Sala de Trofeos

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sala de Trofeos

Mensaje por Statue of Liberty el Dom Nov 14, 2010 4:05 pm





Sala de Trofeos




Es una de las salas más grandes del colegio. Y una de las que menos cosas tiene en su interior. Debido al poco tiempo que hace que el colegio se ha fundado, todavía no posee demasiados trofeos en su interior. Es así, que solo un par de vitrinas pueden verse ocupadas por ellos.

Además de las copas otorgadas tanto a las casas como a los alumnos por distintos eventos, se pueden observar las recientemente añadidas placas en honor a los nuevos delegados. Se espera que próximamente, haya varios trofeos nuevos en el inventario de la academia.

Trofeos:
2049 ~ 2050

CLEVERMONT

Torneo de Galovic
[Caeruleum]

Copa de las Casas
[Smaragdium]


HOGWARTS

Copa de las Casas
[Slytherin]


avatar
Statue of Liberty
Monumento Histórico

Mensajes : 744
Fecha de inscripción : 11/11/2010
Localización : New York

http://www.clevermontcollege.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Sala de Trofeos

Mensaje por Joshua Wayne el Miér Mar 02, 2011 10:00 pm

Estaba a punto de anochecer, una vez más. Joshua se encontraba exhausto. Un lunes era bastante duro: después de un reconfortante descanso, venía la tarea dura una vez más, aunque se iba acostumbrando por días. Un conglomerado de ideas le llegó a la cabeza, para un proyecto nuevo de Botánica, y empezó a escribir lo que se le antojó, consciente del sentido de sus palabras.

Después de un par de horas sentado en la silla de roble de su sala común, el moreno terminó sus “deberes”, que más que deberes, era algo voluntario. Era la hora de comer, sin embargo, Josh no tenía hambre. Qué va, y eso que se le conoce como un auténtico glotón. Pero el cansancio del día a día le quitó el apetito. Más que nada, se dedicó a dar vueltas por la sala, hasta salir unos momentos después de la sala de color esmeralda.

Sintió una suave brisa, más fresca de lo habitual, y empezó a ver a personas que salían del salón comedor, recién cenados. Su estómago rugió, pero de manera contraria a otras veces. Le pedía a Josh que se alejara de aquel sitio. Lo hizo. Sus pies lo llevaron a un sitio que nunca había estado, la sala de trofeos. El sitio estaba iluminado débilmente, con un par de velas y lámparas en las esquinas. Se dedicó a ver los premios que había ganado el colegio, más concretamente los alumnos, con asombro. - Un día ganaré un trofeo como estos, lo prometo.
avatar
Joshua Wayne
Trabajador del Ministerio

Mensajes : 220
Fecha de inscripción : 21/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Sala de Trofeos

Mensaje por Frederika Pfeng el Miér Mar 02, 2011 11:15 pm

Ese día se sentía particularmente enérgica. El motivo, desconocido en absoluto. Pero no iba a desaprovechar la oportunidad de hacer un recorrido por el college ahora que estaba de ánimos para hacerlo. Como siempre, su vida era la sala principal, los libros y la música. Nada más. Y desde que había conocido al joven Caulfield se había dedicado a reflexionar, muy a conciencia, sobre su actuar. Era totalmente absurdo vivir una experiencia como la que Clevermont le ofrecía y desechar la posibilidad de darse a conocer, y conocer al resto. Pero es que le resultaba tan difícil... por eso ahora no había ignorado como otras veces su ansia de recorrer el mundo. Le habría gustado poder pasearse por ahí con Emma. Pero ella no estaba, y lo entendía. Su amiga no tenía por qué cargar con el irreprimible espíritu casi antisocial que ella poseía y con el que luchaba por arrinconar. Éste sería uno de sus intentos.

Bajó un par de pisos, y por un instante la dominó el impulso de ingresar a la biblioteca del segundo piso. De inmediato cambió de parecer. Si se adentraba entre los estantes repletos de libros, nadie lograría sacarla de ahí hasta el fin del día. Así que, aún con energía, avanzó hasta el final de ese pasillo, y el fulgor dorado que se colaba por una puerta logró captar su atención.

Los trofeos le dieron la bienvenida al espacio con su brillo amable, y atenta observaba Frederika las inscripciones de cada galardón, atraída por el evento con que cada uno guardaba relación. Avanzaba lentamente, cuando una voz la sacó de sus ensoñaciones. Para su sorpresa, el lugar no estaba vacío. Se quedó quieta entonces, estática, sin saber qué hacer ni decirle al muchacho que ahí se encontraba.
avatar
Frederika Pfeng
Caeruleum de sexto

Mensajes : 52
Fecha de inscripción : 06/12/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Sala de Trofeos

Mensaje por Joshua Wayne el Miér Mar 02, 2011 11:29 pm

El relucir de los trofeos era imposible no contemplarlo. Reflejaba cada parte de la sala. Estas también daban como una especie de luz propia, a la vez de una especie de ambiente bastante acogedor. A Josh le recordaba aquel lugar a un pub de Londres, a las afueras de la ciudad cosmopolita, entre las montañas. Un zumo de uva al lado de la gramola, sin duda era una buena reflexión del lugar ideal. Pero esa no era la situación del chaval. Había varios diplomas a su vez, con formas diferentes, la mayoría parecía ser premios de cocina, también del mejor expediente. La verdad es que era un honor bastante grande aquel de tener una mención a tu nombre, sin duda te subía la moral como lo que más, y ese era un propósito del moreno.

En aquella sala no parecía estar solo. Un aroma se pudo oler en aquel sitio. Típico a un alumno, o a una alumna, pues era bastante dulce. Se giró levemente para mirarla un segundo, de manera muy disimulada. Este se movió hacia ella, mientras la muchacha estaba distraída viendo los trofeos, lo suficiente como para que no se diera cuenta que Josh se estaba moviendo por la sala. Se puso detrás de ella cruzando los brazos como un profesional. - Sin duda son preciosos los premios. Ojala consiguiera yo uno de ellos. ¿A ti no te gustaría? -preguntó con una voz sosegada, casi en un susurro.
avatar
Joshua Wayne
Trabajador del Ministerio

Mensajes : 220
Fecha de inscripción : 21/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Sala de Trofeos

Mensaje por Frederika Pfeng el Jue Mar 03, 2011 7:42 pm

Los pasos que se aproximaban hasta su propia ubicación sutilmente habían sabido advertirle que alguien se acercaba para no ser tomada por sorpresa. Sin embargo, que esa persona se dirigiese directamente a ella consiguió asustarla lo suficiente, a pesar de todo. Por alguna razón, siempre que se encontraba con algún desconocido, la desagradable sensación de que su propia presencia era inoportuna se expandía en su pensamiento sin posibilidad de evitarlo. Y ahora la postura seria que manifestaba el jovencito, que no parecía mucho mayor que ella, le hacía creer que había interrumpido un momento de soledad soberbio. Se sintió por lo tanto avergonzada y tonta, arrepintiéndose de pronto de haber obedecido a esa energía extraña que la había llevado a perderse por los pasillos. Pero más entrometida y tonta se sintió cuando el chico le lanzó una pregunta, desde su perspectiva, haciéndole ver lo desagradable que era para él tenerla ahí.

-Me gustaría -volvía su voz a ser ese apenas perceptible hálito en el cual las palabras se inmiscuían, intentando conformar una oración apenas audible. Un susurro aún más tenue que el de su acompañante-. Pe..pero... dudo que un día lo haga -su mirada no se había despegado de los premios, tan desmedida era ahora su inexplicable vergüenza. Intentaba controlarse lo suficiente como para no echar a correr sin un verdadero motivo.
avatar
Frederika Pfeng
Caeruleum de sexto

Mensajes : 52
Fecha de inscripción : 06/12/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Sala de Trofeos

Mensaje por Cassandra L. Gilbert el Vie Dic 02, 2011 3:28 pm

Las semanas de exámenes habían pasado y aunque quinto no era fácil, estaba muy contenta de que pronto llegaran las épocas del año mas blancas, enternecedoras, familiares y bonitas que habían; las Navidades. Era la época del año que más me gustaba y que con más recelo me tomaba cada año. Estas navidades serían diferentes porque no tenía planteado volver a casa y, a parte, iba a hacer muchísimos regalos. Tenía que encontrarme con Díctamo para saber lo que le gustaría con indirectas, hacer lo mismo con Emma, asegurarme de que Sebastian recibía mi regalo de navidad -lo que tenía pensado era una tontería pero tal vez le agradaba-, y, en fin, pensar muchos mas regalos de gente en la que ahora mismo o caía. ¿Alguien me regalaría algo a mi?
Con forme iba pensando en mis preparativos para estas navidades, me fui encaminando hacia la sala de trofeos sin saber muy bien porqué pero lo más probable es que el destino quisiera que me acercara a aquel lugar para encontrarme con alguien. Recordé el día de la fiesta de Halloween al pensar en Díctamo, ¿tanto hacía que no nos veíamos? y de la misma manera pensé en Emma, hacía mucho que no veía a mis amigos. Suspiré sonoramente y cuando me paré en seco me vi rodeada de trofeos dorados que relucían al cruzar sus destellos con los de las luces. Me asomé a cada una de las vitrinas leyendo el letrero y sonreí de lado al recordar aquellos momentos. Tragué saliva con tranquilidad y me acerqué a una de las ventanas, observando el paisaje y imaginándomelo todo nevado y con algunas lucecitas centelleantes y de mil colores. Sí, me encantaban las vísperas de Navidad. ¿Que organizaría este año el director?, ¿Tendría que comprarme un vestido nuevo? ¡Genial!
avatar
Cassandra L. Gilbert
Smaragdium de séptimo

Mensajes : 521
Fecha de inscripción : 06/02/2011
Localización : Donde menos te lo esperas

Volver arriba Ir abajo

Re: Sala de Trofeos

Mensaje por Nicole A. Parker el Vie Dic 02, 2011 4:11 pm

Las navidades estaban llegando, era una época preciosa en su opinión. Los pasillos estaban decorados con muérdago y ramilletes. Incluso ella misma había colocado un árbol de navidad en miniatura junto a su mesita, con su nieve artificial, sus luces y todo.
En casa ella y su gemelo solían adornar el árbol de navidad de navidad del segundo piso. Un árbol especialmente diseñado y decorado por ambos que tras mucho insistir sus padres accedieron a dejarles, después se convirtió en tradición. Después, entre toda la familia decoraban el del salón y adornaban el jardín. Su padre encantaba los muñecos de nieve y muchas veces un papá noel de nieve, sobrevolaba el tejado con los renos.
Todo era fantástico.

Pasó frente a la puerta de la sala de los trofeos. Curiosamente nunca había estado allí en todos los años en los que había estudiado allí, así que decidió entrar. Cientos de relucientes trofeos llenaban la sala con sus placas y su imponente prestigio. Y mas al fondo, una chica miraba por la ventana. -Hola Cass- Se acercó a la chica, que conocía de las clases y hera amiga suya. Cassandra era una buena persona y le caía bastante bien. Le mostró una sonrisa. -¿Que haces aquí?-


Hold on to this lullaby, even when the music’s gone.


Nicole Parker
I remember tears streaming down your face, when I said I’ll never let you go.
When all those shadows almost killed your light, I remember you said don’t leave me here alone.


Club's y asociaciones:


avatar
Nicole A. Parker
Phoenîceum de séptimo

Mensajes : 258
Fecha de inscripción : 11/05/2011
Localización : Clevermont

Volver arriba Ir abajo

Re: Sala de Trofeos

Mensaje por Cassandra L. Gilbert el Sáb Dic 03, 2011 10:15 am

Unos pasos hicieron que alzara la cabeza de aquella ventana que tenía el cristal tan frío. Una sonrisa se dibujó en mi rostro al ver a la rubia de Nicole, aquella muchacha con la que solía sentarme en clase porque me caía bastante bien. A los pocos segundos ella también se percató de que me encontraba en aquella sala y se acercó hacia mi con la sonrisa deslumbrante que solía caracterizarla siempre. Era una chica muy sonriente, animada y en cualquier momento en el que estuvieses de bajón, ella era un gran apoyo. En clase siempre estamos riéndonos y aunque al profesor o profesora de la asignatura no le hace gracia, nosotras nos lo pasamos muy bien y pese a ello me ha ayudado a sacara buenas notas.
Cuando la tuve cerca le hice un gesto a modo de saludo que acompañé con una mirada ilusionada y un rostro sonriente tras la pregunta que me había echo. Me daba algo de vergüenza explicarle que había llegado hasta la sala de trofeos porque iba enpanada por los pasillos mientras que pensaba en la dulce y nevada navidad, pero en realidad, a todos nos gusta esta época del año, ¿verdad? Decidñi saludarla antes que nada.
-Buenas Nicolee!!
Dije con un tono divertido y animado.
-Pues sinceramente, iba por los pasillos del Clevermont pensando en lo bonita que es la navidad y he acabado aquí, sola y imaginándome a través de esta ventana como adornaría yo este año este colegio
Sonreí mostrando mi dentadura blanquecina y perfecta.
-Y a ti, ¿que te trae por la sala de los trofeos?
avatar
Cassandra L. Gilbert
Smaragdium de séptimo

Mensajes : 521
Fecha de inscripción : 06/02/2011
Localización : Donde menos te lo esperas

Volver arriba Ir abajo

Re: Sala de Trofeos

Mensaje por Nicole A. Parker el Dom Dic 04, 2011 9:09 pm

Sonrió ante su respuesta, imaginándose a todos los alumnos decorando el collegue, al menos en su opinión sería divertido, como hacían en su casa. -Estaría bien que lo pudiéramos decorar nosotros.- Normalmente los pasillos aparecían decorados de un día para otro, trabajo que, supuesta mente, habrían hecho los elfos que trabajaban allí.

-Si te digo la verdad, nunca había entrado ha esta sala.- Parecía mentira, mas aun siendo una de las personas mas curiosas que existían en el mundo, que nunca hubiera estado allí explorando todos los rincones de la sala. - Y decidí echar un vistazo.-

-¿Que harás estas vacaciones?- Mucha gente se quedaba en el college, según tenía entendido Nicole, pero como ella siempre se marchaba a casa no sabía si eso era cierto o no. Era una despistada y debía remediarlo de algún modo.


Hold on to this lullaby, even when the music’s gone.


Nicole Parker
I remember tears streaming down your face, when I said I’ll never let you go.
When all those shadows almost killed your light, I remember you said don’t leave me here alone.


Club's y asociaciones:


avatar
Nicole A. Parker
Phoenîceum de séptimo

Mensajes : 258
Fecha de inscripción : 11/05/2011
Localización : Clevermont

Volver arriba Ir abajo

Re: Sala de Trofeos

Mensaje por Cassandra L. Gilbert el Dom Dic 04, 2011 10:31 pm

Mis ojos se iluminaron casi al instante de escuchar la propuesta de Nicole ante lo que le dije segundos antes sobre lo que me estaba imaginando. ¿Y si en la próxima reunión de delegados y profesores proponía decorar a nuestro antojo el Clevermont? Estaba claro que no directamente si no que, podríamos poner como una caja de propuestas en cada una de las salas comunes de nuestras casas y papeles al lado en los cuales los alumnos podríamos comentar lo que nos agradaría ver esta navidad por el colegio. Si los profesores y el director aceptaban mi idea, serían unas navidades muy divertidas y, sobre todo, originales. Salí de mis pensamientos cuando escuché lo que dijo y me sonrojé levemente.
-La verdad es que para mi esta también es la primera vez que piso esta sala
Reí por lo bajo.
-Es que yo no soy de acudir a ver los trofeos ya ganados a no ser que me aburra mucho, soy mas de ir a ver el partido o el concurso o lo que sea y celebrarlo
Encogí mis hombros con una sonrisilla en el rostro y escuché su pregunta.
-Este año tengo pensado quedarme aquí y no ir a ver a mis padres, en las vacaciones de primavera si eso ya me pasaré a verlos...Este año quiero quedarme si se quedan algunos amigos míos, si no, no se que haré...¿Y tu?
avatar
Cassandra L. Gilbert
Smaragdium de séptimo

Mensajes : 521
Fecha de inscripción : 06/02/2011
Localización : Donde menos te lo esperas

Volver arriba Ir abajo

Re: Sala de Trofeos

Mensaje por Nicole A. Parker el Mar Dic 06, 2011 12:15 pm

Era algo extraño, pero en realidad le alegraba no ser la única en no haber entrado a aquella sala. Aunque no era un problema grave, bueno, lo sería si estuviera prohibido entrar dentro de ella, pero al no estarlo que mas daba. -Eso esta bien.- Dijo con una mas que clara sonrisa. Mostrándose de acuerdo en el comentario sobre los trofeos y los partidos. Las fiestas de después, aunque no fuera muy propensa a ir a estas, resultaban ser bastante divertidas en ciertas ocasiones. Al menos en las que había ido. -Esto es material... un recuerdo. ¿Para que verlos si aun recordamos como se ganaron y por quién fueron ganados?-.

-Yo siempre me he ido a casa con mi familia.- Pero por su cabeza pasaba la idea de que ese año podría quedarse allí. Tal vez a su gemelo no le haría ninguna gracia, pero aquello era una experiencia que cada año que pasaba se escapaba un poquito de sus manos. -Puede que este año me quede- Afirmo con una sonrisa.


Hold on to this lullaby, even when the music’s gone.


Nicole Parker
I remember tears streaming down your face, when I said I’ll never let you go.
When all those shadows almost killed your light, I remember you said don’t leave me here alone.


Club's y asociaciones:


avatar
Nicole A. Parker
Phoenîceum de séptimo

Mensajes : 258
Fecha de inscripción : 11/05/2011
Localización : Clevermont

Volver arriba Ir abajo

Re: Sala de Trofeos

Mensaje por Cassandra L. Gilbert el Mar Dic 06, 2011 3:00 pm

-¡Bien dicho!
Dije guiñándole un ojo y sonriendo con amplitud a la vez que con sinceridad. Valían más los recuerdos que las cosas materiales que los demostraban pero, de todas formas, eso no quería decir que debíamos pensar en el pasado y quedarnos anclado a él, simplemente, tras un recuerdo doloroso, valía más la pena dejarlo atrás y tirar hacia delante con mucha más fuerza de voluntad que caer en una depresión que te impidiese ver las partes positivas y bonitas de la vida, las cosas que valían realmente la pena y que debíamos dejar que influyesen por encima de nosotros mucho mas que una cosa negativa. Los dones de la vida y no los defectos. Cada día que te levantas por la mañana debes mirarte al espejo con una sonrisa (aunque la cara de dormida que pongas sea horrorosa hasta desde tu punto de vista Razz) y así te podrás demostrar a ti mismo que vale la pena vivir el día a día como si fuese el último de tu vida.
Se me ensanchó la sonrisa cuando dijo que se quedaría este año en el Clevermont por navidad y se me iluminó el rostro, sonriendo con un toque de niña pequeña. Me encantó la idea de saber que alguien más como yo había decidido quedarse en el colegio este año y, me emocionaba mucho más, que fuera ella, una con las que mejor me llevaba de todo quinto.
-Me encanta enterarme de que hay gente como yo, que aprecia tener unos días de celebración y que se queda vagando por estos pasillos medio vacíos
avatar
Cassandra L. Gilbert
Smaragdium de séptimo

Mensajes : 521
Fecha de inscripción : 06/02/2011
Localización : Donde menos te lo esperas

Volver arriba Ir abajo

Re: Sala de Trofeos

Mensaje por Nicole A. Parker el Mar Dic 06, 2011 3:34 pm

Le alegró bastante el pensar que si se quedaba Cassandra estaría con ella las vacaciones. Realmente tenía ganas de quedarse, pero aun debía de hablar con sus padres y con su hermano, que era lo complicado. Nunca habían pasado una navidad separados, así que o se quedaba con ella allí o sería la primera vez que se separaban por navidad. -Primero he de hablar con mis padres. Pero no creo que halla problema.- Le dedico otra sonrisa y echó un ultimo vistazo a la sala. Aun tenía que ir a la biblioteca a por un par de libros para los deberes que aun tenía pendientes. Si, aunque los exámenes ya hubieran pasado los deberes seguían estando ahí.

-Tengo que ir a la biblioteca Cass.- Le dijo medio despidiéndose. Le sabía mal irse, pero mas tarde podrían verse.-Nos vemos a la hora de comer. ¿Te parece?- Así podrían hablar sobre las vacaciones de navidad, y quizá y todo su hermano se apuntaba.


Hold on to this lullaby, even when the music’s gone.


Nicole Parker
I remember tears streaming down your face, when I said I’ll never let you go.
When all those shadows almost killed your light, I remember you said don’t leave me here alone.


Club's y asociaciones:


avatar
Nicole A. Parker
Phoenîceum de séptimo

Mensajes : 258
Fecha de inscripción : 11/05/2011
Localización : Clevermont

Volver arriba Ir abajo

Re: Sala de Trofeos

Mensaje por Cassandra L. Gilbert el Mar Dic 06, 2011 9:01 pm

Sonreí de medio lado y luego escuché como se despedía. Me alegraba que se marchara a estudiar o a leer porque eso demostraba que la mayoría de alumnos del Clevermont se preocupaban por sacar una buena media en vísperas navideñas, pero me apenaba bastante que se marchara ya que eso significaba que no tenía nada que hacer ni nadie con quien hablar. Luego me dijo de encontrarnos más tarde en el comedor, a la hora de comer y se me iluminó la mirada. Asentí varias veces y me separé de la ventana para acercarme junto a ella hasta la puerta. No quería quedarme sola en la sala de trofeos, lo más probable sería que me fuese a algún otro sitio con más gente o que me marchara a mi habitación, todo dependía de como me encontraba de ánimos en aquel momento.
-Claro que si Nicole! Nos vemos más tarde en el comedor, o falles que esto es como tener una cita pero con una amiga
Reí aunque mi broma fue bastante mala y le hice un gesto con la mano a modo de saludo, besé su mejilla y me encaminé por las escaleras hacia arriba, sin saber muy bien donde me dirigía.
-¡Hasta luegoo!
avatar
Cassandra L. Gilbert
Smaragdium de séptimo

Mensajes : 521
Fecha de inscripción : 06/02/2011
Localización : Donde menos te lo esperas

Volver arriba Ir abajo

Re: Sala de Trofeos

Mensaje por Nicole A. Parker el Mar Dic 06, 2011 9:49 pm

-No faltaré, lo prometo- Le dije tras acercarme con ella hasta la puerta con una mano levantada y otra puesta sobre el corazón riendo levemente.
-Chao- Se despidió con una sonrisa y dándole otro beso en la mejilla. Luego se encaminó hacia la biblioteca. Ahora tenía mas ganas de que pasara el día para comer con su amiga Cass. Pocas veces había comido con ella, pero si iba igual que en las clases sería una comida estupenda. Pero ahora tenía que centrarse en buscar aquellos libros.


Hold on to this lullaby, even when the music’s gone.


Nicole Parker
I remember tears streaming down your face, when I said I’ll never let you go.
When all those shadows almost killed your light, I remember you said don’t leave me here alone.


Club's y asociaciones:


avatar
Nicole A. Parker
Phoenîceum de séptimo

Mensajes : 258
Fecha de inscripción : 11/05/2011
Localización : Clevermont

Volver arriba Ir abajo

Re: Sala de Trofeos

Mensaje por Mandrágora Betancourt el Lun Mar 11, 2013 11:26 pm



Uno, dos, tres, salto y... ¡Pláfate! Un estupendo aterrizaje a centímetros de una de las enormes vitrinas de trofeo hizo que la pequeña Mandy diera un gritito de satisfacción. ¡Casi que se había chocado! ¡Pero no! Sus reflejos eran estupefantásticos y había logrado detenerse cuando estaba a punto de chocarse contra el mueble luego de la abrupta corrida.

-¡La audaz Mandrágora Betancourt lo hace de nuevo! -exclamó, saludando al público imaginario que aplaudía dando vítores a su alrededor-. Gracias, gracias -dos vueltas con la mano en el aire hacia arriba y una noble reverencia hacia nadie en particular adornaron en final de su presentación. Se incorporó, exhausta, y se acomodó las coletas que llevaba, consiguiendo únicamente alborotarlas más. Jamás estaban bien colocadas a los costados de su cabeza. ¡Era una tarea imposible para alguien tan inquieto como ella!
avatar
Mandrágora Betancourt
Jugador de Galovic Profesional

Mensajes : 475
Fecha de inscripción : 19/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Sala de Trofeos

Mensaje por Sydney C. Márquez el Mar Mar 12, 2013 12:06 am


No podía entender por qué las personas pueden caminar tanto. ¡Es muy cansado! Sus piececitos ya no podían más. Se desplomó en la entrada del colegio, muy cansada. Caminar, caminar y caminar. Claro, ahora tiene que subir las escaleras. ¿Por qué a ella? A veces desearía llamar a un mono volador y que la lleve de sus trencitas por los cielos hasta su habitación. Pero no, hay que subir las escaleras. -¡POR QUÉ! -se quejó mientras hacía un intento por ponerse de pie. Volvíó de New York con dos souvenires muy peculiares. Lo que costaba hacer las pases con Mandrágora... Y es que se había enojado mucho con ella.

Uno. Dos. Tres. -¡Me duele los pies! - Cuatro. Cinco. Seis. -¡Dolor, apartate de mí o te las verás con mis puños! -y justo pasó por allí una chica que se llamaba Dolor. Vaya, qué raro son los nombres de las personas -Sydney también es un nombre raro -Sí, le gustaba hablar con sus pensamientos. En fin, la cuestión es que llegó al final de las escaleras o eso pareció. Pero no. Llegó a la Sala de Trofeos, solo que ella no lo sabía.

-¿Q-qué le p-pasó a la habitación? -inquirió con voz asustada. -¡Se han llevado mis cosas y han dejado mucho oro! -exclamó, con los ojos brillosos de la emoción. ¡Eran reliquias de oro! Seguro alguien le compró sus cosas y le dejó a cambio mucho oro. Con los pistachos que quería comprar ahora... -¡Sh! ¿Quién anda ahí? -de seguro es un ladrón que se quiere llevar el oro. Saltó hacia dentro de la sala con un puñado de pistachos. -WAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA -frunció los ceños, dispuesta a pelear por su oro. Pero no, era Mandrágora solamente. -Oh, eras tú.
avatar
Sydney C. Márquez
Dependiente de tienda

Mensajes : 474
Fecha de inscripción : 20/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Sala de Trofeos

Mensaje por Mandrágora Betancourt el Mar Mar 12, 2013 12:51 am



Pareció cansarse de estar de pie luego de tan dificultosa exhibición, pues no dudó en apoyarse contra uno de los muebles y resbalar con un "ah-ah-ah-ah" entrecortado hasta chocar su trasero contra el suelo. Pero no se detuvo ahí, sino que siguió y siguió hasta que sólo quedó su cabeza torcida asomando sobre su pecho. Desde allí abajo todo se veía demasiado enorme, incluso sus propios pies. Contempló sus Converse rojas con estupefacción, pensando que su enorme barriga -se veía aún más grande desde esa perspectiva- era una montaña que un gran aventurero debía escalar para llegar hasta las torres gemelas que rebosaban de rubíes. Y claro, porque eran rojas.

-Param param pam pam -un señor improvisado con los dedos índice y mayor canturreó aquella cancioncita mientras caminaba en dirección a su ombligo-. ¡Cuidado, un pozo sin fond... ¡AAAAH! -un grito producto del susto y la sorpresa de haber escuchado otro potencialmente más intenso la hizo dar un respingo y golpearse la cabeza contra el borde labrado de madera de la vitrina.

-¡Tú! ¡Me has hecho golpear! -se quejó, cruzándose de brazos en aquella singular posición y poniendo cara de matona del Bronx. Si antes estaba peleada con Sydney, ahora serían archienemigas hasta la muerte. ¡Nadie lastimaba a Mandrágora y salía vivo en el intento!
avatar
Mandrágora Betancourt
Jugador de Galovic Profesional

Mensajes : 475
Fecha de inscripción : 19/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Sala de Trofeos

Mensaje por Sydney C. Márquez el Mar Mar 12, 2013 3:14 pm


¡Casi se le paraba el corazoncito! Pudo haber muerto en el acto. Sydney no era partidaria de las bromas con sus pistachos. No, no señor. Ella se había ilusionado en tener montañas de pistachos que iba a comprar con todo ese oro, pero no... Estaba segurísima de que Mandrágora tenía que ver en esto. ¡Y Mandrágora sabía que a ella no le gustaban ese tipo de bromas! Pero ya se vengaría, sí. Lo haría. Se llevaría su colección de converse y las escondería en el patio del colegio. ¡Já! Ahora ella reiría primero, sí.

-¡¿Por qué osas a asustarme de esa manera?! -le espetó arrugando la frente. Cuando Sydney se enojaba, las arañas se escapaban. -¿Pensaste que me iba a creer que todo ese oro era para comprarme pistachos? -inquirió, cruzando los brazos y frunciendo la boca. -¡No! -gritó muy enojada. Probablemente Mandrágora no entendería nada de lo que estaba hablando, pues Sydney divagaba tanto en sus pensamientos como en sus palabras.

-Yo te había comprado algo... -murmuró para sí. -¡Pero veo que estás muy ocupada! -exclamó y giró sobre sí. Con las bolsas en mano dio zancada grandes hasta llegar a la vitrina de la sala de trofeos. Se quedó mirando aquellos premios, pensando si algún día Mandrágora dejaría de hacerle bromas.
avatar
Sydney C. Márquez
Dependiente de tienda

Mensajes : 474
Fecha de inscripción : 20/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Sala de Trofeos

Mensaje por Mandrágora Betancourt el Vie Mar 15, 2013 4:09 am



Su rostro siguió siendo la más vil expresión del enfurruñamiento a la máxima potencia -véase, rabieta silenciosa-. Toda la increíble aventura del escalador se había visto perturbada por la súbita aparición de aquella que usualmente era amiga suya, pero que en esos momentos se asemejaba más al monstruo comepiedra que a otra cosa. La contempló con los ojos entrecerrados, aún con la nariz arrugada de tanto fruncirla.

-Tú me has arruinado mi aventura, metiche -le espetó, lanzando gruñidos de gatito enojado por lo bajo. Iba a decirle que no quería ser más su amiga, cuando Sydney decidió confesarle que tenía un regalo para ella. ¡Pe-pero tonta Márquez! ¡Estaba enojada, no quería escuchar eso! ¡Ahora se quedaría con la duda eterna de qué era ese obsequio! Porque no pensaba dar el brazo a torcer, no señor. El aventurero se había caído por el precipicio y se había quedado sin protagonista para su historia.

-Y a mí qué me importa -canturreó con tonito petulante, haciéndose la desinteresada, aunque el hecho de haber escuchado que tenía algo para ella, la hizo sonar creíble a medias. Pero se apresuró a añadir algo más, con tal de asegurarle que no quería saber nada de esa cosa fea -no se lo creía ni ella- que le había comprado-. Además, seguro que son pistachos. Y yo odio los pistachos.

La guerra estaba declarada.
avatar
Mandrágora Betancourt
Jugador de Galovic Profesional

Mensajes : 475
Fecha de inscripción : 19/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Sala de Trofeos

Mensaje por Sydney C. Márquez el Vie Mar 15, 2013 5:47 pm


Nada era más normal que la frente de Sydney arrugada. Estaba acostumbradísima a enojarse cada vez que podía, pues tenía un carácter bastante delicado. Se peleaba con cualquiera que osara a darle la contra o a hacer algo que no le gustaba. Sin embargo, no actuaba de la misma manera con las peleas. Enojarse le parecía normal; pelearse, no. A excepción de las enésimas veces que lo hacía con su hermano. La Pulga Fea y ella se peleaba hasta por gusto. Con Mandrágora... era todo lo contrario. Vamos, era su mejor amiga y desde que tenían 2 han compartido muchos insultos y peleas que no tenía por qué ahora maldecirla.

-¡Pues no son pistachos! -le encara, sonriente. Tras darse media vuelta esbozó esa sonrisa pícara que la caracterizaba. Mandrágora había caído. Y sí que le importaba cuál era su regalo. -Y te daré otra pista más... no son zapatillas converse. ¡JÁ!- Toma esa. La curiosidad consumiría a Mandrágora de a poco y llegaría al punto de rogarle qué era el regalo. Las bolsas estaban tras suya. Esperaba que Mandy no se diera cuenta o sino tenía que arreglárselas para esconderlo antes de que lo toque. -Estoy segura que los pistachos también te odian a ti. Pero a mí no. A mí me quieren, por eso vienen a mí. -dijo y luego le sacó la lengua.
avatar
Sydney C. Márquez
Dependiente de tienda

Mensajes : 474
Fecha de inscripción : 20/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Sala de Trofeos

Mensaje por Mandrágora Betancourt el Lun Mar 18, 2013 11:11 pm



La sonrisa triunfante que Mandy hubiese esbozado al declararle la guerra a su mejor amiga, desaparecería minutos después cuando ésta le negase las probabilidades más lógicas que la pequeña Betancourt poseía para identificar su regalo. ¡Y encima se atrevía a ponerle ese rostro de superioridad por saber algo que ella no conocía! ¡Iba a golpearla con sus puños de boxeadora en miniatura y luego la cocinaría en el enorme caldero que había en las cocinas, para servirla junto a los pasteles de calabaza en la cena!

-Pues si no son zapatillas converse no me interesan, jum -se cruzó de brazos y miró hacia un lado, con el mentón alzado, fingiendo indiferencia de una manera catastrófica. Ni ella misma se lo hubiese creído. Entreabrió un ojo y la miró de reojo, intentando divisar la forma de lo que Sydney escondía con tanto empeño a sus espaldas, pero sin éxito. ¡Niña tonta! ¡Estaba desafiando a la magnánima Diosa del Olimpo! Pues no se dejaría vencer, no señor. Prefería irse con la curiosidad a la tumba-. Ojalá te indigestes con esos asquerosos pistachos. Puaj -sacó la lengua con asco y, parándose bien derechita como un soldado, dio media vuelta y se quedó mirando a la pared, dándole la espalda a su "amiga", aunque en esos momentos más que un vínculo amistoso, lo que sentía hacia ella era un odio incomparable.

avatar
Mandrágora Betancourt
Jugador de Galovic Profesional

Mensajes : 475
Fecha de inscripción : 19/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Sala de Trofeos

Mensaje por Sydney C. Márquez el Mar Mar 19, 2013 9:04 pm


Su plan no estaba funcionando como quería. ¡No iba a permitir que Mandrágora se saliese con la suya! Pensó y pensó. A lo mejor le venía bien jugar con la duda... Pero haría lo que sea por ganar la guerra ante Mandrágora. Luego presumiría de su victoria y tendría a su enemiga bajo sus pies, llorándole y rogándole que le perdonara. JÁ. Ella tenía la culpa de su gran susto así que ella tendría que pedirle disculpas.

-Los pistachos no me van a dar dolor de pancita, no no. -negó rotundamente con la cabeza mientras cruzaba los brazos. ¿Por qué osaba a molestarla con sus mejores amigos? -A tí te dará dolor de pancita porque un día de estos... -y arrugó la frente- ... ¡APARECERÁN EN TU COMIDA! -le amenazó furiosa. -¿Y qué pasa si son converse? ¡No lo puedes saber! -sonrió triunfante. La duda traerá a su curiosidad y su curiosidad a su victoria. ¡Sí!
avatar
Sydney C. Márquez
Dependiente de tienda

Mensajes : 474
Fecha de inscripción : 20/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Sala de Trofeos

Mensaje por Mandrágora Betancourt el Sáb Mar 23, 2013 6:57 pm



-¡A QUE SÍ LO HARÁN! -gritó enfurecida, señalando a su mortal enemiga, antes mejor amiga, con su dedo índice. Se encorvó, como si fuese una fierecilla dispuesta a lanzarse sobre su presa, contemplándola con una expresión que era profundamente intimidante. ¿Que los pistachos aparecerían en su comida? ¡Pues ya vería! Alzó sus puñitos, amenazadora, dispuesta a enzarzarse en una pelea de tirones de pelo y escupitajos con Sydney-. Y si aparecen en mi comida... ¡LOS VOMITARÉ EN TU CARA!

¡Já! A que no le gustaría que hiciese eso.

Pero no tardaría en desaparecer su efímera expresión triunfante al escuchar que podían llegar a ser Converse. ¡Márquez era una mala amiga! ¡No quería darle su regalo! Pues ya se las vería con ella-. ¡Dámelo! ¡¡Es para mí! ¡No vale que te lo quedes! ¡Wazooooooooooooooo! -y a su grito kamikaze, se lanzó sobre la chica, dispuesta a arrancarle aquel paquete de sus manos por la fuerza. Nadie se hubiese imaginado jamás que era una brujita de sangre pura, parecía más bien una muggle recién salida del manicomio.


avatar
Mandrágora Betancourt
Jugador de Galovic Profesional

Mensajes : 475
Fecha de inscripción : 19/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Sala de Trofeos

Mensaje por Sydney C. Márquez el Sáb Mar 23, 2013 11:32 pm


Pronto cantaría victoria, sí, por fin. ¡Pronto! Sonrió maliciosamente al escuchar a Mandrágora, aunque no pudo evitar soltar una mueca de asco al escuchar que la vomitaría. No oculto su estremecimiento y empezó a dar saltitos mientras arrugaba su rostro. Lo peor de todo no era el vómito, sino que era el vómito de Mandrágora Very Happy Es decir, era el vómito más pestilente del mundo y ella iba a ser la alfombra que recogería toda aquella sustancia contaminante y... y...

-¡QUÉ ASCO! -exclamó mientras corría hacia las vitrinas. Ahora temía acercarse a ella y que de repente la vomitara, no, no... No se iba a arriesgar. Como era una niña, no tardó en olvidar lo anterior con la reacción de Mandrágora. ¡Bien! Ya casi ganaba. La duda estaba consumiendo a su nueva rival y enemiga de los pistachos. Pero no logró imaginar lo siguiente. Mandrágora parecía una combinación de dementor, licántropo, monstruo, etc... ¡IBA A MORIR! -¡NO ME COMAS, NO NO! -exclamó aterrada mientras era lanzada contra el piso. No le importó el golpe contra el pavimento, ahora iba a morir. -¡MIS TRENCITAS NO, MIS TRENCITAS NO MANDY NO! -gritó a punto de quedarse sin voz. No iba a perder sus trencitas así que dejó rodar el paquete hacia un lado solo para protegerse. Había perdido.
avatar
Sydney C. Márquez
Dependiente de tienda

Mensajes : 474
Fecha de inscripción : 20/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Sala de Trofeos

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.