Pasillo del cuarto piso

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Pasillo del cuarto piso

Mensaje por Sydney C. Márquez el Sáb Ene 07, 2012 4:04 am

Canberra voló por las cabezas del hermano de su dueña con su respectiva novia. Sí, había venido por órdenes de Sydney a molestar un poco Very Happy Bueno, no. Canberra rasgó una bolsa que llevaba con su patita, y a continuación cayeron muchos pétalos de flores sobre ellos. Pétalos de color rojo, oh sí. De color pasión. Canberra dejó caer sobre Andrew una notita que decía.

Spoiler:
Tu novia es como un pistacho para mí. Quiero que te cases con ella ¿me leíste? Si te casas con otra chica, jamás te lo perdonaré.


Atte: Tu pesadilla.

Luego Canberra le jaló el pelo a Andrew y se fue, feliz como un búho pequeño, tras dejar todas esos pétalos rojos. Very Happy Very Happy Very Happy



Lo siento, no pude detenerme. Andrew y Emma son tan cuquis juntos, sdijsidjasdasidjo (L)
avatar
Sydney C. Márquez
Dependiente de tienda

Mensajes : 474
Fecha de inscripción : 20/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Pasillo del cuarto piso

Mensaje por Emma Jenssen el Sáb Ene 07, 2012 8:20 pm

-No ocurre nada. Simplemente, estoy muy a gusto- Dijo Emma con una sonrisa. No quería que Andrew se preocupara por nada, estaba perfectamente. Mejor imposible, a decir verdad. El frío le gustaba, nunca había sido capaz de elegir entre el invierno y el verano. Ambas temporadas tenían su parte buena, y su parte mala. Le hacía ilusión que el joven quisiera su ayuda, y que ella pudiera ofrecérsela. La última vez lo habían pasado bien, realmente bien. Pero quería estudiar de verdad, mejorar sus calificaciones y luego ya pensarían en diversión- Oh, pues cuenta con mi ayuda, amor- Declaró. Tenía ganas de hacer algo bonito, una sorpresa. Sabía que a Andrew le haría ilusión, y pasarían una noche especial- No te voy a contar nada, sino no tiene gracia- Dijo riéndose- Tu cofia en mi, será increíble.


Se acurrucó un poco más, iba a contarle aquella tarde- ¿Bien? Andrew, jamás nadie me había tratado como me trató tu hermana el otro día, fue tan... pff... No tengo palabras- Había sido rara aquella tarde, pero nunca se había sentido de aquella manera- Sydney me dijo unas cosas tan bonitas... Acabamos llorando las dos, hablamos, y bailamos... Es una chica genial- Afirmó entusiasmada- Te voy a contar un secreto, algo que solo sabe ella. Pero me tienes que prometer que no te reirás- Le avisó. Una vez le hizo prometer al joven aquello, empezó- Estaba en la Aula Vacía, no había absolutamente nadie por los pasillos. Pensaba que estaba yo sola, así que me senté tranquilamente en una de las mesas y empecé a tocar la guitarra, tú ya me has escuchado tocar la guitarra... -Añadió- Sin embargo, estuve haciendo algo que nadie sabía que hacía, que es cantar. Justo en ese momento apareció tu hermana y me pilló. Se emocionó al escucharme, y yo me emocioné al hacer sentir a alguien todo aquello que ella había sentido al escucharme.- Le miró de reojo, pues acababa de confesar algo que no era fácil para ella- Y no, no me pidas que cante porque no lo haré.

En ese momento, una lechuza apareció y soltó pétalos rojos encima de ellos. Emma se sentía perdida, no entendía nada en absoluto. Cayó una nota, la cual leyó junto a su novio. No se lo podía creer, Sydney. No pudo evitar reírse, pues aquellas palabras le resultaban bastante graciosas. Miró a Andrew, esperando ver su reacción. Aquello si que era una sorpresa.
avatar
Emma Jenssen
Caeruleum de séptimo

Mensajes : 392
Fecha de inscripción : 04/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Pasillo del cuarto piso

Mensaje por Andrew R. Márquez el Dom Ene 08, 2012 7:20 pm

Esbozó una pequeña sonrisa al escuchar que Emma se sentía a gusto a su lado, no hacía falta decir que él también estaba muy a gusto con ella. Inclinó un poco la cabeza y le dió un beso en la frente, pudo sentir el perfume que emanaba de su pelo, era delicioso. Un cosquilleo le recorrio el cuerpo de pies a cabeza, estaba perdidamente enamorado de aquella chica.
-Genial-. Le contestó seguro de que practicamente no había ninguna posibilidad de que desaprobara los exámenes ahora. Lo que fuera que Emma estuviese preparando para ellos le asustaba un poco, pero sólo por el echo de no tener el control, de ir hacia lo desconocido. No estaba acostumbrado a eso, pero confiaba ciegamente en su novia y sabía que tenía que contener sus impulsos por tratar de averiguarlo todo. -Esta bien, si tu lo dices-. Dijo con tono de resignación.
Emma se acomodó en sus brazos y Andrew le abrazó para sostenerle, acto seguido la muchacha comenzó a relatarle los hechos que había compartido con su hermana, a lo que Andrew no pudo evitar quedarse completamente mudo. A veces su hermana podía ser tan.. impredecible. Estaba realmente interesado en saber cómo había transcurrido aquella tarde y no le importaba escuchar los detalles. -¿Bromeas? ¡Jamás podría reirme de ti, lo prometo!-. Respondió lleno de ansiedad. Lo que vino después le dejó literalmente boquiabierto, por un lado lo talentosa que Emma podía ser, ¡Era como una caja de pandora! Nunca terminabas de descubrir sus secretos. Por el otro lado estaba Syd, que al parecer había conectado con su novia de una forma que nunca podría haber imaginado, eso tenía que agradecercelo. Sonrio, más que satisfecho por lo que acababa de escuchar, pero luego volvió a enserieserse, ¡No era justo que Emma cantase para su hermana y no para él! ¡Claro que no! -¡Emma! Lo que cuentas es.. increible pero.. ¡No es justo que Sydney pueda escucharte y yo no!..Yo quiero que cantes para mi..-. Le dijo, primero un tanto ofendido y luego poniendo cara de perrito mojado.
Segundos despues una lechuza perfectamente reconocible para él penetró en el pasillo, y luego de dejar caer sobre ellos unos cuantos petalos de rosas rojas, les entregó una nota. No pudo evitar reirse al leerla, por su puesto que era su pesadilla, la muy sabandija le acompañaba a todas partes. Miró a Emma con una sonrisa en la cara, ella tampoco había tardado demasiado en averiguarlo.
avatar
Andrew R. Márquez
Sin empleo

Mensajes : 294
Fecha de inscripción : 19/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Pasillo del cuarto piso

Mensaje por Emma Jenssen el Dom Ene 08, 2012 7:56 pm

Se sentía cómoda, a gusto, y protegida. Como si nada malo pudiera pasarle. Cuando estaba con Andrew, se sentía de nuevo como en casa. Como si estuviera justo donde debía estar. ¡Bien! El echo de ayudarle a estudiar, les haría pasar más tiempo juntos. Se esforzarían, y entre los dos conseguirían mejorar las calificaciones. Y ya luego... se divertirían. Jamás nadie había conseguido provocar todo eso en Emma, él era capaz de hacerla reír, llorar, divertirse, enfadarse, darle importancia a los pequeños detalles, y hacer que se sintiera bien, incluso en el peor momento. Le mostraba confianza, cariño, pero también podía provocar en ella celos. Ella nunca había sido una chica posesiva, sin embargo, ahora cualquier chica era como una amenaza para ella. Pero cuando le veía, cuando le sonreía... hacía que todo perdiera su importancia, que no existiera nada más que ellos dos.

Aquella sorpresa sería genial, estaba completamente segura de ello. Lo prepararía para que todo saliera perfecto, y luego le enviaría la lechuza a Andrew para que acudiera a la cita. Sería una noche especial, inolvidable y romántica. Se lo pasarían divinamente y disfrutarían de un delicioso picnic a la luz de las velas y acompañados por la luna de aquella noche.

-No me hagas esto...- Dijo negando con la cabeza con una sonrisa. Se sentía incapaz de ponerse a cantar, le daba tanta vergüenza que solo con pensarlo ya se ponía como un tomate- Andrew... Pfff... Syd me escuchó por casualidad, yo no sabía que estaba allí...- Se excusó. Aunque debía admitir que luego había cogido confianza y había cantado de nuevo- Además, necesitaría mi guitarra. Y no la tengo aquí...- Aseguró.

Andrew la miró con una sonrisa y con la nota en las manos. Emma no podía evitar reírse, no esperaba nada de aquello y la había tomado por sorpresa. Sydney era realmente imprevisible. ¿Y quien dice que nadie puede estar en dos sitios a la vez? Jenssen miró a su novio- Tiene carácter... -Afirmó sonriente. En la mente de la joven apareció en ese momento Syd, con carpetas y carpetas. Con unos auriculares hablando con miles de personas a la vez. Organizando aquella boda. Y aunque eran demasiado jóvenes para pensar en todo aquello, a Emma no le desagradaba la idea. En un futuro.
avatar
Emma Jenssen
Caeruleum de séptimo

Mensajes : 392
Fecha de inscripción : 04/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Pasillo del cuarto piso

Mensaje por Andrew R. Márquez el Lun Ene 09, 2012 10:17 pm

Estar allí sentado junto a Emma era muy placentero, el clima en el pasillo era calido y sólo faltaba un poco de musica para que terminaran de relajarse, de hecho podía echarse a dormir tranquilamente si quería. Comenzó a acariciar el cabello de su novia y apoyó su cabeza contra la pared, hacía demasiado tiempo que no hacian aquello, pasar el rato juntos, y sólo podía hacerlo con ella porque en todo el tiempo pasado en Clevermont jamás había conectado tanto con una chica, ni siquiera con Eter, que era su mejor amiga. Emma era una muchacha que, además de ser increíblemente hermosa, lograba sacar lo mejor de Andrew y hacía que sintiera una armonía sobrenatural que le llenaba de felicidad, con ella no había nada que pareciera imposible.

No iba a rendirse, tenía que conseguir que Emma cantase para él, además ella sabía perfectamente las consecuencias que traería que le contara lo que había sucedido con Syd y aún así había continuado, así que ahora tendría enfrentar la situación. -No, tú no me hagas esto. Si fue por casualidad cualquiera podría haberte escuchado, incluso Michael Perkins podría haber estado por ahí y haber tenido el privilegio que yo no tengo-. Dijo exagerando un poco la situación, y al instante se arrepintió de haber mencionado a Perkins. -Puedo esperar a que la busques-. Continuaba resistiendose a la idea de perder aquella pequeña batalla, pero sabía que iba hacerlo tarde o temprano.

-Es una completa metiche-. Contestó al comentario que Emma había hecho sobre su hermana, por más que las cosas estuvieran mejorando entre ellos, no iba a halagarle ni mucho menos.
avatar
Andrew R. Márquez
Sin empleo

Mensajes : 294
Fecha de inscripción : 19/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Pasillo del cuarto piso

Mensaje por Emma Jenssen el Sáb Abr 07, 2012 7:26 pm

Con rapidez entró en su habitación. Estaba loca, ¿pretendía cantar delante de Andrew estando tan nerviosa..? Haría el ridículo. Nunca había actuado, ni nada parecido delante de nadie. Era cierto, lo había hecho delante de Sydney, había tocado la guitarra y cantado pero ella, en un principio, no sabía ni que la joven se encontraba allí. Después no le había quedado otra opción. Si, debía admitir que se había sentido cómoda y en confianza, pero... ¿Y si a Andrew no le gustaba? ¿Y si se avergonzaba? Tenía que hacerlo. Adelante, afrontaría las consecuencias. Le pagaría un audífono si le dejaba sordo, o pagaría los cristales que acabaran rotos. Tomó aire, cogió su guitarra y con la misma velocidad con la que había ido, volvió a las escaleras.

Allí seguía él, sentado. Esperándola. Se detuvo un instante, observándole. ¿Como podía ser tan guapo? De verdad se lo preguntaba. Sus ojos, sus labios, su pelo revuelto. Todo, absolutamente todo le encantaba. Quizá, para los demás no era perfecto, pero para ella lo era. Si, totalmente. Podía pasarse horas y horas mirándole, porque estaba segura de que no se cansaría. Nunca. Una sonrisa se asomó en sus labios, que tonta se ponía. Que enamorada estaba... Y no, no le daba vergüenza. En absoluto. No tenía problema en gritarle al mundo lo que sentía por ese chico, lo haría sin ruborizarse. Orgullosa y contenta. Feliz. Quizá si que tenía un poco de miedo, miedo a que un día todo eso que ahora ella necesitaba, sus abrazos, sus besos, sus caricias desaparecieran. Que él se desvaneciera. Pues, era demasiado importante para ella como para permitirse perder-lo. Y la atemorizaba un poco que algún día, todas sus pesadillas, se hicieran realidad.

Un poco roja se sentó delante de Andrew- Aquí estoy- Dijo- Vamos a ver, voy a tocar y a cantar para ti... Pero con la condición de que no te rías y que a pesar de que no te guste, de que te deje sordo o de que sea la peor tortura que puedas sufrir jamás, nunca me dejarás. Me querrás igual, ¿vale?

Una vez más, suspiró. Cerró los ojos y empezó. Con un poco de valor, unas estrofas más tarde le miró a él sin parar de cantar. Sus manos seguían tocando las cuerdas de la guitarra. Y los nervios iban desapareciendo, ya no había marcha atrás.
avatar
Emma Jenssen
Caeruleum de séptimo

Mensajes : 392
Fecha de inscripción : 04/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Pasillo del cuarto piso

Mensaje por Andrew R. Márquez el Sáb Abr 07, 2012 11:53 pm

Por muy extraño que le pareciera, le había ganado una batalla a Emma. Su novia se había puesto en marcha en busca de su guitarra. Andrew permaneció allí sentado por varios minutos, pensando en aquella muchacha de ojos azules que le quitaba el aliento. Le costaba tanto comprender cómo podía haberlo elegido, cómo había podido fijarse en él, que no era más que un chico común y corriente, sin nada de especial. Dejó caer su cabeza contra la pared y cerró los ojos, por un momento se preguntó si Emma volvería o si lo había engañado para escapar de aquella situación. Sus dudas se desvanecieron al instante en el que la muchacha dobló por el pasillo de cuarto piso. Una sonrisa de oreja a oreja se dibujó en su rostro, era la mujer hermosa que había visto jamás.
No pudo reprimir una carcajada ante las condiciones que imponía. -Vale-. Respondió sin más para dejarle a gusto.
Se acomodó en frente de ella emocionado ante del hecho de que iba a oírle cantar, no quería perderse un solo detalle.

La guitarra fue lo primero que sonó, y Andrew no se sorprendió de que pareciese una profesional tocando aquel instrumento, tenía claro lo exigente que era Emma con las cosas que se proponía. Lo siguiente fue su voz, increíblemente dulce y afinada, no parecía haber una nota que no pudiera alcanzar. Eso sí que fue una sorpresa para él, dejó caer su mandíbula y estuvo a punto de perder la compostura, ¿Es que acaso había algo de Emma que no repercutiera en si mismo? Escuchó toda la canción como sumido en un letargo embriagador del que hubiera deseado no salir jamás. Al final, comenzó a aplaudir como un idiota, una parte de su cerebro le enviaba a hacer una reverencia pero logró controlar su emociones.
No hubo palabras, no cabían en su boca. Le besó apasionadamente por varios segundos. El antídoto que le devolvía por completo a la realidad.
-Wooou, no sabía que mi novía era una estrella musical-. Dijo al fin, acompañando con una beso en la mejilla. -En serio Emma, eres espectacular-.
avatar
Andrew R. Márquez
Sin empleo

Mensajes : 294
Fecha de inscripción : 19/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Pasillo del cuarto piso

Mensaje por Emma Jenssen el Dom Abr 08, 2012 3:22 pm

Sus mejillas se enrojecieron al instante sin poder evitarlo. ¿De verdad lo estaba haciendo? Andrew la miraba asombrado, ella seguí cantando y le sonreía mientras la melodía de la guitarra seguía inundando aquel pasillo. De golpe, el nudo que minutos antes se le había formado en el estomago desapareció. Los nervios se desvanecieron y tubo la sensación de que un manto de tranquilidad y serenidad había caído sobre ellos. Podía parecer una tontería, pero sentía que solo existieran ellos dos, y que nada, absolutamente nada malo sucedería jamás si permanecían allí, de aquella manera.

La canción terminó y él aplaudió. Los ojos de Emma se iluminaron, pensaba que le estaba tomando el pelo. ¿Como podía gustarle? ¿De verdad? Quizá no era tan mala, o tal vez... Andrew la quería demasiado. Sin decir nada la besó. Un beso que la tomó por sorpresa, pero que correspondió de buena gana. Acarició una de sus mejillas, mientras sujetaba la guitarra con la otra mano. Él no era perfecto, ella tampoco... Pero si, eran perfectos el uno para el otro. Y eso se veía a simple vista, cualquier persona se habría dado cuenta de que lo que ellos mantenían, nadie podría romperlo. Era demasiado fuerte como para poder hacerlo.

Una sonrisa volvió a asomarse en sus labios al escuchar aquellas palabras- Una estrella musical- Reafirmó mirándole- ¿Espectacular yo? Exageras... No soy nada del otro mundo, una del montón- Dijo ella. Dejó el instrumento a un lado- ¿De verdad te ha gustado?- Preguntó.

Tenía suerte, mucha suerte. No todo el mundo tenía a alguien así a su lado. Una persona que le diera fuerzas para seguir adelante cada día, que la ayudara en cualquier cosa. Que la hiciera sonreír, ilusionar, y soñar. Ese chico que hacía que cualquier cosa fuera posible si ambos estaban juntos. Así se sentía ella, de una manera indescriptible cada vez que estaba junto a Andrew. No podía estar triste cuando estaba con él, no podía hacer más que reír y sentirse feliz. Y eso era algo que le gustaba. Supuso que era por eso que quería pasar tanto tiempo con él, porque no importaba como, donde, ni porque. Sino el hecho de que estuvieran juntos. Andrew y Emma.
avatar
Emma Jenssen
Caeruleum de séptimo

Mensajes : 392
Fecha de inscripción : 04/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Pasillo del cuarto piso

Mensaje por Andrew R. Márquez el Sáb Mayo 05, 2012 5:50 am

Pero claro que Emma jamás admitiría su talento, modestia aparte diría su padre. Mientras tanto Andrew continuaba sonriendo como un tallarin en su salsa, escuchar a su novia cantar era lo más hermoso y placentero que le había ocurrido. -Tonta, yo jamás te mentiría. Y no eres del montón, te lo puedo asegurar.. si sólo dejaras que mas gente te escuchase...-. Le dijo como quién no quiere la cosa.

Lo cierto era que toda aquella situación le hacía reflexionar, no había una sola cosa en Emma que no le gustase, que lo hiciera sentir incómodo o algo por el estilo. Cada cosa nueva que descubría en ella producía una increíble sensación, creía que no podía gustarle más, pero siempre le sorprendía con algo nuevo que hacía que su corazón pareciera cada vez mas dispuesto a explotar. A pesar de que eran muy jóvenes, le amaba por encima de todas las cosas, y de algo estaba seguro, quería que aquello durase para siempre. Una única y alocada idea pasó por su mente. Quería, más bien necesitaba demostrarle su amor pero, ¿Cómo iba ella a reaccionar? ¡A penas estaban terminando el "secundario". No, era una estupidez, haría el ridículo si se lo preguntaba. Por otro lado, deseaba tanto unirse a ella...
-Emma-. Dijo luego de unos minutos de silencio. -Yo no soy un gran cantante como tu pero, quiero cantarte una canción-. Sería un buen comienzo para ver cómo respondía a aquello, una especie de tanteo.
Sin más, Andrew tomó la guitarra con suavidad y, sin quitar la vista de los ojos de Emma, comenzó a tocar la melodía
.
avatar
Andrew R. Márquez
Sin empleo

Mensajes : 294
Fecha de inscripción : 19/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Pasillo del cuarto piso

Mensaje por Emma Jenssen el Lun Jun 18, 2012 9:51 am

Estar ahí con Andrew era lo mejor que podía estar haciendo en aquel y en cualquier otro momento. Pasar rato a su lado era como estar de vacaciones, podía relajarse, no dejaba de sonreír, se sentía cómoda y como en casa. Se alejaba del mundo, aunque fuera solo una o dos tardes. Pero con él siempre era así, todo lo demás desaparecía cuando estaban juntos, y además, el tiempo pasaba volando. Las horas parecían minutos, y los minutos segundos. No era suficiente tiempo para ella, y siempre se entristecía un poco a la hora de despedirse.

-Una del montón, ya te digo- Dijo con una sonrisa. Le tendió la guitarra cuando vio que se proponía tocarla. Nunca había escuchado a Andrew tocarla, y mucho menos cantar. Y le hacía mucha ilusión hacerlo por primera vez. Dejo mostrar esa felicidad y se apoyó en la pared, mirando a su pareja.

avatar
Emma Jenssen
Caeruleum de séptimo

Mensajes : 392
Fecha de inscripción : 04/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Pasillo del cuarto piso

Mensaje por Andrew R. Márquez el Dom Jul 15, 2012 7:52 pm

Andrew finalizó la melodía con una sonrisa, cantar no era su fuerte pero no veía razón para no hacerlo, además, a Emma parecía haberle gustado. -No estoy ni cerca de ti pero espero que te haya gustado de todas formas-. Dijo un poco tímido.
Miró a Emma por varios segundos a los ojos y muchísimos cosas pasaron por su mente. Supo que jamás estaría más feliz que estando a su lado, estaba dispuesto a compartirlo todo...
-Cásate conmigo, Emma-. Las palabras salieron de su boca casi sin que se diera cuenta, era una locura, tan jovenes.., pero así lo sentía.
avatar
Andrew R. Márquez
Sin empleo

Mensajes : 294
Fecha de inscripción : 19/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Pasillo del cuarto piso

Mensaje por Emma Jenssen el Vie Feb 15, 2013 9:17 pm

Emma siempre había sido una chica soñadora. Las nubes, ese lugar en el que tanto tiempo pasaba. Sin embargo, jamás habría imaginado nada mejor que aquello. Encontrar a un chico tan encantador, entregarle su confianza y corazón como amiga, y luego como algo mucho más que eso. Era bonito ver como la relación de Andrew y Emma había evolucionado. Hacía ya bastantes meses de aquel baile que a ambos les había echo dar cuenta de las cosas, de sus propios sentimientos. Todo había dado un vuelco de la noche a la mañana. Si, Emma le quería. Más que a nada en el mundo entero. Y nunca habría podido soñar en un príncipe más perfecto que aquel.

Cerró los ojos, escuchando como aquel muchacho que la volvía completamente loca, lo hacía una vez más. Su respiración era entrecortada en aquel momento. Temblaba y se le erizaba el bello al escuchar esa melodía, esa voz que hacía que se elevara mucho más del suelo. Que hacía que el cielo no fuera el limite. Estaba emocionada, nerviosa, sentía algo en el estomago. Mariposas, quizá. Sino, algo muy parecido. No podía reprimir las ganas de echarse encima de Andrew, abrazarle y besarle para no soltarle nunca. Terminó y eso mismo hizo. Sin importarle nada, ni la guitarra, ni el frío suelo, se lanzó- Oh, Andrew...- Dijo- No sé que decir, me has dejado sin palabras. Me ha encantado, ¿como no va ha hacerlo? Si es precioso, tu voz... ¡Eres perfecto!- Y sin dejarle segundos para reaccionar, le besó en los labios. Un poco más calmada se separó y volvió a su lugar. Le miró, si, esa mirada suya que hacía parecer-la un poco tonta, pero no lo era, simple y sencillamente estaba enamorada.

Sus ojos se abrieron como platos y su corazón se paró de golpe. Aquellas palabras. Se asustó, pero no echaría a correr. Era algo que había pasado por su mente en más de una ocasión, quizá no como algo inmediato. Pero había llegado a soñar en casarse con Andrew, se había imaginado sus vidas. Juntos, con sus trabajos, con un par de niños alomejor... Sin embargo, algo dentro de ella le hacía pensar que él se había precipitado, que no lo había pensado lo suficiente y que las palabras habían salido sin querer de su boca. Y eso si que le daba miedo, que no estuviera seguro de lo que había dicho. Porque ella tenía clara la respuesta, estaba segura de ella. ¿Y si él no lo tenía? ¿Y si se precipitaban? ¿Sería un error? ¿O el mejor de los aciertos? - Andrew... ¿Estas seguro? ¿Realmente lo quieres? ¿Me quieres lo suficiente como para casarte conmigo?
avatar
Emma Jenssen
Caeruleum de séptimo

Mensajes : 392
Fecha de inscripción : 04/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Pasillo del cuarto piso

Mensaje por Andrew R. Márquez el Jue Feb 21, 2013 4:20 am

Le pareció que habían pasado horas desde que había emitido aquella pregunta, sintió como se le ponía la piel de gallina, ¿Qué iba a responder Emma a aquello? ¿No se daba cuenta que lo mas probable era que ella dijera que NO?. Era obvio que no iba a querer involucrarse de esa manera con alguien siendo tan jóvenes, no porque no le quisiera, pero era lo mas lógico que no pretendiera celebrar un compromiso tan importante a estas alturas de su vida. Sin embargo, las palabras habían salido de lo mas profundo de su corazón, y eran realmente sinceras, casarse con Emma era lo que el mas deseaba en el mundo, tenia claro que aun era un crío y le faltaban muchas experiencias en la vida como para asegurarse de que estaba haciendo las cosas bien, pero nada de eso importaba, no quería perder un minuto mas separado de la mujer de sus sueños, y su corazón le decía que no iba a arrepentirse. Aun así, supo que quizá lo había arruinado todo, que para cuando levantase la vista Emma habría salido corriendo, creyendo que era un demente. Cerro el puño y noto como le transpiraban las manos, estaba nervioso, Emma continuaba a su lado, y, por primera vez en mucho tiempo, temió por la respuesta que escucharía a continuación.

-Emma, yo te amo-. Respiro, ella había respondido algo dubitativa, pero al menos no le había rechazado, aun. De todas formas ya no tenia miedo de expresarle sus sentimientos, tenia que arriesgarse. -Y siento que no quiero pasar ni un segundo mas separado de ti, ¿Entiendes?. Es una locura, lo se pero, ¿Por qué esperar?.. Nunca estuve mas seguro en mi vida-. Continuó mientras le tomaba suavemente la cara con ambas manos. Le miro a los ojos suplicando algún tipo de respuesta, fuese la que fuese.
avatar
Andrew R. Márquez
Sin empleo

Mensajes : 294
Fecha de inscripción : 19/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Pasillo del cuarto piso

Mensaje por Emma Jenssen el Jue Feb 21, 2013 4:43 pm

Emma no se podía creer nada de lo que estaba sucediendo. ¿A caso soñaba? Necesitaba que le pellizcaran el brazo para comprobar que se trataba de la mismísima realidad. Había pasado muchas veces por su cabeza la idea de casarse, nunca tan pronto y joven. ¿Y si no salía bien? Se estaban arriesgando demasiado. ¿No tenían toda una vida por delante? ¿Y si después se arrepentían? ¿Eran lo suficientemente maduros y se querían tanto como para unirse para siempre? ¿Y si uno de los dos acababa por echarse para atrás? Miles de dudas asaltaban su mente en aquel momento. No podía pensar con claridad. Miró a Andrew sin saber muy bien que decir. Las palabras se oponían a salir de su boca, su corazón iba a mil por hora. Cada parte de su cuerpo temblaba, nunca había estado tan nerviosa como en aquel instante. Suspiró una vez, un suspiro largo que hizo que la tensión abandonara un poco a Emma. De nuevo miró al suelo, cerró los ojos con fuerza y apretó los puños. ¿Y si...? Todo el rato se preguntaba lo mismo, y no acababa de encontrar una respuesta para todas sus preguntas; ¿Y si...? Por otra parte, ¿Que pensarían sus padres? ¿Y los de Andrew...? Una y otra duda más.

Alzó de nuevo la mirada, sus ojos se encontraron con los de él. Una sonrisa tímida se posó en los labios de Jenssen. ¿Que había sido eso? En el fondo lo sabía, siempre lo había hecho. Tenía esa respuesta que tanto había deseado durante los últimos minutos. No tendría que haber sido tan difícil; lo único que tenía que hacer era escuchar a su corazón más que a su cabeza. Solo entonces descubriría que era lo que verdaderamente quería y necesitaba hacer. La decisión que tenía, y que de hecho, ya había tomado.

Andrew tomaba suavemente su cara con ambas manos. Todas aquellas cosas, aquellas palabras tan bonitas significaban mucho, muchísimo para Emma. Sin saber muy bien como responder, se lanzó hacía aquel muchacho que le había propuesto compartir sus vidas. Márquez cayó de espaldas al suelo, y ella encima de él. No lo pensó dos veces, le besó. Con muchas ganas. Dulcemente y rodeando su cuello- ¡SI!- Exclamó riendo- Esto es una locura... - Comentó- ¿Pero sabes? Cuando el amor no es locura, no es amor.
avatar
Emma Jenssen
Caeruleum de séptimo

Mensajes : 392
Fecha de inscripción : 04/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Pasillo del cuarto piso

Mensaje por Andrew R. Márquez el Dom Feb 24, 2013 10:17 pm

Andrew Marquéz era un chico sencillo, inquieto, extrovertido, cariñoso, y muy sociable, entre otras características; y tenia apenas diecisiete años, estaba en el ultimo año de Clevermont y planeaba convertirse en medico. No tenia la menor idea de qué le depararía el futuro pero de algo estaba seguro, estaba enamorado; había encontrado a la mujer de su vida. Todo había pasado tan rápido y el amor había sido correspondido con tanta naturaleza que casi no podía recordar un momento de su vida durante el cual estuviesen separados. Se sentía un muchacho realmente afortunado por eso y estaba dispuesto a hacer lo que sea para demostrarle su amor a Emma. Emma era una chica encantadora, tenia unos ojos y una sonrisa con las que podría llegar a donde quisiera, pero lo mas importante de todo era que ademas de ser hermosa, era su amiga. Durante todo aquel tiempo juntos, siempre había estado a su lado, jamás le había abandonado ni decepcionado, era una de las mejores persona que había conocido jamas y le había elegido a el. Cuando Andrew y Emma estaban juntos parecía que todo estaba en su lugar, todo encajaba. Estaban hechos el uno para el otro y Andrew estaba seguro que ambos se daban cuenta de eso y era la razón por la cual no sentían dudas ni miedo al hablar de matrimonio, estaban dispuestos a intentarlo.

Cuando Emma se abalanzo sobre el y le beso en los labios, supo que todo había valido la pena, ella le amaba, pero cuando ella pronuncio la palabra "Si" todo lo que estaba a su alrededor desapareció, lo único que quedaba, lo único que veía, era la silueta de la muchacha frente suyo, riendo, feliz de estar a su lado. Creyó por un momento que no era real, que estaba alucinando pero no le importó, si así era, no quería volver a la realidad. Un sonrisa de oreja a oreja se poso en sus labios y sin emitir palabras estiró los brazos para abrazar a la muchacha que pronto sería su esposa.
avatar
Andrew R. Márquez
Sin empleo

Mensajes : 294
Fecha de inscripción : 19/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Pasillo del cuarto piso

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.