sonrisa. -Aunque me preocupa un poco que yo pueda ser la causa de tu falta de concentración con los estudios-. Agregó luego, y era cierto. Le preocupaba que Emma bajara los rendimientos en los exámenes por su culpa, no sería justo. Por más que ya fuera muy inteligente, se esforzaba muchísimo y no quería arruinarlo de ninguna manera. En ese momento recordó que además, ambos se habían unido a la redacción del periódico hacía muy poco tiempo. -¿Cómo vas con tu artículo? Los rumores de que eres una excelente consejera se escuchan por todas partes. Creo que en cualquier momento te enviaré una carta-. Le halagó volviendo a sonreír.

Notó cómo se sonrojaba cuando hablaba de la carta que le había enviado, el tono rosado en sus mejillas le resultaba enormemente atractivo. Quería besarle, pero probablemente no sería muy adecuado que lo hiciera allí. La bola de pelos que continuaba exigiéndole atención le quitó de repente de aquel pensamiento romántico. Volvió a agacharse y lo elevó para mostrárselo a Emma.
-Es Fox. Últimamente se comporta bastante extraño-. Volvió a dejarlo en el suelo con suavidad. No estaba seguro de que a Fox le agradara que pasara tanto tiempo con Emma, y no era un gato amigable, más bien lo contrario, por lo que a ella tampoco le gustaría mucho. El felino salió disparado hasta perderse entre las enormes estanterías de la biblioteca, seguro persiguiendo una rata o algo por el estilo.
avatar
Andrew R. Márquez
Sin empleo

Mensajes : 294
Fecha de inscripción : 19/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Biblioteca

Mensaje por Emma Jenssen el Sáb Mayo 28, 2011 4:07 pm

Siempre conseguía hacerlo, siempre acababa sacando buena nota en los exámenes, ¿porque se preocupaba tanto? Lo entendía todo, tenía todas las anotaciones necesarias y los apuntes perfectamente copiados, lo único que tenía que hacer era concentrarse un poco y leerse todo aquello, si se relajaba un poco..., si dejaba de culparse por el despiste durante los últimos días, lograría que las palabras se posaran en su cabeza con mas facilidad y rapidez, era eso, "no te presiones", se dijo.

Escuchó las palabras de Andrew y no pudo evitar sonrojarse todavía mas, no podía entender como una simple frase, una simple mirada, o una simple sonrisa de aquel muchacho hacía que se sintiera tan bien, jamás le había pasado aquello, con nadie, absolutamente nadie, y el tenía el poder de hacer que se olvidara del resto del mundo, solo con mirarla. Tragó saliva para poder decir algo coherente- Tu no tienes la culpa de nada- Afirmó- Solo me falta un poco de concentración. Es cierto que ya no tengo tantas ganas de estudiar como antes... tengo otras cosas en mente pero... ha sido un simple despiste! No te preocupes- Dijo mostrándole una sonrisa, quería que estuviera seguro de que el no tenía la culpa de nada, solo se le había echo un poco tarde.

-Te voy a desvelar un secreto- Decidió- Me han escrito una carta, la publicaré en mi próximo articulo, una chica se ha enamorado de su mejor amigo y no sabe que hacer, tiene miedo ha estropear su amistad si el no siente lo mismo...- Andrew era su mejor amigo y ademas ahora le gustaba, y mucho, muchísimo- ¿Consejo? ¿Y de que me tienes que pedir consejo?- Pregunto con verdadera curiosidad, se echo para delante, colocó sus codos en la mesa y apoyo su cabeza en ellos para mirar a Andrew, estaba dispuesta a ayudarle en lo que necesitara.

Emma miró al animal que Andrew acababa de alzar, un gato, era bonito pero parecía un poco malhumorado, se habría acercado a el para acariciarle si no hubiera salido disparado hacia las estanterías de la Biblioteca- Es muy bonito, pero... Parece un poco... Enfadado?- Se acordó en aquel momento en el perro que tenía su abuela, era un perro que siempre estaba echado en el suelo, y ladraba a todo el que pasaba a su lado, que le tocaba o que simplemente le miraba, incluso a los padres de Emma se lo hacía, en cambio a ella no, con ella era cariñoso, jugaban y pasaban el rato, dejaba que le acariciara y se echaba encima de ella cuando la veía, quería mucho a aquel perro y una parte de ella le echaba de menos.
avatar
Emma Jenssen
Caeruleum de séptimo

Mensajes : 392
Fecha de inscripción : 04/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Biblioteca

Mensaje por Andrew R. Márquez el Sáb Mayo 28, 2011 9:19 pm

Andrew comenzó a garabatear su nombre en el cuadernillo en el que había tomado los apuntes anteriormente. Mientras tanto escuchaba con gran alivio cómo Emma le absolvía de toda culpa respecto a los estudios. La idea de ser una mala influencia para ella no le gustaba nada. ¿Qué iban a decir sus padres si de alguna manera llegar a sus oídos que ella había reprobado en alguna materia por culpa de un chico? Sería algo terriblemente vergonzoso que no se perdonaría. Le fue imposible no sentirse aludido con esa frase donde explicaba que tenía otras cosas en mente, hizo que se sonrojara un poco aunque, aquello significara que a Emma le costaba sacarlo de su mente. Y aquello era mutuo, porque él tampoco podía dejar de pensar en ella. Ni un segundo. -Está bien, haré lo posible, aunque me cuesta muchísimo no preocuparme por tí-. Finalizó curvando un poco las comisuras de sus labios, de modo que se formara una especie de sonrisa sin dientes.

Estaba ya terminando de decorar el nombre de Emma junto al suyo en la hoja, cuando, de pronto, tuvo que detenerse a causa de la curiosidad que le invadía. Al parecer ella le iba a revelar de qué se trataba uno de los confesionarios que le habían enviado para su próximo artículo. Genial, le gustaba la cotilla
. -Mmm, interesante-. Dijo pensativo al escuchar el secreto, mientras se llevaba una mano a la barbilla. -Me pregunto cual de todas será-. Agregó luego intentando molestarle, mientras simulaba contar a todas sus mejores amigas con los dedos de las manos. Pensándolo bien, aquella situación le resultaba muy familiar. A él le había ocurrido algo parecido a esa chica misteriosa, y había tenido la suerte de que Emma le correspondiera. Lo mejor que podía hacer, a su ver, era arriesgarse. -No lo sé-. Respondió cuando se trataba de consejos, la verdad era que no necesitaba ninguno en ese momento, o eso creía. Aún así, tenía que ocurrírsele algo. -Quizá, ¿Cómo concentrarme con la chica más linda del colegio sentada justo en frente mío?-. Dijo al fin, divertido.

Volvió la vista hacia el lugar por donde Fox había desaparecido. Si había algo que le encantaba a ese gato además de arañar a los desconocidos, era comer todo tipo de animales de la mugre. Y eso que siempre le alimentaba con lo mejor.
-Si, no es un gato amigable. No creo que te agrade mucho conocerle aunque, quizá tú seas la excepción. Sydney podría decirte cómo se comporta con alguien a quién odia-. Finalizó con cierta nota de satisfacción en la cara. No había nada más divertido que ver a Fox haciéndole maldades a su hermana.
avatar
Andrew R. Márquez
Sin empleo

Mensajes : 294
Fecha de inscripción : 19/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Biblioteca

Mensaje por Emma Jenssen el Sáb Mayo 28, 2011 10:39 pm

¿Parecía un tomate? Apostaba cualquier cosa a que si- ¿Te preocupas por mi?- ¡Que pregunta mas tonta! ¿No te acaba de decir que si? ¿A caso lo dudas? ¡No digas estupideces! Dejó a la vista sus blancos dientes con una sonrisa radiante, no podía evitar sonreír cuando estaba junto a Andrew, y todavía menos cuando le decía cosas como aquellas.

-Mi consejo ha sido ese, que le diga lo que siente y que arriesgue por conseguir lo que quiere. Es así como se consiguen las cosas, no?- Ella no había podido tener mas suerte, se había dado cuenta de que sentía por su mejor amigo mucho mas de lo que tendría que sentir, era un chico especial y jamás hubiera imaginado que ese sentimiento seria mutuo, y que sus sentimientos fueran correspondidos. Se sonrojó todavía mas al escuchar aquellas palabras, aquella pregunta- ¿Sabes que ahora mismo te besaría?- Dijo mirándolo con una sonrisa, y no podía ser mas sincera, si no fuera porque se suponía que estaban estudiando y porque lo tenía demasiado lejos, lo besaría.

No podía creerse que aquel gato tan adorable fuera tan violento o rabioso como Andrew le había dicho, estaba segura de que le habría echo mas que una trastada a Sydney, y eso no le parecía muy divertido. No sabía tampoco la relación que el mantenía con su hermana, ella era hija única y mas de una vez había deseado compartir su infancia con alguien, siempre había querido tener al típico hermano mayor que te protegiera, o al hermano pequeño al cual tendrías que proteger- Espero agradarle- Afirmó con sinceridad.
avatar
Emma Jenssen
Caeruleum de séptimo

Mensajes : 392
Fecha de inscripción : 04/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Biblioteca

Mensaje por Andrew R. Márquez el Dom Mayo 29, 2011 2:41 am

La pregunta un tanto insólita de Emma le tomó por sorpresa, ¿Qué ocurría? ¿Preocuparse por ella estaba mal o algo por el estilo? Su rostro había tomado un color cercano al purpura, lo que hizo que Andrew aún se sintiera un poco más nervioso. ¿Qué iba a decirle? No quería arruinar lo que tenían, ¿Y si había dicho algo malo? Una sensación de inseguridad le invadió por completo. -Bueno..la verdad es que.., si-. Apenas fue capas de articular las palabras, el también debía de haberse sonrojado. Desvió la mirada hacia su cuadernillo, un tanto avergonzado. Nuevamente y, casi sin pensarlo, comenzó a garabatear.

Volvió a enfocar la mirada en ella cuando comenzó a contarle el consejo que le había dado a la desconocida. No había duda de que a ella también le resultaba una situación conocida.
-Exacto, además, el que no arriesga no gana-. Asintió coincidiendo con su punto de vista por completo. Jamás se cansaría de mirarle, era tan guapa, tan inteligente, tan cariñosa y tan buena que le costaba creer que pudiera quererle a él.
Lo que le dijo después lo dejó completamente helado. Sonrió, ¡Él también se moría por besarla! El hecho de que ella lo deseara tanto como él, hacía que estallara de felicidad.
-¿A si?, bueno, puede que tengamos una oportunidad-. Le dijo divertido mientras miraba para todos lados asegurándose de que el bibliotecario Jones no estuviera prestándoles atención, para luego incorporarse y estirarse hasta llegar a Emma, dándole un intenso y rápido beso. Volvió a su lugar enseguida, antes de que alguien pudiera delatarles. Justo en ese momento se le vino a la mente algo que hacía días le estaba causando curiosidad. -Emma, ¿Qué planes tienes para las vacaciones?-. La verdad era que le preocupaba la posibilidad de no verla en todo el verano.

Emma quería agradarle a Fox, y si mal no recordaba, era la primera persona que se molestaría en intentar mantener la paz con el gato. Casi no se lo creía. Viéndolo así, quizá no iba a ser tan difícil que su novia y Fox se llevaran bien.
-¿De verdad?-. Tuvo que preguntárselo, aún no se lo podía creer del todo. -Podríamos intentarlo-. Agregó luego echando nuevamente una mirada hacia el lugar por donde había desaparecido. En cualquier momento volvería a hacer acto de presencia.



avatar
Andrew R. Márquez
Sin empleo

Mensajes : 294
Fecha de inscripción : 19/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Biblioteca

Mensaje por Emma Jenssen el Dom Mayo 29, 2011 11:58 am

No podía sentirse mejor, escuchar aquella afirmación hizo que se pusiera un tanto nerviosa, el hecho de que Andrew se preocupara por ella hizo que el muchacho todavía le gustara mas, mucho mas- Eres el mejor- Afirmó casi sin pensarlo, y es que realmente lo pensaba, nadie podía superarle, era sencillamente el mejor.

Asintió ante la frase que acababa de pronunciar, bien cierto, si no arriesgas no ganas, es cierto que puedes perder, pero sin tomar riesgos, jamás lograrás nada, y siempre te quedará un: "Podría haberlo intentado".
Andrew la miraba, y ella no podía evitar sonreír cada vez que sus ojos se encontraban, se sentía tan bien cuando estaba con el, tenia la sensación de que nada malo podía pasar, de que todo estaría bien mientras ellos se mantuvieran juntos, que lo demás no importaba, que solo importaban ellos dos, Andrew y Emma, se sonrojó un poco mas sin saber porque, era tan guapo, era simpático y amable, inteligente y también divertido, era perfecto, y encima, la quería, ¿que mas podía pedir?

Andrew se adelantó un poco y la beso, su corazón empezó a latir tan fuerte, que le dio la sensación que toda la Biblioteca podía oírlo. Lo miró con una sonrisa cuando de nuevo le tubo en frente- Durante una semana iré a Londres a ver a mis padres, pero después no lo se- Dijo un poco dudosa, todavía no había pensado en que haría el resto de verano que le quedaba y la pregunta de Andrew la había tomado por sorpresa.

-¡Pues claro!- Exclamó casi sin poder creérselo- Andrew, tu eres muy importante para mi, mucho...-Dijo mirándole- Y quiero llevarme bien con quien lo sea para ti, ya sea con tu hermana, con tu gato, o con quien haga falta- Afirmó con muchísima sinceridad, jamás lo había sido tanto, solo quería ser buena para el, estar a la altura.
avatar
Emma Jenssen
Caeruleum de séptimo

Mensajes : 392
Fecha de inscripción : 04/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Biblioteca

Mensaje por Andrew R. Márquez el Dom Mayo 29, 2011 9:31 pm

¿Acaso Emma pretendía convertirlo en una fruta? Si, definitivamente se había ruborizado gracias a el comentario de que él era el mejor. Probablemente era una de las únicas, o la única, persona que lograba que se ruborizara de era forma. -Gracias, tú también eres la mejor-. Respondió aún un poco intimidado. Por suerte sus predicciones sobre la preocupación habían sido completamente erróneas.

Realmente se lamentaba que estuvieran en la biblioteca, deseaba que los exámenes ya hubieran pasado, que ambos pudieran estar disfrutando en el jardín de los días de Primavera que estaban por terminar, incluso podrían estar en la playa. Claro que aquel día no iba con todo eso, seguía nublado y pesado, pero aún no llovía.
Sonrió el también al notar que Emma le había gustado el beso, y aunque fuer algo obvio, aún le costaba creerlo.
-Bueno, una semana no es tanto, aunque voy a extrañarte-. Le respondió con cierto alivio en su interior. Podría haber sido mucho más tiempo, pero no. Y no es que él supiera exactamente que planes tenía para el verano pero, a menos que surgiera un viaje familiar, se pasaría la mayor parte del tiempo con Sydney en la casa que habían comprado, no muy lejos de allí. -Mis padres nos han comprado a mí y a Sydney una casa cerca de aquí, para pasar las vacaciones y todo eso. Deberías venir algún día-. Le ofreció luego, seguro de que sería bueno no tener que pasarse todo el tiempo viendo a Sydney y Joshua besuqueándose.

Sonrió mientras Emma le explicaba lo importante que era él para ella. Ya casi había olvidado el tema de su gato
. -Gracias-. Dijo mientras acariciaba una de sus manos. -Pero no hace falta que te lleves bien con nadie, no importa el resto, sólo nosotros-. Las palabras le habían encantado, muchísimo, pero quería dejarle claro que no tenía interés en que le cayera bien a nadie, aunque era imposible no querer a Emma, sólo quería que ellos estuvieran bien.

avatar
Andrew R. Márquez
Sin empleo

Mensajes : 294
Fecha de inscripción : 19/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Biblioteca

Mensaje por Emma Jenssen el Dom Mayo 29, 2011 10:19 pm

Mostró una sonrisa ante la respuesta de Andrew. Lo tenía delante, justo en frente suyo y le parecía tenerlo a mucha mas distancia, le sentía demasiado lejos de ella y eso hacía que se le creara un nudo muy incomodo en la garganta.
¿Que demonios le pasaba? Nunca había sentido nada por el estilo, jamás había echado de menos a una persona cuando solo había pasado uno o dos días sin verla, pero con el era distinto... a el le echaba de menos si no lo veía durante unas horas, y lo tenía en la cabeza constantemente, lo podía mirar durante horas, era tan guapo, además era simpático y amable, cariñoso y... para ella, perfecto.

Empezó a pensar en todo lo que podían hacer durante el verano, quizá ir a la playa, al campo... podían hacer tantas cosas...
Se le ocurrió una idea, aunque pensándolo mejor era una locura, ¿Y si se lo proponía? ¿Y si metía la pata? ¿Y si iba demasiado rápido? ¿Era una locura proponerle que fuera con ella a Londres? Seguramente si, así que decidió que por el momento, no le diría nada de aquello- Yo también te voy a echar mucho de menos, Andrew- Dijo con un tono de tristeza en la voz, era solo una semana, pero una semana que seguro que se le hacía eterna.
Escuchó con atención lo que el joven decía, ya le gustaría a ella tener una casa cerca del colegio, el tenía suerte de poder convivir con su hermana en un lugar para ellos solos- Me encantaría- Dijo ante la propuesta de acompañarle algún día.

Aquellas palabras hicieron que el corazón de Emma se parara por un instante, ¿Que tenía que decir? ¿Que era lo mas apropiado? Andrew acariciaba su mano, y ella se sonrojaba cada vez mas. Mostró una sonrisa y se levantó, dio una media vuelta a la mesa y tomo la silla que se encontraba al lado de Andrew, se sentó y le tomo de las manos- Solo nosotros- Repitió y sin darle importancia a todos los alumnos de la Biblioteca, ni tampoco al vigilante, dándole igual todo, le besó con dulzura.
avatar
Emma Jenssen
Caeruleum de séptimo

Mensajes : 392
Fecha de inscripción : 04/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Biblioteca

Mensaje por Andrew R. Márquez el Lun Mayo 30, 2011 3:59 am

No sabía bien qué decir, apenas podía emitir palabra cuando Emma le miraba con su sonrisa radiante. Maldecía para sí a la mesa que los separaba. De vez en cuando echaba una mirada recelosa a los tomos de historia, ¿Debían retomar el estudio? Le parecía que cada uno de ellos le observaba severamente exigiéndole atención. El cielo seguía siendo de color gris, pero las gotas de lluvia aún no hacían acto de presencia. No, estudiaría luego, se tomaría una noche entera si era necesario, pero no iba desaprovechar aquel momento con Emma.

No pudo menos que sonreír cuando aceptó irse con él en las vacaciones. Genial, podrían hacer de todo, el lugar tenía un monton de lugares que visitar y explorar porque, él apenas había ido unas pocas veces desde que la tenían.
-Genial, lo pasaremos de maravilla-. Dijo aún sonriendo. No podía esperar a que llegara el momento.

Lo siguiente que ocurrió le tomó por sorpresa. Emma se puso de pie y fue directo a sentarse a su lado. Le tomó cariñosamente de las manos, y luego, sin importale siguiera que alguien estuviera mirandolos, le besó. Aquello era propio de un sueño, de verdad. Andrew le correspondió el beso sin pensar, de forma instantánea.
-Si- Respondío de tardíamente a su comentario.
Observó desde lejos las lenguas de fuego que refulgían en la chimenea. No parecía haber nadie en los sillones que la enfrentaban.
-Ven, vamos allì-. Le dijo mientras se incorporaba, llevandola de la mano.
avatar
Andrew R. Márquez
Sin empleo

Mensajes : 294
Fecha de inscripción : 19/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Biblioteca

Mensaje por Emma Jenssen el Vie Jun 03, 2011 10:06 pm

Mas de una persona se había quedado mirando a la pareja, una chica la miraba con envidia, un grupo de chicos los miraban con curiosidad, otro muchacho negaba con la cabeza con un poco de envidia y un grupo de chicas comentaban lo bonita que era esa escena y al unisono cantaban un: ooooooooh.
No podía creerse que ella fuera la protagonista de todo aquello, de esas escenas de película, de esos besos y de esos abrazos, no podía creerse que fuera la protagonista de aquella historia.
¿Entonces,es cierto que todo eso existe? ¿Que no solo pasa en la televisión? ¿Que una persona normal y corriente puede vivir algo así? Ella ya sabía la respuesta, la tenía delante de ella.

Andrew correspondió a su beso, y ella no pudo omitir la sonrisa, se sentía tan bien cuando estaba con el que a veces las horas pasaban volando, otras veces parecía que el tiempo se detuviera, y la gran mayoría de las veces ella deseaba que fuera así, que el tiempo se detuviera y que quedaran como estaban en alguno de esos momentos.
-Será espectacular- No podía imaginarse un verano mejor, pasando los días con Andrew, se divertirían. Aunque también tenía que tener en cuenta que todavía tenia que hablar con sus padres de aquello pero dudaba que hubiera le dieran algún problema o algún motivo por el cual no ir.

Mostró una sonrisa y asintió, tomó la mano de Andrew y se levantó para seguirlo- Vamos- Y se dirigieron hasta la chimenea, donde unos sillones se situaban allí. Era un escenario bonito, el ruido del viento se hacía notar en los ventanales de la Biblioteca, todavía no llovía, pero estaba a punto de hacerlo, y ellos estaban allí, delante del fuego. Emma suspiró, se sentía en las nubes, pero no en aquellas nubes grises que en aquel momento cubrían el cielo, se sentía en un cielo azul, encima de esas nubes blancas que parecen algodón.
avatar
Emma Jenssen
Caeruleum de séptimo

Mensajes : 392
Fecha de inscripción : 04/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Biblioteca

Mensaje por Andrew R. Márquez el Sáb Jun 04, 2011 6:39 pm

No podía evitar soltar un risita al ver, de vez en cuando, la reacción de los demás alumnos que no podían evitar echarles el ojo y hacer algún comentario. Cotillas. Ojalá Sydney se enterara de que había sido el centro de atención, já.
A pesar de todo, aquello ocupaba un segundo plano en su mente, lo más importante era la persona que estaba frente suyo. La otra protagonista de aquel hecho. Emma.
Era completamente consiente de que podían sancionarlos por lo que estaban haciendo, pero no podía evitarlo, no podía dejar de besarle.

¿Cómo podía ser todo tan genial? No dejaba de imaginarse lo bien que lo pasaría con Emma en el verano, y la idea de que ella estuviera tan entusiasmada como él por ir, hacía que sintiera que el corazón iba a explotarle de alegría. -Gracias-. Le dijo sin pensar, aquello ni siquiera concordaba con su afirmación, había sido lo único que había salido. Acto seguido volvió a besarla con suavidad.

Caminaron juntos hasta la chimenea y se ubicaron en los sillones que la enfrentaban. El fuego no duraría muchos días más, ya no lo necesitaban con el calor que se aproximaba.
-¿Conoces a mi hermana?-. Le preguntó de repente, curioso. Esperaba que la respuesta fuera afirmativa, no quería que Emma se llevara una sorpresa luego, porqué, sí, Sydney podía ser realmente molesta y borde si se lo proponía. Quería que Emma se sintiera cómoda en su casa.
avatar
Andrew R. Márquez
Sin empleo

Mensajes : 294
Fecha de inscripción : 19/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Biblioteca

Mensaje por Emma Jenssen el Sáb Jun 04, 2011 7:02 pm

Mas de una persona les miraba, pero a Emma le daba igual, no le importaba en absoluto aquellas miradas envidiosas, ni tampoco los comentarios que por lo bajini hacían los cotillas que se encontraban el la Biblioteca, no le importaba nada de eso, tampoco le importaba mucho lo que el vigilante de la habitación pudiera decirles, ni tampoco la sanción que pudieran ponerle por hacer lo que estaba haciendo, solo le importaba una cosa: Andrew. Solo le importaba estar con el, besarle, abrazarle y hablar, pasar el rato juntos, reírse, o sencillamente, solo mirarse.

Los sillones eran enormes, y se encontraban ambos delante de la chimenea. En un solo sillon, cabían tres mas como Emma y eso era algo que le hacía gracia. Entre si los sillones estaban un poco separados, demasiado en su opinión, los cristales hacían ruido a causa del viento y las llamas del fuego desprendían un calor que a la muchacha le encantaba. Cuando Andrew la beso con suavidad las piernas le empezaron a temblar, ¿que le pasaba? pero era algo que se convertía en costumbre, Andrew con solo tocarla podía calmarla, ponerla nerviosa, o hacer que se sonrojara, y cuando le acariciaba el pelo, que por cierto, era al único que dejaba tocárselo, podía conseguir que Emma se durmiera y se relajara.

No entendió porque le daba las gracias- ¿Porque me das la gracias?- Le pregunto con curiosidad, no entendía el comentario, pero tampoco había podido sonreír ante el.

Sydney, claro que la conocía, ¿quien no lo hacía? ¿quien no sabía quien era?- Claro que se quien es, Sydney, he hablado un par de veces con ella- Dijo sonriendo, pues esa chica le caía bien, muy bien, se habían cruzado por el pasillo, y también habían mantenido alguna conversación, no la consideraba su mejor amiga, pues no había tenido tantas oportunidades de hablar con ella como para mantener tal amistad, pero era una muchacha que le caía muy bien. Cayó entonces en la cuenta de que Andrew era su hermano, ¡eran hermanos!, entonces... ¿Sydney era... su cuñada? ¿Y si Emma no le caía bien? ¿Y si le cogía manía por estar con su hermano pequeño? De golpe el nerviosismo y la inquietud empezaron a apoderarse de ella.
avatar
Emma Jenssen
Caeruleum de séptimo

Mensajes : 392
Fecha de inscripción : 04/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Biblioteca

Mensaje por Andrew R. Márquez el Dom Jun 05, 2011 2:39 am

Andrew se había acurrucado contra Emma en uno de los sillones, le gustaba aquel ambiente cálido y acogedor de la biblioteca, de vez en cuando era necesario un poco de tranquilidad. Todo aquel escenario sumado a la compañía de su novia hacían que lo estuviera pasando de maravilla, últimamente su vida era una completa maravilla. Claro que tenía que omitir la pelea que había tenido con su padre días antes, Sydney ya le había advertido que tenían que hablar del asunto pero, por alguna razón siempre intentaba evitar el tema. Pensar en ello hizo que su sonrisa casi constante y muy característica de su personalidad, se desvaneciera lentamente. Se quedó mirando fijo al fuego, distraído, durante varios segundos, hasta que volvió a centrarse en Emma que parecía un poco confusa y curiosa.
¿Las gracias? ¡Oh!, le había dado las gracias sin saber bien porque. En realidad sí que lo sabia, lo había hecho porque ella siempre lograba que se sintiera cómodo, feliz, alegre, completo. Con cada palabra intencional o no, lograba que se sintiera mejor.

-Mm, bueno, por todo, por ser tan genial conmigo-. Le contestó finalmente con una media sonrisa.

Emma conocía a su hermana, y hasta había hablado con ella, claro, Sydney hablaba con todo el College, con tal de presumir y tener popularidad. De cualquier manera aquello fue un alivio enorme para Andrew.
-¿A si? ¿Y.. qué tal te parece?-. Dudó un poco en preguntar, quizá estaba siendo demasiado entrometido. Tenía que admitirlo, le extrañaba un poco, hacía tiempo que no le veía, ademas de todo el tema de los exámenes que le impedían salir demasiado.
avatar
Andrew R. Márquez
Sin empleo

Mensajes : 294
Fecha de inscripción : 19/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Biblioteca

Mensaje por Emma Jenssen el Dom Jun 05, 2011 12:57 pm

Los dos sillones estaban demasiado separados entre si, comprobado. Emma se acurruco en el que Andrew se había sentado, pues los sillones eran lo suficientemente grandes como para que pudieran acomodarse los dos, Emma apoyo su cabeza en el hombro de Andrew y lo abrazó cerrando los ojos, se sentía tan bien en aquel momento, pero en realidad, ¿Cuando no se había sentido bien estando con Andrew? De una forma u otra Emma notó que Andrew se incomodaba un poco, y pensó que quizá el no quería que ella se sentara allí, o que se sentía incomodo porque ella apoyara la cabeza en su hombro, así que se separó un poco, lo ultimo que quería era que el se sintiera mal estando con ella, y mucho menos presionado- ¿Que te ocurre Andrew?- Preguntó bastante preocupada, pues el muchacho miraba el fuego de una manera... ¿Triste?

No pudo evitar sonreír y besarle cuando escucho aquella frase- Lo siento pero... Aquí el que es genial conmigo eres tu- Dijo sonriendo-le y mirándole a los ojos, era tan guapo... tan simpático... y tan... perfecto.

Le preguntó que opinión tenía sobre su hermana, era normal que se interesara, pues lógicamente, Sydney era importante para el- Es una chica fantástica, las pocas veces que he hablado con ella ha sido muy simpática conmigo, me parece una chica muy social, habla con todo el mundo...- Era sincera en todo momento, realmente opinaba aquello de la joven- De verdad, creo que es una chica estupenda, me gustaría hablar mas con ella, o tener mas relación, pero eso no ha podido ser posible...-Le explicó.
Quizá algun día que la viera por el pasillo podía acercarse ha hablar con ella, eso le daría mucho corte, de eso estaba segura, pero por intentarlo no perdía nada.

Tenía que mandarle una carta a su madre, se había olvidado completamente de ello, esperaba que no se hubiera preocupado por no haber recibido todavía ninguna... Emma se preguntó entonces si debía contarle todo lo que había pasado con Andrew, su madre era como una amiga, se lo contaba todo, absolutamente todo, pero por otra parte, era muy pronto para contarle lo de su novio, no? Y si lo hacia? Dudó entonces que era lo que tenía que hacer.
avatar
Emma Jenssen
Caeruleum de séptimo

Mensajes : 392
Fecha de inscripción : 04/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Biblioteca

Mensaje por Andrew R. Márquez el Dom Jun 05, 2011 9:16 pm

Estaba allí, cómodo, junto a Emma, nada malo podía pasar. De vez en cuando notaba cómo algún alumno se acercaba con evidente disimulo para ver qué estaban haciendo. Dejó que Emma se apoyara en su hombro, acomodándose de modo que estuviera cómoda. Aquello le gustaba. Ni si quiera se le había ocurrido que su repentino cambio en el rostro pudiera hacerla sentir incómoda. Y parecía estarlo, porque se separó un poco de él con rapidez. Apenas podía creerse que pensara que él no quería estar junto a ella. ¡Todo lo contrario! Su compañía le hacía bien. Andrew estaba seguro que en algún punto, todo lo que había pasado entre ellos había hecho que madurara. Volvió a acercase para demostrarle que alejarse había sido un error. Emma le había descubierto, ¿Cómo podía conocerle tanto? Se había dado cuenta de su preocupación. -No es nada. Sólo que el otro día discutí con mi padre. Me preocupan un poco las consecuencias que pueda tener-. Soltó, un poco aliviado de poder compartirlo con alguien. -No deja de presionarme con todo eso de ser el hombre de la familia, ya sabes...-. Finalizó enfocando su mirada en ella nuevamente.

Mostró su sonrisa gigante cuando escuchó lo siguiente. No había mucho que agregar, le tomó la cara con ambas manos y la besó con ternura.

Le había preguntado qué tal le parecía Sydney, ¿Había estado bien? Es decir, ¿Que importaba eso? No tenía porqué influir en ellos. A pesar de todo, Emma había dicho que le parecía una chica estupenda, que quería conocerla. No lo habría recomendado, pero estaba seguro de que no iba a atacarle a ella como hacía con él
. -Te aseguro que no faltará oportunidad. Sydney habla hasta por los codos-. Dijo girando los ojos en 360°. Algo le vino a la mente de pronto, jamás le había preguntado a Emma por su familia, si tenía hermanos o cómo era el trato con sus padres. Había sido un tanto desinteresado no haberlo hecho. -Y ¿Qué me dices de tí? ¿Tienes hermanos?-. Preguntó al fin con más curiosidad que nunca.
avatar
Andrew R. Márquez
Sin empleo

Mensajes : 294
Fecha de inscripción : 19/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Biblioteca

Mensaje por Emma Jenssen el Dom Jun 05, 2011 9:39 pm

Había sido una tonta, ¿Como había podido pensar que ella era la causa de la incomodidad de Andrew? Pero es que estaba tan insegura... Tenía miedo, mucho miedo de hacer algo mal, de fallar o de no estar a la altura, de no ser la adecuada para el chico que estaba junto a ella, de actuar mal, hacerle daño, o al revés, estaba asustada de todo lo que le estaba pasando, porque según le habían dicho, el amor es lo mas bonito que te puede pasar, si, pero también lo que mas daño puede hacerte, y ella nunca lo había sentido. Asintió ante la explicación de Andrew y se acomodó de nuevo- Espera mucho de ti, se lo que es eso... Tienes que estar siempre al cien por cien, no puedes fallar y tienes que estar a la altura de las circunstancias siempre. Al pie de cañón- De alguna manera lo entendía, ella se sentía de una manera parecida, le daba la sensación que tenía el deber de hacer que sus padres se sintieran orgullosos de ella, y eso implicaba esfuerzo, y madurez. Le costaba mucho tener el nivel que tenía en los estudios, ser una alumna ejemplar y no hacer cosas de las cuales sus padres tuvieran que avergonzarse. Emma era una chica divertida, le gustaba hacer locuras, y muchas veces se había llevado alguna bronca por ello.

Le tomó por sorpresa el beso de Andrew, pero le correspondió encantada. Aquella ternura hizo que los pelos de la nuca se le erizaran, y si en aquel momento hubiera estado de pie, seguro que las rodillas le habrían temblado, quizá se habría caído al suelo y todo. Su corazón latía con fuerza, con mucha fuerza, y le daba la impresión de que en cualquier momento se le saldría del pecho, estaba también completamente segura de que Andrew podía oírlo.

No pudo evitar reírse al escuchar aquel comentario- Mientras diga lo que tenga que decir...- Dijo con una sonrisa. Lo abrazó- Pues la verdad es que no, no tengo hermanos. Soy hija única, y eso implica mucho...-Dijo bastante serie mientras se apoyaba en su pecho- Al no tener ningún hermano, ni tampoco ninguna hermana, mis padres esperan de mi muchísimo. Solo tienen una hija de la cual estar orgullosos...- Aunque eso jamás había impedido tener una buena relación con sus padres, todo lo contrario, sus padres siempre habían sido sus mejores amigos, los tres mosqueteros- ¿Como es tu relación con tu hermana? ¿Y con tus padres?
avatar
Emma Jenssen
Caeruleum de séptimo

Mensajes : 392
Fecha de inscripción : 04/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Biblioteca

Mensaje por Andrew R. Márquez el Dom Jun 05, 2011 10:39 pm

Se apoyó con suavidad sobre el respaldo del sillón. Así, con su novia a su lado y el fuego frente a sus ojos, dormirse habría sido pan comido, de eso no cabía duda. Comenzó a jugar con el pelo de Emma, que siempre parecía ir al compás del movimiento, con una gracia increíble. Esperaba que aquello no le molestara. Se sorprendió un poco ante las palabras de apoyo que ella le dio, le entendía, le entendía mejor de lo que jamás se hubiera imaginado. Era evidente que a ella le pasaba, o le había pasado aquello alguna vez, la idea de haber estado junto a ella en alguno de esos momentos sin siquiera haberle preguntado qué le ocurría era como una patada en el estómago para él. Nunca más dejaría que aguantara con ese peso sin su ayuda. -No podrías haberlo dicho mejor. Lo peor de todo es que, no se si mis hermanas se dan cuenta de eso-. Contestó nuevamente sin poder evitarlo. -No les he dicho como me siento. ¿Crees que debería?-. Si, definitivamente necesitaba su consejo, sabía que era excelente en eso.

Besar a Emma era una de las cosas más lindas que había hecho jamás. Notar como sus corazones se aceleraban al hacerlo, porque era posible sentirlos a ambos, era realmente emocionante. Le daban ganas de reír, era inevitable. Aún así, continuó besándola por varios segundos más.

Le había hecho gracia que Sydney hablara por los codos, pues si, de solo escucharlo era esa la reacción que se tenía, pero vivirlo era un tanto diferente. Y no era que el hablara poco, probablemente era una de las personas más cansadoras del College, pero no creía estar a la altura de su hermana.
-Si, eso es lo que me preocupa-. Le contestó esbozando su sonrisa y correspondiéndole el abrazo. Emma no tenía hermanos. Por un lado parecía algo genial, no había comparaciones; pero por el otro, sabía que, en general, las exigencias de los hijos únicos eran grandes. No entendía esa actitud de los adultos, sentía que jamás lo haría. -Si, lo sé, y puedo imaginarlo, aunque no lo comprendo-. Seguía acariciando su cabello con suavidad. -Bueno, con Sydney no nos llevamos muy bien, pero se que me quiere, y yo la quiero. Es solo que, somos taaan parecidos, y chocamos la mayor parte del tiempo. Ambos queremos la atención-. Soltó una pequeña carcajada. -Mi madre me adora, tanto como yo a ella. Nos llevamos de maravilla. No es igual con mi padre, como dije, es un tanto exigente, sobretodo conmigo-. Finalizó volviendo a perderse en el fuego.
avatar
Andrew R. Márquez
Sin empleo

Mensajes : 294
Fecha de inscripción : 19/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Biblioteca

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.