Biblioteca

Página 4 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Biblioteca

Mensaje por Walter K. Kensington el Jue Dic 15, 2011 7:33 am

Se giró a la chica cuando dijo aquello. Alzó una ceja algo confundido.- Pues gracias, creo. -Porque eso había sido como un... halago, ¿no? Al menos así se lo había tomado él, que en pocas palabras le decía que tenía toda la razón. Aquella panda pulgosa -comenzando por la rubia, Crawford- hacían mucho desorden, le faltaban el respeto al College. Frunció un poco el ceño de tan sólo pensar en cómo serían las cosas en Hogwarts con esa gente.

Su menté navegó por unos momentos en aquellos pensamientos, y para cuando volvió en sí se encontró a la rubia muy, muy cerca de él. Violando el espacio vital de uno; y antes de que pudiera objetar algo o retroceder unos milímetros aunque fuese, la chica le plantó un beso. Extrañamente, no lo hizo como cualquier chica hormonada de su edad haría. De esas, que te metían la lengua hasta la garganta. Eso,porque más no podían avanzar. No, Laròcque no había hecho eso, sino simplemente había juntado sus labios con los de él. Simplemente se separó tras un momento y miró a la chica de forma extraña, confusa. No dijo nada, simplemente miró a la chica por unos momentos.

-
Yo, eh... -No pudo formular ni una frase completa. Y tampoco es que supiera qué decir, la verdad. Simplemente colocó las manos entre ambos, por si la chica decidía acercarse a él nuevamente.
avatar
Walter K. Kensington
Trabajador del Ministerio

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 22/07/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Biblioteca

Mensaje por Françoise A. Laròcque el Jue Dic 15, 2011 8:33 pm

Françoise intentó experimentar algo especial en ese momento, pero nada parecía acudir a su ser. Un repentino chispazo la despertó un poco, mas luego se acabó tan rápido como había llegado. Era extraño. Aceptó la distancia que el chico había impuesto, y volvió a su asiento, aún pensativa. Se llevó una mano a los labios y los acarició, como si estuviera tratando de decidir cómo la había hecho sentir aquello. ¿Por qué se había comportado de tal manera? No estaba segura.

-Gracias -agregó finalmente, esbozando una ligera sonrisa. ¿Y ahora qué? Su cuerpo estaba apacible, demasiado para lo que últimamente acostumbraba a estarlo. Ni siquiera aquel contacto la había hecho cambiar interiormente. ¿Por qué estaba tan apagada? Era raro, muy raro.

Observó en silencio al chico, ladeando la cabeza hacia un lado y plantando en él sus ojos, con una mirada algo desviada, como la que suele presentarse en aquellos que han perdido la cordura. Su sonrisa se amplificó un poco más-. Hola -saludó, con la voz algo perdida. Estaba completamente demente.


avatar
Françoise A. Laròcque
Cadáver en putrefacción

Mensajes : 108
Fecha de inscripción : 02/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Biblioteca

Mensaje por Walter K. Kensington el Vie Dic 23, 2011 8:41 pm

Su mano seguía entre ellos, poniendo una especie de muralla para que la chica no se acercara a él. La miró llevarse los dedos a sus labios, como buscando respuestas, o algo así. Su mirada se encontraba perdida y voz también, por como sonaba, decían que su cabeza también. Escuchó su agradecimiento y él no hizo más que asentir, algo confuso. Vale, que la chica era rara, muy rara. Y por un momento lo único que se le vino a la mente fue que, por más que se violasen los derechos de la chica, debía de estar en contra de las reglas aceptar a gente así. O dejarla, en caso de que se volviera así, como seguro había sucedido con ella. De pronto la escuchó soltar un "Hola" y se giró a ella.

-
Sí, hola... Eh, bueno, ¿sabes? Creo que es tarde, y deberías ir a dormir. Se nota que estás cansada, no sé. -Sentenció, a ver si colaba con la loquita y se iba a dormir.
avatar
Walter K. Kensington
Trabajador del Ministerio

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 22/07/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Biblioteca

Mensaje por Françoise A. Laròcque el Sáb Dic 31, 2011 5:59 am

Alzó las piernas, colocando sus talones sobre la punta de la silla y reposando la barbilla arriba de sus rodillas. Lo contempló con fijeza, analizando cada detalle de su rostro, de facciones muy bonitas por cierto.

-Tienes lindos ojos, ¿sabías? -comentó algo perdida, recordando luego la recomendación del chico, la cual no tenía planeado cumplir-. No estoy cansada. ¿Tú no estás cansado? Si yo me voy, tú deberías irte también, sería lo justo -replicó- ¿Pero qué es justo en este mundo? -preguntó luego. El amor, desde luego no lo era. ¿Por qué Theodore no había vuelto a buscarla? Otra vez esa horrorosa sensación en su estómago. Debía pararla, no quería perder la razón una vez más en un lugar público. Cerró los ojos e inspiró profundamente, tratando de relajarse.

La vida era muy injusta. Nadie podía comprenderla.
avatar
Françoise A. Laròcque
Cadáver en putrefacción

Mensajes : 108
Fecha de inscripción : 02/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Biblioteca

Mensaje por Walter K. Kensington el Dom Ene 01, 2012 7:46 pm

Miraba fijamente a la chica, esperando, cuidando que la loca esa no hiciese nada de nuevo. La miró subir los pies a la silla y observarlo fijamente, como inspeccionándolo. Y así era pues tras unos minutos soltó un comentario.- Sí, gracias. -Soltó, asintiendo lentamente.- Tú... también, sí. -Un intento de sonrisa se asomó en sus labios pero desapareció cuando escuchó a la chica hablar de nuevo.- Bueno, yo no estoy cansado. Y sí, supongo que sería justo que ambos nos fuéramos, después de todo ambos estamos infringiendo las reglas. -Respecto a la otra pregunta prefirió no opinar nada. La miró cerrar los ojos y comenzar a hacer respiraciones profundas. Eso no estaba bien, al día siguiente exigiría hablar con Thornton, que tener una loca en el College no era nada bueno. No importaba cuánto hubiese sufrido o que se hiciese loca allí, debía irse sí o sí.
avatar
Walter K. Kensington
Trabajador del Ministerio

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 22/07/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Biblioteca

Mensaje por Françoise A. Laròcque el Lun Ene 02, 2012 2:52 am

Una sonrisa perdida se dibujo en sus labios al oír que sus ojos también eran bonitos. Pero había unos que eran aún más hermosos, los de Theodore. ¿Por qué no había vuelto a mirarlos otra vez? Porque ya no estaban. ¡Cuánto anhelaba poder hacerlo una vez más!

-Será lo mejor... -susurró entre agitados suspiros. Se puso de pie sin abrir los ojos, lentamente, y alargó una mano hacia el joven, esperando que la cogiera-. Llévame hasta la sala principal, por favor -suplicó, tambaleándose ligeramente al sentir cómo sus piernas comenzaban a flaquear. Antes de que el chico pudiera hacer nada, la joven se derrumbó, perdiendo por completo la conciencia. Ahora, su seguridad estaba en manos de Walter Kensington. Esperaba que supiera cuidarla.
avatar
Françoise A. Laròcque
Cadáver en putrefacción

Mensajes : 108
Fecha de inscripción : 02/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Biblioteca

Mensaje por Walter K. Kensington el Jue Ene 05, 2012 5:59 am

Miró a la chica esbozar una débil sonrisa, y tras eso anunciar que sería lo mejor ir a la Común. Asintió con la cabeza.- Claro, yo lo hag... -No terminó la frase pues en menos de un abrir y cerrar de ojos la chica se desvaneció, cayendo al piso, totalmente inconsciente. Con un rápido movimiento saltó de la silla y se agachó para coger a la chica. La alzó en brazos. Sí, definitivamente hablaría con Thornton sobre la chica. Con sumo cuidado salió de la Biblioteca y avanzó por las escaleras hasta llegar a las habitaciones de Phoenîceum, donde la depositó en su cama, cubriéndola con algunas mantas. No la llevó a la Enfermería pues seguro el desmayo había sido por loquera cansancio, así que en la mañana ya estaría bien... dentro de lo que cabía.
avatar
Walter K. Kensington
Trabajador del Ministerio

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 22/07/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Biblioteca

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.